| 4/11/2012 5:00:00 AM

La mala hora del negocio de impresión de Carvajal

Se retira José Miguel Guzmán, presidente de Carvajal Soluciones de Comunicación. Este es uno de los pasos para la reestructuración de la empresa caleña a esta unidad de negocios, que en el último año reportó pérdidas operacionales. Por ello está en marcha un plan de reducción de gastos que incluyó concentrar su producción en Bogotá.

Carvajal Soluciones de Comunicación, antes Cargraphics también está en pleno proceso de reestructuración, la salida de su presidente, José Miguel Guzmán, el próximo 18 de abril es una de las medidas que están en marcha para alivianar los gastos de la empresa, así lo confirmó, Ricardo Obregón, en exclusiva a Dinero.com. En los dos últimos años el Grupo ha vendido o cerrados varias de sus unidades de negocio.

El año pasado la unidad de impresión de la avenida El Dorado fue trasladada a su sede de Montevideo, donde han concentrado toda su actividad de impresión. A este mismo lugar se trasladó la operación de Santander de Quilichao, donde imprimían los directorios telefónicos. Sin embargo esta jugada no bastó para moderar los gastos, por eso se tomó la decisión de mover a la capital la operación de la antigua Cargraphics.

“Pero a pesar de esas jugadas, aún así seguíamos –colgados-, y por eso volvimos a hacer un trabajo para alivianar los gastos de la compañía, porque efectivamente el Presidente se retira en el mejor de los ánimos. Sabemos que si queremos que la empresa se mantenga tenemos que recortar gastos para llevarla a un punto donde sea más eficiente”, dijo Obregón.

Los cambios en su actividad operacional también permitirá competir con las demás empresas del mercado. Por ahora el vicepresidente de Gestión Humanos, Jorge Pinto, será quien quede cargo de la empresa.

Obregón reconoció que no habrá un recorte masivo de personal, “las personas que se están retirando ya fueron informados todos, de manera que no hay una desbandada, solo se trata de un ajuste, que consideramos que se pude hacer para estar a la altura de la industria”, aclaró.

Esta jugada empresarial permitirá un ahorro cercano al 5%, que le permita continuar en el sector.

El negocio de impresión siempre ha sido emblemático para la empresa, pues el hoy conglomerado empresarial surgió en 1904 cuando la familia Carvajal decidió apostarle al negocio de impresión en una época en donde nadie pensaba en cosa distinta al comercio, la venta de tierras, la ganadería y el transporte por caminos de herradura. Tan solo pensar en que esta unidad de negocios pueda desaparecer, sería un golpe importante a una historia de negocios de más de 100 años.

Hay dos factores que han impactado directamente el desarrollo de esta industria: la revaluación y el auge de los formatos digitales, “entre el 2009 y 2010 se dio un retroceso significativo en ventas, en 2011 estábamos llegando a equilibrio, pero es evidente que es una industria que está aporreada porque antes Colombia exportaba una cifra significativa, pero producto de la revaluación nos ha hecho perder competitividad y toda la capacidad instalada se volcó al mercado doméstico y se dio una guerra de precios, donde prácticamente todos se aprovecharon”, relató el Presidente de Carvajal.

Carvajal Soluciones de Comunicación realizó una inversión sustancial para unificar sus plantas de producción en Bogotá, y para consolidar una oferta comercial atractiva, que implicó una inversión que ascendió a US$14 millones. Sus ingresos operacionales fueron de US$109 millones en 2011, que fue ligeramente inferior a la del 2010.

Esta empresa es la encargada de imprimir revistas, publicomerciales y periódicos como El Espectador, y a pesar de los recortes de presupuesto todos su productos los seguirán haciendo.

Las operaciones en Brasil y México no tendrán modificaciones con estos cambios que están en marcha. Con estos cambios la empresa está tratando de alejar lo que más se pueda las posibilidades de venta.

Desde hace dos años el Grupo Carvajal emprendió un plan de cambio en su estrategia de negocios.


En septiembre del año se anunció la decisión de no seguir invirtiendo en las líneas del negocio del Grupo Editorial Norma, que permanezcan por fuera del mercado educativo, viéndose afectados los libros que hacen parte de las ramas de Ficción y No Ficción (donde se concentran sus productos literarios más importantes), así como las áreas de autoayuda y los Verticales de bolsillo.

En días pasados Carvajal vendió a Cadena la UEN de Valores, uno de sus negocios correspondientes a la impresión de productos de seguridad en papel, como cheques, loterías, chance y otros similares.

El 14 de marzo de este año Alusa S.A., empresa chilena controlada por el Grupo Luksic, y la Sociedad de Inversión Nexus Capital Partners III, acordaron la compra de Empaques Flexa S.A.S., empresa de envases flexibles colombiana, propiedad del grupo Carvajal S.A.

En su momento se argumentó que la adquisición se enmarcaba dentro de la estrategia de las compañías de consolidar su posición como actores relevantes en la región.

Carvajal, que tiene presencia en 15 países y es también dueño de la marca Norma.

Sin embargo la empresa ha extendido sus inversiones e los sectores que consideran relevantes. En noviembre del año pasado Carvajal Empaques llegó a un acuerdo para adquirir Empaques Kudas en Chile, empresa líder en la producción de envases rígidos termoformados en 5 continentes, y la dejó como uno de los jugadores más importantes de Latinoamérica en este sector, que se sumó a la adquicisión de Convermex en México.

Al tiempo que destinaron US$9 millones entre el 2011 y el 2014 para incursionar en el mercado de envases desechables en Colombia, con un portafolio que se comercializará bajo la marca WAU!. Con esto capitalizó sus experiencias de El Salvador y Perú, mercados en los cuales es líder.

Preciosamente su unidad de empaques está a la espera de la autorización de las Superintedencia Financiara para incursionar en la Bolsa de Valores de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?