| 5/8/2008 12:00:00 AM

Inversión extranjera en América Latina y el Caribe marca un récord

Cerca de US$106.000 millones se inviriteron en AL y el Caribe en 2007, debido al sostenido crecimiento económico y a la demanda en recursos naturales.


Se trata del monto más alto desde 1999, cuando la inversión totalizó US$89.000 millones y estuvo fuertemente relacionada a privatizaciones. Así lo señala el informe de La inversión extranjera en América Latina y el Caribe 2007, dado a conocer por José Luis Machinea, Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En un contexto de incremento de la IED global, el crecimiento de la IED en América Latina y el Caribe entre 2006 y 2007 alcanzó 46%. La IED en América Latina y el Caribe mostró el mayor incremento entre las regiones en desarrollo (17% en promedio para los países en desarrollo y un 43% para las economías en transición).

El país que encabezó la recepción de inversión extranjera en 2007 fue Brasil, con US$34.585 millones, seguido por México (US$23.230 millones), Chile (US$14.457) y Colombia (US$9.028 millones). Medida en comparación con el PIB, sin considerar a los centros financieros del Caribe, los mayores receptores de inversión fueron Panamá, Chile, y cuatro países de América Central (Honduras, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua).

De acuerdo a las estadísticas disponibles, durante el año pasado, el sector servicios acaparó el mayor monto de inversión en la región, aunque con diferencias significativas entre los países. Se destaca el caso de Brasil, en donde el sector servicios fue el principal receptor. En Chile, Colombia y Ecuador el mayor flujo de IED se dio en el sector de recursos naturales, mientras que en México el sector manufacturero fue el dominante.

Los principales países extranjeros que invirtieron en América Latina y el Caribe durante 2007 fueron Estados Unidos, los Países Bajos (Holanda) y España.

 

El desempeño de la región como receptora de inversión extranjera en 2007 no fue afectado significativamente por la desaceleración económica de Estados Unidos, ya que la misma recién se manifestó en el cuarto trimestre del año. Sin embargo, su efecto puede ser relevante en los flujos de inversión para 2008.

Inversión de la región hacia el exterior
Los flujos de inversión de América Latina y el Caribe hacia otras regiones del mundo disminuyeron en 2007 hasta un total de US$20.619 millones, luego de haber alcanzado un máximo de más de US$42.000 millones en 2006.

 

Más que una desaceleración en el proceso de internacionalización de las transnacionales latinoamericanas (“translatinas”), este resultado refleja el fuerte impacto que tuvo en el total una sola transacción realizada en 2006: la adquisición de Inco (Canadá) por parte de la compañía brasileña Companhia Vale do Rio Doce (CVRD).

 

En 2007, se registró una transacción en monto comparable – la compra de la australiana Rinker por Cemex (México) – que no obstante fue financiada parcialmente a través de subsidiarias de Cemex en el exterior, por lo cual no se ve reflejada en las estadísticas.

Más allá de estas grandes transacciones, muchas de las translatinas están llevando sus procesos de internacionalización a nuevos niveles, en sectores distintos (software, petroquímicos, empacadoras de carne) a los que ya se han establecido como actores internacionales (acero, minería, cemento, gas y petróleo, alimentos y bebidas, comercio).

El informe sobre La inversión extranjera en América Latina y el Caribe 2007 analiza también la inversión en hardware para información y comunicación, y en servicios de telecomunicaciones, y el rol de Canadá como uno de los principales inversores en la región.

 

 

.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?