| 9/13/2006 12:00:00 AM

“La Bolsa no debe ser la voz de los corredores”

Asobolsa es el nuevo gremio que reúne a los corredores de bolsa y Emilio José Archila comenzará a trabajar como Presidente del mismo a partir del 1 de noviembre. Entrevista con Dinero.com.

¿Qué es Asobolsa?
Es el gremio que representa hoy en día un número muy significativo de corredores de bolsa, significativo por número, por tamaño, por tradición, por participación del mercado. Hay algunos que todavía no se han vinculado al gremio, tengo fe en que se animen en la medida en que mostremos resultados.

¿Qué va a hacer Asobolsa?
Asobolsa tiene miles de cosas por hacer. El mercado de capitales de Colombia tiene una combinación que permite pensar en grandes proyecciones. Tenemos un mercado de capitales muy pequeño, pero una institucionalidad muy fuerte, una tradición de la Bolsa, de los corredores, una superintendencia hoy en día fusionada, que proviene de una superintendencia de valores muy juiciosa, con unos estándares de vigilancia muy altos. Creo que el esquema de tener la supervisión por un lado, la regulación por otro, va a favorecer muchísimo. Si uno mira estos factores, hay mucho por hacer para encontrar potencial de desarrollo del mercado de capitales.

¿Cuál es la diferencia entre crear un gremio y trabajar juntos en la Bolsa?¿Para qué un gremio?
La Bolsa ha sufrido un proceso, con algunas funciones de adecuación a nuevos requerimientos. Primero manejaba los sistemas para transar acciones; luego, para transar papeles de gobierno; después, sistemas para transar divisas y así se fue ampliando. También entraron los bancos, las fiduciarias y los fondos de pensiones. En un esquema como este, tener una bolsa que dicte normas, haga la aplicación de las mismas, sirva de ente gremial y además pretenda dar tranquilidad, pues simplemente no funciona.

De un tiempo para acá se llegó a la conclusión que la Bolsa no podía ser su propio supervisor. Adicionalmente, hubo una modificación muy profunda de los estatutos de la Bolsa que se implementará este año. Yo no estuve en la creación del gremio, pero alguien que hable por el conjunto de ellos quedó faltando. Los bancos tienen su gremio, las fiduciarias tienen su gremio, los fondos tienen su gremio y ellos hablan por sus intereses.

¿Qué se puede esperar de usted en Asobolsa? ¿Tal vez el recuerdo público más concreto de usted sea la negación de la fusión entre Avianca y Aces, se espera un dirigente gremial polémico?
Voy a ponérselo en estos términos. Mi hijo no sabe que es Avianca, Aces, ni sabe nada de fusiones, yo no quisiera que ese hubiera sido un evento muy importante en mi vida. A mí me gustó como salió. Desde el punto de vista personal creo que el único que ganó con la operación fui yo, todos perdieron, el país perdió, las empresas perdieron.

Creo que uno de los objetivos explícitos de los estatutos es el tema de la confianza y de la transparencia, de la pulcritud. Los corredores están muy convencidos de que ellos han llegado a uno estándares de profesionalización que le permiten al país contar con unas entidades sólidas moral, técnica y financieramente. Será un gremio que juegue siempre con las cartas sobre la mesa.

Soy una persona de convicciones y cuando creo en algo no tengo problemas en decirlo y dar mis argumentos. Ahora tenemos reforma tributaria, TLC, reforma financiera y los corredores, en este nuevo escenario, ya no tienen un monopolio tan claro, necesitan de alguien que tenga voz para defender sus intereses y yo estoy feliz de poder hacerlo.


Asobolsa tendría algo que decir sobre la información que se divulgó sobre posibles y supuestas filtraciones de información en la negociación de Interbolsa.
Lo que Asobolsa tendría que decir a ese respecto es clarísimo. Las personas que hacen esas afirmaciones tienen un deber, algunos como funcionarios públicos y otros como ciudadanos, y es que no pueden hablar impunemente, porque el daño que le hacen al país es alto. Cada vez que eso sucede, alguien que creía en el mercado público de valores, deja de creer un poquito. Yo sí espero que cuando se hagan estas afirmaciones, haya actuaciones.

Un informe publicado en la prensa, realizado por una firma canadiense, sostiene que de las 10 operaciones más grandes que hubo en la bolsa de Nueva York el año pasado, por lo menos un número importante tuvo problemas de manejo de información. Y estamos hablando de las operaciones más grandes del mundo, en la bolsa más sofisticada del mundo, con las instituciones de vigilancia más fuertes que hay y precedidos de unas indemnizaciones de hace menos de dos años, precisamente por los mismos problemas.

