| 7/10/2009 12:00:00 AM

La banda ancha, un ingrediente para afrontar la crisis

El desarrollo de las TIC contribuye al desarrollo de los países. Un incremento en la penetración de la banda ancha del 5% genera un crecimiento de 0,5% en fuentes de trabajo y si se duplican los accesos, se generarían 630.000 nuevos empleos en la región.

Un estudio de Telefónica revela que las Tecnologías de la Información (TIC), especialmente la banda ancha, son un factor determinante en la generación de empleo y en el crecimiento económico en América Latina. La investigación arroja que si en la región se duplican los accesos de banda ancha de los 20 millones actuales a 40 millones, se generarían 630.000 nuevos empleos.

La crisis económica mundial representa una oportunidad para los países de América Latina que sepan aprovechar los beneficios de las TIC. La inversión en TIC tiene tres efectos. El primero es que mejora la productividad al tener un mejor transporte y procesamiento eficiente de información. El segundo, aumenta el valor agregado de las pymes a la economía y finalmente tiene un impacto positivo en el empleo.

Estos datos se desprenden de un estudio realizado por investigadores del Columbia Institute for Tele-Information, parte del Columbia Business School de Nueva York, y patrocinado por la Fundación Telefónica.

Actualmente, la economía depende cada vez más del transporte y procesamiento eficiente de información. En el caso de las telecomunicaciones, un aumento de la inversión de 10% puede llegar a aumentar la productividad total de los factores en 2%.

Esta investigación determina, que la banda ancha tiene la capacidad de estimular el crecimiento económico, desarrollar negocios innovadores y crear fuentes de trabajo. Un incremento en la penetración de banda ancha de 5 %genera como resultado un crecimiento en fuentes de trabajo de 0,5%.

Por otro lado, las pymes latinoamericanas contribuyen 34% del PIB regional, 58% del empleo y 23% de las exportaciones. Un mayor aprovechamiento de la telefonía, la banda ancha y los computadores, contribuirá al crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, traducido en un mayor volumen de ventas, de exportaciones y de empleo.

Adicionalmente, el estudio revela el aumento significativo en el número de líneas telefónicas en América Latina, gracias a las inversiones que han hecho las empresas privadas tras la privatización de operadores y a la liberalización de mercados que se ha dado en los últimos 15 años. Por ejemplo, al cierre de 2008, la telefonía móvil en Argentina había alcanzado una penetración de 117%, en Chile 89%, en Brasil 76 %, en Colombia 92% y en México 71% .

El estudio plantea la oportunidad de hacer crecer la penetración de banda ancha de la misma forma que se logró el éxito de la telefonía fija y móvil. Para ello recomienda una serie de políticas públicas dirigidas a:

· Profundizar las agendas digitales.
· Desarrollar planes de capacitación de TIC.
· Medir el impacto de la TIC.
· Apalancar el efecto de derrame del estado como usuario principal de TIC.
· Desarrollar una agenda que propicie la asimilación de TIC por parte de las Pymes. Estimular el desarrollo de aplicaciones orientadas a maximizar la utilización de la infraestructura desplegada.

Para acelerar el despliegue de las TIC y ver sus efectos positivos en las economías, el estudio además recomienda ajustar los marcos regulatorios y seguir el ejemplo de otras regiones como Estados Unidos que destinó US$7.200 millones para desplegar redes inalámbricas de banda ancha en zonas rurales, al igual que la Comisión Europea que destinó 1.000 millones de euros o Australia con US$3.000 millones.
.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?