| 9/27/2011 8:00:00 AM

“La ciudadanía está sufriendo por falta de transporte público”

La frase es concluyente y es del gerente de Radio Taxi Aeropuerto, Uldarico Peña, un reconocido líder de los transportadores, nacido en Junín (Cundinamarca) el 5 de marzo de 1934.

Su temperamento fuerte y su voz de mando, seguramente se lo deba a los 22 años que estuvo en el Ejército Nacional, donde se pensionó como Sargento Primero. Y precisamente con las cesantías que recibió al retirarse del Ejército compró un taxi para “estar con mi familia, ser independiente, dedicarle más tiempo a ellos”. Una familia numerosa, nueve hijos, cinco hombres y cuatro mujeres.

De sus hijos, sólo dos han trabajado con el gremio. Gloria, como vendedora de taxis y Uldarico Jr. como abogado asesor de taxistas. A pesar de su carácter recio, a Uldarico se le nota una profunda tristeza cuando habla de su esposa, y de sus once años de viudez.

En 1978 llega a trabajar con su taxi al aeropuerto. “Se me abre la oportunidad de iniciar un rescate del gremio de los taxis, a que nadie le faltara el respeto a los taxistas y a que éstos no le faltaran al respeto a los usuarios”, poniendo así en práctica la disciplina militar que traía.

“Inicio con el aeropuerto a organizarlo, hoy en día en el aeropuerto los taxistas están uniformados, están en parqueadero”.

En el tiempo de taxista en el aeropuerto, salió una resolución en donde a los taxistas que trabajaban en el aeropuerto debían pertenecer a una sola empresa, “porque allí trabajaban todos los taxis de todas las empresas, entonces nosotros estábamos por fuera”.

Gracias a esa resolución nació Radio Taxi Aeropuerto, la iniciativa la sacó adelante junto a José Eduardo Hernández en 1979. “Duramos presentando los papeles para crear la empresa desde 1980 a 1986. Los empresarios se nos iban encima porque dos taxistas estaban haciendo empresa”.

La nueva compañía se inició con tres carros y nos dieron un plazo de seis meses para tener 260 taxis afiliados. Pudimos cumplir”.

La estrategia para conseguir los afiliados fue hacer un letrero en un cartón donde anunciaba que se afiliaban taxis gratis a Radio Taxi Aeropuerto, en esa época la afiliación costaba $60.000 y luego tuvo otra promoción de entregar 100 taxis totalmente gratis, gracias a una alianza que hicieron con Dacosta Automotor.

En esa época había 15 empresas de taxis, hoy hay 62 empresas. “No entiendo cómo la Secretaría de Movilidad autoriza empresas de taxis con el incremento cerrado de los carros, es como sacar pollos sin tener huevos”.

Después de 32 años de haber creado la empresa, Radio Taxis Aeropuerto cuenta con 17.800 afiliados. “Todos los taxistas son socios, quien compre un taxi, tiene una acción, obviamente hay accionistas con más participación.

“Mi discusión es que no hay sobreoferta de taxis en Bogotá, lo que hay es sobreoferta de usuarios, por eso en las horas pico no se encuentra un taxi y tampoco cuando llueve y por eso el taxista se da el lujo de preguntar para dónde va el pasajero y luego el pasajero empieza a negociar por cuánto lo lleva y el taxista a decir que lo lleva por tanto, eso está mal. Por eso es que hay piratería y quejas de que carros particulares, camionetas blancas, carros escolares prestan el servicio, que hay mototaxis y bicitaxis porque la escasez de taxis obligan a la ciudadanía a irse en cualquier cosa para llegar a su destino”.

Su gran discusión es quitar el pico y placa a los taxis, “la ciudadanía está sufriendo por falta de transporte público”.

Pero también es claro a la hora de “regañar” a sus taxistas, “si nosotros no cuidamos a los usuarios de taxis y si no cuidamos que los taxistas se manejen bien con los usuarios este negocio tiene que acabarse. Seguramente hay empresarios y taxistas equivocados. Uno debe amar, querer y estar metido en lo que está haciendo y nunca se irá cansado para la casa”.

“El 45% de los usuarios que llaman al call center lo estamos perdiendo porque no hay carro”.

Agrega que “no es cierto que todos los taxistas van a entregar a las cuatro o cinco de la tarde, a veces acaban de recibir”.

“Voy a votar por Enrique Peñalosa”
“Me ha gustado estar dentro de los personajes de la política. Los políticos son muy dados a buscar a los transportadores en elecciones, cuando no son elecciones se olvidan de nosotros”.

Es claro a la hora de decir por quién va a votar, “voy a votar por el mismo que he venido votando, por Enrique Peñalosa”.

“Cuando Lucho Garzón ganó, me llamó, me saludó y me dijo que hablaba Lucho Garzón y me dijo no le dije que usted perdía y yo le dije yo no perdí, perdió Bogotá”.

“La empresa no apoya a Enrique Peñalosa, es Uldarico Peña”.

A pesar de su gusto por la política, tiene claro que no sería candidato a la Alcaldía, al Concejo o al Senado, “me voy al Senado o al Concejo y pierdo toda la amistad de todos los concejales y senadores, si yo sigo aquí como representante de mis taxistas, soy amigo de todos los concejales y senadores y amigo de todos los que quieren ser alcalde”.

Uldarico Peña es tajante al advertir que “jamás he hecho un solo paro”. En su defensa dice que le achacan el paro de taxistas cuando Antanas Mockus era alcalde porque “hablo en nombre del gremio de taxis, el paro lo hizo el alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, cuando a las siete de la noche sale a leer un decreto que a partir de la fecha se decretaba en pico y placa, yo estaba acostado cuando me llamó el general Linares”.

Internacionalización
La compañía actualmente tiene presencia en México y pronto estará en Panamá. De igual forma, ha tenido visitas para hacer negocios en Ecuador, Perú y Venezuela.

Un consejo de Uldarico
“Nosotros no debemos ir a pagar un comparendo, lo que debemos es ir a comparecer ante la autoridad competente para que me escuche mis descargos y para que llamen al policía y haga sus descargos, por eso lo llaman comparendo, ahí no hay ninguna resolución de multas y nosotros por ignorancia lo dejamos convertir en una resolución para multarlo a uno”.

Uldarico asegura que no es dueño de ningún taxi ahora, “yo apenas puedo tratar de ayudar a los taxistas que hay acá, por eso no tengo taxis”.

Y es concluyente al decir, “esto es mi vida”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?