| 10/18/2006 12:00:00 AM

La economía de Estados Unidos: ¿por fin sobre ruedas?

Luego de 17 alzas consecutivas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal y de una serie de especulaciones sobre los efectos de la desaceleración; el pánico sobre una posible recesión ha cedido terreno. Los últimos datos positivos empujaron al índice Dow Jones a superar la barrera sicológica de los 12 mil puntos.

La semana pasada la Reserva Federal dio a conocer las minutas de la reunión de su junta del pasado 20 de septiembre y el Beige Book (Libro Beige) que recopila información anecdótica sobre la situación económica de los 12 distritos que componen el sistema de la FED. A grandes rasgos, la decisión que tomó la junta del Banco Central fue la de no tocar las tasas de interés debido a que la economía estaba creciendo a un nivel satisfactorio, aunque moderado. Sin embargo, la FED se mostró preocupada por la lenta desaceleración de los precios y no descartó futuros riesgos inflacionarios.

Pero los datos sobre inflación reportados esta semana por el Departamento de Trabajo estadounidense muestran una caída mayor de la esperada por los economistas de Wall Street y por la misma FED tanto en el índice de precios al consumidor (IPC) como en el índice de precios al productor (IPP). El IPC se redujo un 0.5% en septiembre con respecto al mes anterior y la tasa de inflación interanual se situó en 2.1%, su nivel más bajo en los últimos diez meses. El IPP por su parte, descendió 1.3% en septiembre, más del doble de lo esperado, cifra que representa la reducción más grande de la inflación para los precios al por mayor desde abril de 2003.

La caída del IPC obedeció a una ralentización de los precios de la energía que redujo sus precios durante septiembre en 7.2% luego de una subida en el mes de agosto de 0.3%. La inflación subyacente (sin energía ni alimentos frescos) aumentó 0.2% en septiembre y se situó en 2.9% interanual.

La caída del IPP fue la mayor en los últimos tres años y se debió, principalmente, a la fuerte reducción que sufrieron los precios de la gasolina. En efecto, el precio del combustible declinó un 22.9%, la mayor baja mensual que haya sufrido desde que se llevan registros de la evolución de su precio (el récord previo era de 22.1% y ocurrió en marzo de 1986). En general, los precios energéticos a nivel del productor retrocedieron un 8,4% en septiembre, la mayor caída desde julio de 1986, después de un avance del 0,3% en agosto. Esta reducción histórica compensó los aumentos de precios en otras áreas.

A pesar de ello la inflación básica o estructural para los mayoristas (sin combustibles ni alimentos) subió 0.6% en septiembre, cifra que representa la mayor subida en los últimos 20 meses. Gran parte de ese alza se debió a un aumento en los precios de los automóviles nuevos, que habían bajado anteriormente a raíz al uso de incentivos destinados a mover el inventario de unidades no vendidas. En este campo es importante destacar que el repunte de 3,5% en los precios de las camionetas ligeras en septiembre fue el mayor incremento desde octubre de 1985, tras una baja de 3,4% en el mes previo. Sin contar las grandes alzas de los precios de las camionetas y los autos, los precios al productor estructurales habrían crecido un 0.1%.

Carrera ascendente del Dow Jones
Wall Street despidió 2005 con sus tres indicadores más importantes (Dow Jones, Standard and Poor´s y Nasdaq) en el piso, a pesar de que tradicionalmente en diciembre todos los índices suben por las actividades comerciales y de negocios asociadas con las fiestas navideñas. Así que este año la bolsa de Nueva York empezó con el pie izquierdo.

Pero la situación se ha revertido en las últimas tres semanas, pues el mayor barómetro de Wall Street, el índice Dow Jones, ha registrado una serie de máximos históricos que no dejan de sorprender teniendo en cuenta que pocos meses atrás la situación era muy distinta. En efecto, este índice industrial que tiene 110 años de historia y es el más importante de Wall Street, pues mide los cambios de 30 grandes empresas de Estados Unidos, inició esta semana las operaciones muy cerca de la barrera sicológica de los 12 mil puntos hasta que en el día de hoy, luego de conocerse el dato del IPC, la sobrepasó por primera vez en su historia, alcanzado un récord de 12.042,63 unidades, escalando 92.61 puntos y creciendo un 0.77%.

