| 7/8/2005 12:00:00 AM

Invirtiendo en línea

Son muchas las opciones que abre Internet para multiplicar su dinero. Desde las más conservadoras y serias hasta las más peligrosas pero divertidas. Conozca las alternativas y decida la mejor para usted en Dinero.com.

Internet se ha convertido, entre muchas de sus facetas, en un excelente lugar para hacer inversiones. En publicidad la inversión sigue y en 2004 las empresas estadounidenses alcanzaron los US$9.600 millones en este rubro, lo que supone un récord que supera las marcas registradas a finales de la década de los 90, en el 'boom titánico' de las punto com, y se espera que su crecimiento en 2005 sea del 11,2% en ese país. En el viejo continente se vive una situación similar y la Asociación Europea de Publicidad Interactiva (EIAA por sus siglas en inglés), espera que la inversión en publicidad on line llegue a triplicarse durante los próximos 4 años, llegando a suponer el 7% de la inversión publicitaria total a finales de 2008. Y se espera que los gastos de publicidad en Internet en Latinoamérica, según el el Internet Advertising Bureau, pasen de US$148 millones en 2005 a US$172 millones en 2007.



Sin embargo, para los usuarios rasos, como usted y como yo, Internet también es un excelente lugar de inversión, que incluso puede llegar a dejarle mover tantos millones como de los que hablan las empresas de publicidad.



Por ejemplo, las subastas por Internet se popularizan cada vez más. Aunque no existen cifras oficiales consolidadas del valor del mercado de las subastas, al extrapolar los ingresos del mayor sitio de subastas del mundo, eBay (90% de las operaciones de ese mercado -ver relacionado, Breve mapa de las subastas-), que alcanzan los US$3.300 millones -atención, no son las utilidades- llegamos a una cifra de alrededor de US$3.700 millones. Lo que supone que millones de personas entran a estos sitios a vender y comprar artículos tratando de obtener ahorros significativos en el intercambio.



Otro tipo de inversión en Internet es el de las casas apuestas y casinos on line (ver relacionado, Apostando sin testigos) . Funcionan como las reales, pero se debe comprar membresías para poder transar dinero con otros usuarios. Es la forma de garantizar que no es jugador fantasma el que mueve una apuesta. El mercado del póker por Internet creció un 466% en 2004 y alcanzó un valor de US$1.000 millones, y, según fuentes de la industria, este año puede duplicarse.



Invertir on-line, valores invaluables



Cada vez son más los que acuden a Internet para consultar cómo va la Bolsa o contratar determinados productos financieros, y es aquí donde definitivamente Internet ha construido un verdadero tesoro para quines buscan dónde invertir.



Hoy día, la mayor parte de las empresas financieras dispone de portales que ofrecen multitud de servicios. Algunos incluso permiten contratar productos específicos de Internet. Es el caso de portales como el de CityBank, Bancolombia, Suvalor o Corfinsura.



No se trata de simples broker on line. Estas entidades ofrecen cuentas de alta remuneración, hipotecas, tarjetas de crédito, fondos de inversión. Productos que cuentan, por lo general, con precios más bajos que los que se contratan a través de los canales tradicionales.



Sin embargo, estas empresas que operan a través de la Red son concientes de que el cliente se siente más tranquilo cuando comprueba que estas compañías tienen presencia real. Así que, además de la atención en línea, las transacciones también pueden tratarse personalmente en las sucursales que tienen en todo el país.



Para empezar, es importante entrenarse, para lo que existen diversos simuladores bursátiles en la red, por ejemplo, "el Juego de Bolsa" -ubíquelo así por google u otro motor de búsqueda- que puede encontrar en Finanzas.com.



Lo mejor es empezar con una inversión ficticia. Elija primero de qué forma va a invertir, es decir qué estrategia va a usar: mezcla entre renta fija (papeles a término fijo) o renta variable (acciones, fondos o divisas)-, luego puede elegir los valores en los que quiere invertir en una determinada fecha o los títulos o las monedas, apuntar el precio al que los compraría y cuánto de cada especie, y después el precio al que se han vendido, y en qué fecha. Así podrá crearse una cartera de inversión e ir viendo su evolución. Sobra decir que practique sin trampas, pues es al final su dinero el que estará en juego.



Cuando sienta que ya ha practicado suficiente y crea que está preparado puede decidirse a invertir de forma real, lo primero que tiene que hacer es elegir el broker on line mediante el que va a adelantar las operaciones.



Hay muchos brokers, lo mejor es decidirse por la experiencia en ejercicios on line que muestre el corredor, y que usted perciba que es una organización consolidada y grande, que nos aporte una seguridad, si ya es bien importante al hacer inversiones cara a cara, multiplique su importancia al infinito cuando la mayoría del intercambio se hace a través de una pantalla.



Mediante los corredores se pueden contratar diferentes productos financieros como valores y fondos de inversión, e incluso, en algunos también podemos contratar opciones y futuros, aunque nosotros nos vamos a centrar en las acciones.



A la hora de elegir un corredor



Todo es importante, pero la comisión que cobran por operar, que ofrezcan cuotas en tiempo real de los mercados y que sean rápidos en la ejecución además de un servicio de asistencia al cliente son fundamentales.



Tenga entonces en cuenta:

- Comisiones: sobre qué se cobran, rendimientos o saldos.

- Herramientas: Desarrollos en Internet para consulta y control de sus inversiones (cuotas en tiempo real así como históricos de la acción o valor).

- Rápida ejecución: Que la información entre el corredor asignado y usted sea continua y que los movimientos se hagan en un tiempo razonables luego de su petición.

- Servicio de atención al cliente: es clave que no limiten el tiempo de interacción entre usted, su corredor y los registros en línea que usted requiere.



Todo lo demás será un añadido que incrementará el valor del broker a la hora de su elección. Muchos de ellos ofrecen la posibilidad de operar en diferentes mercados, España, Alemania, Francia, Italia, Holanda, EE.UU..



Una vez que se decidida por un broker que llene sus requerimientos, el siguiente paso es abrir una cuenta con él para poder operar. Esto se hace obviamente on line, aunque se requiere un registro real, que usted diligenciará en la oficina de su nuevo broker. Llenará un formulario con sus datos y el corredor le asignará un número de cuenta. Normalmente se abre una cuenta de tipo personal. Tras ello usted necesita hacer una transferencia de fondos a su cuenta para disponer del dinero que invertirá.



El broker le dará un ID (nombre o identificación), un password (contraseña) y un número de cuenta. Como si utilizara el e-mail, usará su nombre y su contraseña para acceder a la cuenta en internet.



Se puede acceder a su cuenta desde cualquier computador con conexión a internet. Por lo tanto ahora usted es un inversionista sin fronteras, con la posibilidad de hacer dinero desde cualquier lugar del mundo. Ya tiene todo preparado para empezar. Ahora concéntrese en aprender a manejar las páginas web, administradores de ejercicios de inversión, que le ofrece su broker para operar en el mercado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?