| 7/22/2005 12:00:00 AM

Internet, la dimensión 2

Una nueva oferta de contenidos para el mundo se prepara en una red paralela que corre a velocidades entre 9 y 10 veces más rápidas que la conexión comercial más eficiente. Las universidades del mundo son sus amas y señoras. En Colombia se crean los primeros contenidos para poder conectarse.

El uso de Internet como herramienta educativa y de investigación científica ha crecido aceleradamente debido a la ventaja que representa el poder acceder a grandes bases de datos, la capacidad de compartir información entre colegas y facilitar la coordinación de grupos de trabajo. Y estas virtudes se preparan a dar un salto cualitativo a través de un nueva red.



Se trata de Internet 2, una red de cómputo con capacidades avanzadas separada de la Internet comercial actual. Su origen se basa en el espíritu de colaboración entre las universidades del planeta y su objetivo principal es desarrollar la próxima generación de aplicaciones telemáticas para facilitar las misiones de investigación y educación de las instituciones universitarias, sus cuerpos de investigación y los centros científicos externos, sin importar su ubicación geográfica. Además, se busca construir un canal barato para ayudar en la formación de personal capacitado en el uso y manejo de redes avanzadas de cómputo.



En la actualidad, varias redes universitarias colombianas trabajan en el tema de Internet 2, intentando crear una oferta de contenidos para concretar la posibilidad de que el país acceda a esta nueva tecnología. Las redes de nueva generación se caracterizan por su alta velocidad y nuevos servicios. Además, son integradas exclusivamente por redes académicas y de investigación con aplicaciones web que no son posibles de implementar en la Internet actual.



En Estados Unidos estos esfuerzos son liderados por el proyecto con el nombre Internet2, en Canadá el proyecto CAnet3, en Europa los proyectos TEN-155 y GEANT, y en Asia el proyecto APAN. En Latinoamérica REUNA y CLARA. Adicionalmente, todas estas redes están conectadas entre si, formando una gran red avanzada de alta velocidad con alcance mundial.



Utilidades



Algunas de las aplicaciones en desarrollo dentro del proyecto de Internet 2 a nivel internacional son: telemedicina, bibliotecas digitales, laboratorios virtuales, manipulación a distancia de prototipos industriales y visualización de modelos 3D; aplicaciones todas ellas que no serían posibles de desarrollar con la tecnología del Internet de hoy pues ya está muy saturada y su capacidad de trasmisión sobrevendida, lo que la hace lenta y peligrosa para adelantar investigaciones que muchas veces dependen de la velocidad y confiabilidad de conexión para su éxito.



En la nueva red se podrán desarrollar proyectos de investigación en diferentes áreas, tales como telemedicina, laboratorios virtuales, realidad virtual, inteligencia artificial, utilización de supercomputadores y muchas otras aplicaciones, que pondrían a nuestro país, a sus universidades y centros de Investigación y Desarrollo (I&D) al mismo nivel de los más desarrollados.



"Para conectarse a Internet 2 hay que crear contenido, oferta, poder interconectarse con otras universidades desarrollando plataformas sincrónicas y asincrónicas de alta capacidad como videochats, tableros digitales, evaluaciones en línea, metodologías de trabajo y aprendizaje colaborativo que se puedan compartir. Hay que llenar la red de cosas útiles para acceder a esta nueva dimensión de telecomunicaciones", asegura Víctor Martínez, Asesor de la Dirección Nacional de Servicios Académicos Virtuales de la Universidad Nacional.



Los primeros pasos



Hace un par de años se creó la Red Universitaria de Alta Velocidad (RUAV) en la ciudad de Cali, uniendo a siete universidades y a un centro de investigación para conformar una red metropolitana de alta velocidad o de banda ancha que los interconecta. Las universidades del Valle, Icesi, Autónoma de Occidente, Libre, Santiago de Cali, de San Buenaventura, Javeriana y el Centro de Investigación de Agricultura Tropical (CIAT), entendieron que unidas conseguirían mejores tarifas para las conexiones externas a Internet y optimizaban el uso de las aplicaciones.



Inspirado en el modelo de Cali, en la agenda de conectividad se ideo la RUNAV (Red Universitaria Nacional de Alta Velocidad) como un proyecto que integrará entre sí otras redes universitarias que se gestaron en otros lugares del país. RUMBO (Red Univesitaria Metropolitana de Bogotá), RUMBA (Red Univesitaria Metropolitana de Barranquilla) y la UNIRED (Red Universitaria Metropolitana de Bucaramanga) se unieron a principios de este año a través de enlaces de comunicación gracias a un convenio con Colombia Telecomunicaciones S.A. (Telecom).



En las próximas semanas, una vez esté conformada RUMBA y aprobados sus contenidos, se implementará la conexión internacional con la Red CLARA (Cooperación de Redes Avanzadas) latinoamericana. De esta manera, Colombia dará el primer paso en su enlace a Internet 2. Se espera que para esta época las redes de Medellín y Popayán también puedan integrarse.



En este trabajo de conectividad con la región lo importante es crear contenidos de calidad que "merezcan" su pasó por Internet 2, como lo explica Víctor Martínez de la Universidad Nacional. "Los contenidos son la médula de Internet, en el país somos concientes de eso y por eso varías universidades nos hemos concentrado en desarrollar esa oferta. Probablemente lo que está haciendo la Nacional es lo más avanzado que se puede mostrar", comentó Martínez.



Dentro de los proyectos que la dirección de educación virtual de la Universidad Nacional destaca están los de interacción con estudiantes fuera de Colombia para el manejo de equipos de ingeniería y modelaje de prototipos. También se tiene ya desarrollado un innovador programa para enseñarles a estudiantes de música, la armonización de instrumentos de cuerda con técnicas del siglo XVIII, mediante guías docentes que están disponibles a través de Internet, pero desarrolladas e implementadas en Internet 2, las cuales sirven para guiar y corregir los ejercicios de los alumnos como si cada uno tuviera al maestro a su lado. "Un gran avance, pues antes se necesitaban muchas horas más, incluso semanas, para avanzar en una clase de estas, pues el profesor debía estar individualmente con cada alumno para impartir los conceptos necesarios. Ahora, se multiplica y reduce el tiempo de aprendizaje, pudiendo avanzar en otros temas y maximizando su tiempo de trabajo", explicó Martínez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?