| 8/18/2011 7:15:00 AM

La cumpleañera

El próximo 25 de agosto, Ecopetrol cumple 60 años de vida. No solo es la empresa más grande del país y una de las 500 del mundo, sino la que mayor número de accionistas tiene en Colombia. Este es el equipo que la lidera.

Hace apenas diez años, Ecopetrol estaba en una encrucijada: transformar su modelo para lograr crecer y convertirse en un jugador de talla mundial o continuar con una competitividad a la baja, luego de los años 90, que los expertos denominaron la década perdida de la exploración petrolera en Colombia, que amenazaba con la pérdida del autoabastecimiento del país.

En 2003 se inició ese proceso de transformación y se convirtió en el punto de quiebre de la historia de la estatal petrolera que el próximo 25 de agosto cumple 60 años de vida. Esto la llevó en la última década a triplicar su valor, que hoy supera los US$80.000 millones; ubicarse entre las 500 empresas más importantes de la revista Fortune y pasar de invertir US$500 millones a US$8.000 millones, cada año.

Los grandes cambios se dieron en varios sentidos. Por una parte, se creó la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que se encarga de otorgar contratos y promover áreas de exploración y, por otra, Ecopetrol pasó inicialmente de ser una empresa comercial e industrial del Estado a una sociedad pública por acciones, liberada de las obligaciones de Estado y en condiciones de competir con otras empresas del sector.

Luego, en 2007, se dio un proceso de cambio, no solo en la composición accionaria de la empresa, sino en mayor autonomía para ella. El Congreso, a través de la ley 1118, autorizó la capitalización de 20% de las acciones de la compañía, cuyos recursos se enfocarían en la expansión y crecimiento de la nueva Ecopetrol. En principio se democratizó 10,1% de la propiedad, un movimiento de más de $5 billones que quedó en manos de cerca de 450.000 colombianos. Además de darle recursos frescos, le permitió convertirse en una sociedad de economía mixta, lo que significó más gobernabilidad, transparencia y un mayor margen de maniobra para competir, al tiempo que le dio dinamismo al mercado de valores del país.

El proceso tuvo varios protagonistas: Isaac Yanovich, presidente de la petrolera hace cerca de 10 años; Luis Ernesto Mejía, ministro de Minas de la época; pero, sin duda, uno de los mayores liderazgos ha estado en la cabeza de Javier Gutiérrez quien, tras su exitoso paso por ISA, adelantó no solo el proceso de democratización accionaria, sino también el aumento de la producción, la internacionalización de la compañía con presencia en el Golfo de México, Perú y Brasil; la modernización de las plantas de refinación y la llegada a nuevos negocios, como la petroquímica y el biodiesel. Gutiérrez lleva al frente de Ecopetrol casi cinco años, rompiendo el promedio de 2,7 años que duraba un presidente al frente de la compañía.

Hoy, el equipo que lidera el proceso viene en gran parte de dentro. Gutiérrez le dio espacio a ese conocimiento que se venía gestando en áreas como la financiera, transporte, producción y refinación, entre otras.

Los resultados no se han hecho esperar. La exploración de la empresa aumentó en los últimos cinco años en 73%, bordeando los 16.000 kilómetros de sísmica equivalente; mientras la producción ha aumentado en 88% en el último lustro y hoy llega a cerca de 700.000 barriles diarios.

Los retos que tiene no son pocos: por un lado, sortear con éxito la crisis internacional que se está gestando; traducir las exploraciones en mayores reservas; consolidar una estructura de transporte sólida y robusta y, al cierre de esta edición, finalizar la segunda emisión de acciones por el 1,6% de la compañía, lo que le permitía cumplir con lo estipulado en la ley y buscar, posteriormente, nuevos recursos en escenarios internacionales. Falta, además, el proceso de enajenación de 10% de la compañía, proyecto que ya presentó el Gobierno ante el Congreso.

Hoy, Ecopetrol es el claro ejemplo de la transformación de una empresa pública y la muestra clara de generar valor para el país y los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?