Revista Dinero

Carlos Solarte, contratista.

| 6/7/2012 6:00:00 AM

La dinastía Solarte

Aunque son los reyes en contratación de infraestructura, sus proyectos más emblemáticos terminan en líos. Dinero habló con el líder del clan. 

Un edificio camuflado en el kilómetro 21 de la Autopista Norte de Bogotá sirve como cuartel general de Carlos Alberto Solarte, el mayor contratista del Ministerio de Transporte y cabeza visible de la familia Solarte y sus empresas. No le gusta figurar en medios porque no tiene tiempo para tanta ‘farándula’. A pesar de ello, suspendió una reunión y atendió a Dinero.

Afirma con orgullo ser uno de los mayores clientes de Caterpillar en América Latina. Prueba de ello es que esta multinacional le obsequió un trofeo en cuya inscripción se le trata de “amigo y socio”. Las cifras hablan por sí solas. Los Solarte tienen el parque de maquinaria más grande del país con 2.600 unidades, un staff de 100 ingenieros y 6.000 trabajadores.

Lo cierto del caso es que ninguna otra familia en la historia del país ha tenido tanto éxito a la hora de ganarse contratos de obra pública como los Solarte. Ni siquiera los Nule, en su mejor momento pudieron competirle a esta dinastía de pastusos que hace casi 50 años vienen ganando licitaciones, en su mayoría para construcción de vías.

Están presentes en tantos contratos que la Superintendencia de Transporte les puso el ojo y elaboró un estudio en el que se concluyó que los Solarte están presentes en 12,3% de las concesiones viales y aeroportuarias del país. “Esos resultados los hemos remitido a la Contraloría y a la Dian para que hagan las valoraciones del caso”, anticipó a Dinero el Superintendente Juan Miguel Durán.

Sumado a la concentración de licitaciones, grandes proyectos como la ampliación del aeropuerto Eldorado; la doble calzada Briceño - Tunja - Sogamoso, la Malla Vial del Valle del Cauca y Cauca y la Ruta del Sol (tramo 1) están en el ojo del huracán por reiteradas demoras en su ejecución.

A diferencia de casos como el de los Nule, este no parece un problema de dinero. De hecho, las sociedades CSS Constructores S.A., CASS Constructores y Cia SCA, Solarte Nacional de Construcciones Sonacol S.A., Constructora LHS S.A. y la Organización Solarte y Cía. SCA facturaron en 2011, según datos de la Superintendencia de Sociedades, un poco más de $1 billón en su conjunto. Además, tendrían un patrimonio sumado de $740.000 millones y activos por $1,8 billones. 

Aunque Luis Héctor, el mayor de los hermanos Solarte, falleció hace pocos días víctima de una penosa enfermedad, Carlos Alberto afirma tener la energía suficiente para seguir al frente de la empresa. Parece que habrá Solarte para rato. Los hijos y sobrinos de Carlos Alberto heredaron la agilidad para los números y ya manejan millonarios contratos. 

“Ellos fueron los que se ganaron los tres corredores de prosperidad”, dice Carlos Alberto. Se refiere al Corredor del Sur por $109.121 millones, el Corredor Marginal de la Selva por $193.301 millones y el Anillo del Macizo Colombiano por $57.695 millones. “Me siento muy orgulloso de entregarles el legado a ellos”, concluye el constructor.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×