Para los analistas es claro que esta escalada del índice Dow Jones es reflejo de los datos positivos sobre inflación reportados por el Departamento de Trabajo y de los buenos resultados de compañías tecnológicas como International Business Machines Corp. cuyas acciones se dispararon a US$90.65, presentando un crecimiento de 4.3% (esta empresa reportó un aumento del 47% en sus ganancias trimestrales).

De acuerdo con operadores de Wall Street, las acciones en Nueva York impulsaron al Dow Jones a situarse a tres unidades de la barrera sicológica de las 12 mil a comienzos de la semana, alentado por favorables señales de la economía y un avance de los títulos de energía.

Algunos avances reportados por un grupo de empresas respaldaron la impresión de que la economía de Estados Unidos presenta solidez, lo cual se podría apreciar en las ganancias trimestrales de varias compañías como Pepsi e IBM.

La situación actual contrasta con lo ocurrido en mayo pasado cuando, luego de un derrumbe en las acciones, los inversionistas perdieron US$2 billones en riqueza, situación que los dejó con pocas alternativas para colocar su dinero fuera de los mercados de bonos y de divisas. En ese momento, los inversionistas se deshicieron de acciones, materias primas y activos de mercados emergentes por los crecientes temores a una desaceleración del crecimiento económico estadounidense, por un aumento de la inflación y mayores alzas de las tasas de interés.

Lo que viene según los expertos...
Como ha mejorado la confianza de los inversionistas en la solidez de la economía de Estados Unidos, el optimismo se ha reflejado no sólo en una mejoría de la bolsa de Nueva York, sino también en un crecimiento de las bolsas globales, que podría persistir en el mediano plazo, siempre y cuando los indicadores macroeconómicos estadounidenses sigan siendo favorables.

Pero hay que tener cuidado pues es posible, según un informe realizado por Skandia, que las bolsas estén comenzando a presentar señales de sobrevaloración desde el punto de vista técnico, y en Colombia, luego de la crisis de la bolsa ocurrida durante el segundo trimestre del año, ya se tiene experiencia sobre lo que sucede cuando los precios no corresponden a la realidad: luego vienen los ajustes naturales, pero dolorosos del mercado.

Por su parte, los mercados financieros esperan que el banco central de Estados Unidos mantenga las tasas de interés en el nivel actual en su próxima reunión del 24 y 25 de octubre, pues los datos de inflación indican una desaceleración del nivel de precios tanto del consumidor como del productor. Además, prevén que tampoco serán modificadas en lo que resta del año.

Es posible que algunos se queden con los crespos hechos, especialmente los sectores que esperan una reducción de los tipos de interés como el de vivienda, pues la FED, que ha manifestado continuar preocupada por la inflación, puede justificar el no recorte en el alza sufrido por el IPP estructural durante el mes de septiembre, que deja todavía en el aire la persistencia de riesgos inflacionarios a pesar de que el PIB viene creciendo a un ritmo más lento del esperado para una economía del tamaño de la estadounidense.

Por otro lado, un sondeo realizado entre 62 economistas por Reuters y publicado ayer, auguró un recorte de las tasas de interés hacia mediados de 2007. Para estos analistas, la FED sí tendrá que tomar la decisión de recortar las tasas el próximo año, para revivir el ritmo de crecimiento económico que se ha desacelerado en 2006.

Para los economistas encuestados, el sector vivienda ha sido el más perjudicado por el incremento de los tipos de interés y ello se ha manifestado en un decrecimiento de este rubro de la economía. Los expertos en el tema consideran que, para recuperar el mercado de la vivienda, la FED tendrá que recortar el costo del dinero. El pronóstico es el siguiente: una reducción de 25 puntos básicos (pbs) durante el segundo trimestre de 2007 y de otros 25 pbs durante el tercer trimestre del próximo año, lo que ubicaría la tasa en 4.75%.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?