| 8/24/2007 12:00:00 AM

Intromisión de ciberintruso en iPhone

Georg Hotz de Glen Rock, Nueva Jersey, confirmó el viernes que logró usar su aparato en la red T-Mobile, la única otra empresa estadounidense grande aparte de AT&T compatible con la tecnología celular del iPhone. En un video incluido en su blog, sostiene un iPhone con el cartel "T-Mobile".

Un ciberintruso de 17 años halló el modo de utilizar el teléfono iPhone de Apple en otras empresas telefónicas distintas a la red inalámbrica de AT&T, incluyendo en el exterior.

Aunque la posibilidad de cambiar de AT&T a T-Mobile podría no ser nada espectacular para los consumidores estadounidenses, abre el iPhone a los sistemas de otras empresas de ultramar.

"Eso es una gran cosa", comentó Hotz en una entrevista telefónica desde su casa.

El teléfono, que combina una pantalla táctil con las capacidades mediáticas del iPod, sólo se vende en Estados Unidos.

Los llamados que se hicieron a AT&T y Apple en busca de comentarios no fueron respondidos inmediatamente. Las compañías no han estado en contacto con Hotz, dijo éste.

La acción de Hotz, que incorporó el jueves en su blog, es complicada y requiere habilidades de soldadura y de programas de computación. Le lleva unas dos horas. Como los detalles son públicos, parece probable que se desarrolle una pequeña industria para comprar iPhones, destrabarlos y venderlos en otros países.

"Eso es exactamente lo que no quiero", dijo el muchacho. "No quiero que la gente gane dinero con esto".

Agregó que le gustaría poder hacer las instrucciones más sencillas para que los usuarios mismos pudieran ejecutarlas.

Dijo que el próximo paso será que alguien desarrolle el modo de destrabar el teléfono utilizando solamente programas de computación.

El iPhone ya se había podido utilizar con redes del exterior con otro método, que requiere copiar la información del Módulo de Identidad del Suscriptor (SIM), una pequeña tarjeta con un microcircuito que identifica al suscriptor en la red telefónica celular.

Este método no requiere soldaduras sino un equipo especial y no destraba el teléfono, puesto que cada chip nuevo tiene que ser reprogramado para usar en un iPhone particular.

Ambos métodos dejan intactas las muchas funciones del iPhone, incluyendo una cámara incorporada y la capacidad de acceder a las redes inalámbricas Wi-Fi. Lo único que no funciona es el "correo verbal visual" que muestra los mensajes grabados como si fuesen correo electrónico.

Como los detalles de ambos métodos son públicos, Apple podría tener que modificar la línea de producción del iPhone para hacerlo invulnerable. La empresa dijo que planea vender el aparato en Europa este año, pero no ha fijado fecha ni ha identificado otras empresas en el exterior.

Hotz colaboró en internet con otras cuatro personas, dos de ellas en Rusia, para desarrollar el proceso de destrabado. Cree que las otras dos, a quienes sólo conoce por el sobrenombre que usan en la red, están en Estados Unidos.

El iPhone, con 4 gigabites de memoria, se vende por 499 dólares.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?