| 11/21/2008 12:00:00 AM

Intereses a revisión

Hoy la junta del Banco de la República definirá si mantiene o baja sus tasas de interés de intervención. La decisión se tomará hacia el medio día como es usual.

El Banco de la República decidirá hoy qué hacer con sus tasas de interés de intervención. El panorama actual tiene dos ingredientes nuevos. De un lado la expectativa de que haya reducciones en las tasas de interés en todo el mundo por efecto de la recesión generalizada. De otro, la desaceleración económica en Colombia, que también se puede aumentar un poco por el desbarajuste que se generó la caída de las pirámides.

¿Qué puede ocurrir? Para saberlo, hay que evaluar la situación con la óptica de director del Banco.

Para sorpresa de muchos, lo que miran en la Junta del Banco es, por lo menos en principio, extraordinariamente simple. El análisis tiene solo dos elementos que componen la tremendamente famosa Regla de Taylor, que es la guía para la acción de muchos bancos centrales. El primero, el comportamiento de las expectativas de inflación contra las metas de corto, mediano y largo plazo y el segundo, el crecimiento de la producción nacional frente al crecimiento máximo posible, que se conoce como el Producto Interno Bruto potencial.

¿Y el empleo y el dólar y las tasas de interés internacionales y los precios de los activos? Pues todos esos y otros elementos se vuelven relevantes solo en la medida en que afecten una de las dos variables clave.

La situación para hoy se plantea de la siguiente forma. Las expectativas de inflación han venido bajando pero aún se encuentran altas.

“Durante el tercer trimestre las expectativas de inflación se mantuvieron en niveles altos con respecto a las metas del banco; sin embargo, varios de los indicadores mostraron alguna disminución”, dice el Banco en su informe de inflación de este mes.

“Las expectativas obtenidas para finales de año a partir de la encuesta mensual del Banco, realizada a comienzos de octubre se encontraba en 7,0%; cifra por encima del registro observado tres meses atrás pero un poco por debajo de lo reportado en septiembre. La tendencia de las expectativas a doce meses fue similar, con un aumento entre julio y septiembre, aunque con una disminución a comienzos de octubre (a 5,4%) (Gráfico 22). Para diciembre de 2009 la inflación esperada es de 5,4%”, agrega. La cifra supera ampliamente la meta del Banco de la República que está en un rango de 3,5% a 4,5%. Si esa fuera la única consideración, la decisión sería sencilla. Habría que subir las tasas de interés para conseguir lo que los economistas llaman, ‘anclar las expectativas’ de inflación. En romance, encarecer el crédito para debilitar la demanda de bienes y con ello, dificultar el aumento de precios.

Pero de otro lado está el crecimiento de la economía. Hace apenas seis meses las proyecciones de consenso daban que el PIB colombiano crecería entre 4,5% y 5% en este año. Aunque es una desaceleración notable frente a 7,52% de fin de 2007, no estaría muy desalineado frente a un PIB potencial de 6%.

Ahora se espera un crecimiento de 2,5% y los índices confirman la debilidad. “Con información a agosto, al observar el indicador de demanda esperada frente al de la capacidad instalada en la industria se observa cómo esta medida continuó reduciéndose, alcanzando niveles inferiores a su promedio histórico”, señala como ejemplo el Banco.

Frente a esa situación, el Banco recalculó el crecimiento potencial y lo estableció cerca de 5%. “La reducción obedecería, entre otros factores, a varios choques de oferta presentados durante lo corrido del año (altos precios de las materias primas en el primer semestre, junto a las huelgas en diversos sectores), los cuales han tenido efectos negativos sobre la oferta y la estructura de costos marginales de la economía”, explicó la entidad.


Con esto, la brecha entre el producto observado y el producto potencial se redujo, aunque todavía es positiva. Con una brecha positiva, una baja en la tasa de interés podría ser recomendable.

En esta ocasión, la decisión de la junta será la de mantener o reducir las tasas. Esto tendrá a los mercados financieros pendientes de la decisión en la Jiménez con Séptima el resto del día.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?