| 10/1/2010 12:45:00 PM

La estrategia del Citi

El Citi abrirá 17 oficinas en Colombia antes de junio. Hay tres razones detrás de esta decisión del banco multinacional que devela el presidente de la entidad financiera, el economista Bernardo Noreña.

De un lado, está la estrategia global de la entidad de generar la mitad de sus ingresos en los mercados emergentes durante los próximos 5 años. Esto responde claramente al hecho de que los países en desarrollo crecerán más en los años que vienen que las economías del primer mundo.

La segunda razón está en otra decisión corporativa acordada por la junta directiva del banco en Nueva York. El Citi seleccionó 100 ciudades del mundo en las cuales centrará su crecimiento. De esas, 4 están en Colombia: Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. En estos lugares estarán las nuevas oficinas, con la excepción de Bucaramanga que también recibirá una oficina nueva.

Esta estrategia tiene también sentido si se piensa, como lo explica Bernardo Noreña, que una tendencia demográfica mundial bien clara es que las mayores ciudades del planeta crecerán más aceleradamente que las pequeñas.

Finalmente, la tercera razón está en utilizar la fortaleza de la marca. Para el presidente de la entidad, la marca Citi se asocia con innovación, calidad y globalidad. Además, es una marca aspiracional. En Colombia el banco funciona hace más de 80 años, lo mismo que ocurre en muchos países de América Latina y por eso ha construido una fortaleza particular. La expansión en oficinas y en banca personal es una forma de aprovecharla.

De hecho en el país el 51% de los ingresos del banco ya provienen de la banca de consumo, en la que clasifican a las personas naturales y a las empresas que venden hasta US$100 millones al año.

El futuro

Para Bernardo Noreña, vienen cosas interesantes en el futuro cercano de la banca en el país. De un lado considera que los precios de los activos financieros o inmobiliarios pueden subir algo más. Piensa que estos ya incorporan el hecho de que Colombia tenga grado de inversión, lo que los hace ya elevados. Pero además hay espacio para más valorización. “Son altos ahora si se comparan con los de 2008, pero no si se piensa en los de 2011 y 2012”, dice.

Pero adicionalmente espera que haya una gran revolución en la bancarización cuando se consiga implantar el uso de los celulares como monederos electrónicos. “Será un cambio gigantesco”, señala.

No obstante, para que esto ocurra, habría que quitarle el 4 por mil a las transacciones con celular para que se traten como si fuera efectivo y tener unas cuentas corrientes especiales que tengan menores requisitos de información para su apertura.

Manejar este sistema de pagos a través de los bancos es importante para evitar problemas de lavado de activos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?