| 7/28/2011 12:20:00 PM

La guerra de los números

Con la nueva Ley de portabilidad numérica los usuarios no solo podrán cambiar de empresa celular sin perder su número; también se reavivará la pelea entre los operadores móviles del país.

A partir de mañana 29 de julio, Colombia entrará en la onda de la 'portabilidad numérica' que, en otras palabras, permitirá que los usuarios se lleven su número de teléfono celular a donde quieran. Las personas serán dueñas de sus líneas móviles y decidirán qué empresa deberá gestionarlas.

Hasta ahora, los usuarios se veían obligados a continuar con un operador, así tuvieran un mal servicio o fuera más costoso, por el miedo a perder el número de teléfono que tienen sus contactos o usan en sus negocios. Esta Ley obliga a los operadores a trasladar las líneas telefónicas a otras compañías, cuando y como la persona así lo quiera. Esto incluye también el prefijo que tenían antes (310, 315 o 300, por ejemplo), de tal manera que el número siga siendo el mismo.

Según Christian Lizcano, director de la Comisión de Regulación de las Comunicaciones (CRC), la nueva Ley ayudará a dinamizar el mercado celular en varios aspectos, como precios, servicio al cliente y cobertura. "Las empresas intentarán retener a sus usuarios, al tiempo que convocarán a los de otras compañías a través de promociones. En ambos casos ganará el consumidor", comenta.

Así mismo, como los usuarios ya no podrán identificar al proveedor de servicio por sus prefijos, la norma contempla que los operadores deben añadir una señal sonora que les indique esto. "Las empresas incluirán una grabación que diga a qué empresa pertenece el número al que llaman, para que determinen los costos de sus llamadas si cambian de red", indica Lizcano.

En este sentido, todas las empresas han realizado inversiones para adecuar sus sistemas para la administración de otros prefijos, las cuales superan varios millones de dólares. Por ejemplo, mientras la renovación de la plataforma de Tigo ascenderá a US$9 millones, Avantel ya ha destinado más de US$2 millones para cumplir estas disposiciones estatales.

Como es lógico, los operadores no podrán transferirles el monto de esas inversiones a los consumidores, al punto que la norma contempla penalidades si realizan cobros injustificados cuando comiencen a ofrecer este servicio.

El Corte Inglés, empresa seleccionada por el Gobierno para facilitar y definir los estándares que seguirán las compañías para adecuar el servicio, comenzó las pruebas para garantizar su implementación. En esta etapa, todos los operadores ya deben estar en capacidad de ceder sus números y recibir los de otras compañías.

De cara a los operadores, la analista Everis pronostica que la portabilidad numérica no solo fomentará la competencia sino ayudará a que las empresas más hábiles amplíen su cuota de mercado en segmentos corporativos y de alto consumo donde -más allá del precio- los clientes buscan proveedores con mayor foco en atención al cliente, calidad, cobertura de la red y control de riesgos.

Las empresas celulares son conscientes de la oportunidad que tienen para revitalizar un mercado muy maduro, donde la penetración supera el 95% de la población. "Cuando un usuario cambie de operador, su único punto de comparación será su experiencia previa con otra compañía. El desafío no estará en la oferta comercial sino en ofrecer un mejor servicio posventa", comenta Juan Carlos Acosta, presidente de Tigo Colombia.

En esto concuerda Carlos Mariño, presidente de Avantel, para quien la portabilidad numérica permitirá que los usuarios obtengan los planes que se ajustan mejor a sus necesidades e impulsará los servicios de valor agregado, como servicios de datos y de aplicaciones. "El objetivo es fortalecer nuestro portafolio de productos para brindar mayor satisfacción. Incluso ya hemos certificado todos nuestros servicios con ISO 9001 y fortalecimos la red para ofrecer una disponibilidad de 99,9%", dice.

Juan Carlos Archila, presidente de Comcel, considera que la portabilidad numérica será un beneficio adicional para los consumidores, pero que no necesariamente impactará en las renovaciones de los servicios celulares. "Los usuarios siempre han tenido la posibilidad de escoger el operador que les ofrezca las mejores opciones de planes, servicios y cobertura, razón por la cual esperamos seguir siendo el operador favorito", dice.

De otra parte, para José Manuel Casas, vicepresidente Comercial de Movistar, con la portabilidad numérica se dinamizarán las condiciones de competencia en el mercado. Los clientes contarán cada vez más con mejores ofertas, calidad en el servicio, mayor cobertura y diversidad de planes. “En el caso de Movistar, los usuarios encontrarán dos factores determinantes para unirse a nosotros que claramente nos diferencian de nuestros competidores: la experiencia en el servicio y la innovación de nuestros productos”, agregó.

Por lo pronto, los analistas no prevén que se produzca una avalancha de personas dispuestas a cambiar su servicio cuando entre a funcionar la medida, dentro de un mes y medio. Al fin y al cabo, según un estudio de Everis, la portabilidad aún debe complementarse con otras políticas que ayuden a los consumidores a tomar su decisión; entre ellas, controlar el costo de las penalidades por terminación anticipada de los contratos y obligar a desbloquear los teléfonos subsidiados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?