| 10/29/2007 12:00:00 AM

La franquicia, definición de crecimiento empresarial

En colaboración especial para Dinero.com, Clarke, Modet & Cº - Colombia explica las razones por las cuales la franquicia es considerada como uno de los esquemas de negocio más importantes para el desarrollo del crecimiento empresarial.

Si bien el debate se ha generado hasta hace relativamente poco en Colombia (en comparación con otros países como México y los Estados Unidos), la franquicia ha sido considerada desde hace tiempo como uno de los esquemas de negocio más importantes para el desarrollo del crecimiento empresarial. Esta importancia radica en el hecho que, por tratarse de la réplica de un negocio que ya ha sido lanzado con anterioridad al mercado, y que su éxito ha sido tal que su propietario considere la posibilidad de estandarizarlo y franquiciarlo, el riesgo de fracaso disminuye, traduciéndose en más seguridad comercial y financiera para las partes involucradas que si se tratase de un negocio completamente nuevo e independiente en el mercado.

 

Una de las mayores ventajas contenidas en una franquicia para su dueño o franquiciante, es el hecho que su negocio se expandirá (ya sea nacional o internacionalmente, pero en todo caso incrementando la cobertura en un mercado competitivo) con una baja inversión de su propio capital, ya que si bien le tocará incurrir en gastos mínimos (los cuales serán recuperados), todo lo demás correrá por cuenta del franquiciado, quien es la persona que realmente financiará la apertura del nuevo establecimiento. Adicionalmente, el hecho de decidir expandir su negocio a través de la franquicia le obliga al franquiciante a “poner su casa en orden”. Esto es, estandarizar absolutamente cada aspecto de su negocio (desde lo más relevante hasta el más mínimo detalle), puesto que la garantía de que el franquiciado en efecto replicará fielmente el negocio de la franquicia comienza con una adecuada elaboración de los manuales de operación, que son los documentos encargados de traspasar el know how de la franquicia.

 

Otro elemento para ser tenido en cuenta en relación con las ventajas para el franquiciante, es el hecho que el mismo recibirá, además de una cuota inicial por la venta de su franquicia (comúnmente denominado como derecho de entrada), un ingreso permanente el cual consiste en regalías o royalties, que es el pago constante que realiza el franquiciado al franquiciante con base en un porcentaje de sus utilidades mensuales o bimensuales, el cual deberá encontrarse definido en el contrato de franquicia.

 

Sin embargo, tal vez una de las ventajas más importantes para el empresario que se encuentra interesado en el crecimiento de su negocio mediante la franquicia, es el incremento en el valor de su marca, el cual es a la vez el bien intangible más importante de su empresa, aspecto que muchas veces es tristemente olvidado, particularmente en Colombia, en donde la marca se encuentra relegada a un último lugar, y su importancia sólo sale a relucir cuando se ha generado algún tipo de problema al respecto (tal como infracción o usurpación marcaria, piratería, irregistrabilidad de la misma luego de haberla dado a conocer entre el público, entre otros).

Por otra parte, el franquiciado también goza de múltiples ventajas al momento de adquirir una franquicia. En primer lugar, según las estadísticas, de cada cien negocios nuevos e independientes solo un 10% alcanza el éxito, mientras que por cada 100 franquicias, tan solo un 10% fracasa, por lo que el franquiciado tendrá mas probabilidades de éxito en su negocio. Adicionalmente, al pertenecer a una red de franquicia no se encontrará solo, por lo que tendrá una permanente asistencia por parte del franquiciante, cuya experiencia y asistencia técnica le será de gran utilidad al franquiciado. Igualmente, el franquiciado no tendrá que innovar, puesto que cada aspecto relacionado con el negocio y su funcionamiento le será entregado en los manuales de operación, por lo que éste se limitará a replicarlo fielmente, lo que garantizará en gran medida su éxito.

 

Ahora bien, para determinar si un negocio es franquiciable, es necesario tener en cuenta que:

- El producto que el negocio pretende comercializar sí tenga una demanda importante en el mercado, que cuente con un valor agregado y que este sea reconocido por el consumidor;

 

- El franquiciante se encuentre disponible para ofrecer una asesoría permamente a sus franquiciados.

- El negocio exista y no se trate meramente de una idea.

 

- Sea posible capacitar al franquiciado y a sus empleados en un tiempo determinado, brindando una idea concreta del negocio.

- El negocio franquiciado sea estandarizable y de fácil transmisión para el franquiciado.
Finalmente, y como aspectos esenciales que hay que tener en cuenta al tener como meta crecer en el mercado mediante la figura de la franquicia, es necesario tener certeza sobre el hecho de que el negocio que se pretende franquiciar proviene de un origen confiable y que ha gozado de antigüedad y éxito. Adicionalmente, las partes involucradas deben exigir que el contrato de franquicia (el cual constituye la pieza más importante en este proceso de crecimiento) sea justo, claro, preciso y equitativo.

 

*Consultora de Marcas
Clarke, Modet & Cº - Colombia
slopez@clarkemodet.com.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?