No quisiera con esto restarle importancia a las afirmaciones, pero claro que no es un problema solo nuestro y en el que hay que trabajar. Existen mecanismos de supervisión, existe la posibilidad de que los accionistas demanden, que los inversores demanden, que las sociedades que se sientan perjudicadas demanden, lo que no vemos es que alguien demande.

¿Cómo hacer para que el gremio no se convierta en una voz que opina y se queja, pero no obtiene más resultados?
Yo no creo que Asobolsa vaya a ser un gremio de opinar y quejarse. Estamos trabajando en el plan de acción del próximo año. Específicamente en el tema con el gobierno, creo que el gremio debe ser proactivo, uno debe llegar con las propuestas armadas.

¿Y usted tiene propuestas?
Tenemos áreas en las que pensamos que debemos presentar propuestas.

¿Por ejemplo?
En el tema de la reforma financiera y cuál debe ser la función de los corredores dentro del nuevo esquema, es claro que nosotros pensamos presentar una propuesta, hasta dónde debe ir la autorregulación y cuáles son los parámetros que debe tener.
En el tema de estándares de profesionalidad y de seguridad hay que marcar una línea sobre qué debe ser de gobierno y qué debe ser valor agregado de parte de los corredores, para que se diferencien unos de otros y les den esa confianza adicional.
Por ejemplo, no hay una sola propuesta orientada a llevar a las pymes al mercado de capitales y endeudarse no necesariamente tiene que suceder en el mercado financiero, puede darse en el mercado de capitales.

¿Parte de sus objetivos es ampliar el mercado de capitales?
No tengo ninguna duda sobre esto. Obviamente los corredores son sólo unos partícipes, no son el mercado de capitales, pero yo sí creo que ellos tienen una experiencia, un conocimiento de cómo se pueden estructurar la financiación de nuestras empresas y eso hay que aprovecharlo. En la medida en que el mercado de capitales se amplíe a otras empresas, con propuestas que sean realmente ingeniosas y creativas, será benéfico para el país. El Banco de las oportunidades, por ejemplo, no debería ser solo banco, no tiene porque no ser mercado de capitales. Si uno necesita financiación para ideas y es capaz de convencer a un banco para que le preste plata, que le hace pensar a uno que esas mismas empresas no pudieran conseguir la plata del ahorro de la gente. Cuando yo era niño regalaban acciones.

Alguien decía que los corredores querían cambiar su perfil, querían pelear y por eso habían creado Asobolsa, ¿eso es cierto?
Esas son formas de verlo. Yo creo que depende de los medios que uno utilice, pero parte de la democracia está en que las empresas, las personas, se organicen para hacer valer sus derechos legítimamente. Alguien tiene que estar recordándoles a las personas que elegimos, cuáles son sus compromisos con el país y que los cumplan. Yo a eso le veo solo cosas positivas. Ojalá hubiera más formas de asociaciones que permitan identificar causas comunes y estar uno dispuesto a pagar el precio, en el buen sentido, de hacerlas valer. Esto implica hacer propuestas, hacer controversias y en algunos casos, debe implicar tener diferencias y cazar peleas.

Y usted es bueno para eso
Tengo una tradición de hacer valer las cosas que creo, soy una persona muy respetuosa de la autoridad, pero tampoco me quedo callado cuando corresponda. En este caso sí tiene un elemento adicional y es que Asobolsa es el vocero de intereses de terceros y eso implica que esas características que yo puedo haber dejado que se noten en algunas actuaciones mías, pues tenga uno que valorar cuando pueda ponerlas en juego y cuando no. No me están pagando para que cace las peleas en las que yo creo, me están pagando para que yo defienda los intereses de un sector muy importante de la economía.

¿Cree que Asobolsa le quitaría protagonismo a la Bolsa como entidad?
Yo espero, claro. No es algo en lo que ellos estén rivalizando. Para Córdoba, (Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa), yo entiendo, es importante quitarse ese sombrero gremial. Espero que sí, porque es un punto muy alto. La Bolsa tiene y ha tenido una voz importante. Es una entidad respetada en el país, luego yo sí esperaría que los intereses de mis afiliados tengan, por lo menos, una representación tan buena como la que les han dado hasta ahora. Pero no es algo en lo que vayamos a estar rivalizando por protagonismo. Entiendo que hacia donde quiere ir la Bolsa eso es algo que debería suceder. La Bolsa no deben ser la voz de los corredores.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?