| 3/6/2012 7:00:00 AM

Invertirán US$120 millones para buscar gas frente a Cartagena

Equión Energía y Petrobras perforarán en abril dos pozos en aguas someras a 20 kilómetros de las playas de Cartagena, en busca de un hallazgo gasífero que incrementaría las reservas del país.

Eduardo Pizano, presidente de Naturgas -el gremio que aglutina a las empresas que conforman la cadena del gas natural en Colombia- afirmó que la perforación de los pozos Mapalé 1 y 2 requerirá de inversiones para cada uno de US$60 millones.

“El taladro ya está en camino, entre abril y mayo estaría comenzando la perforación. Se trata de dos prospectos ubicados 20 kilómetros al norte entre Cartagena y Barranquilla”, indicó el dirigente gremial.

En torno a la perforación offshore o costa afuera se ha originado todo un debate, desde que la Agencia Nacional de Hidrocarburos decidió adjudicarles dos bloques al consorcio Ecopetrol – Repsol en la reserva Biósfera Seaflower, en San Andrés.

La firma del contrato para intervenir la zona está detenida, luego de que los habitantes de la isla presentaran una acción popular oponiéndose a cualquier clase de actividad petrolera.

Incluso, el mismo presidente de la República, Juan Manuel Santos, dijo en uno de sus Acuerdos para la Prosperidad en San Andrés que no permitirá que se lleven a cabo exploraciones de petróleo.

Para la exploración que pretenden hacer Petrobras y Equión (51% Ecopetrol – 49% Talisman), ya se tienen las licencias ambientales correspondientes y los demás permisos requeridos, según Eduardo Pizano.

En la zona ya Texaco había perforado cuatro pozos en el pasado, que resultaron exitosos, pero en ese entonces extraer gas natural no lo suficientemente rentable como para permitir un desarrollo comercial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?