| 12/1/2005 12:00:00 AM

Inglés y computadores para todos

Santiago Pinzón, columnista de Dinero.com, asegura que para mejorar la competitividad de los colombianos es necesario mejorar la enseñanza de inglés y aumentar el acceso a los computadores.

La adecuada formulación e implementación de políticas públicas y la efectiva creación de riqueza por parte del sector privado son dos factores fundamentales para construir una Colombia prospera, innovadora y en paz. Si bien el país requiere una infraestructura física para integrarse con el mundo, los colombianos también necesitan dos herramientas esenciales para competir en el mercado mundial: 1) dominar el idioma inglés y 2) lograr que la mayoría de los habitantes tengan acceso a computadores e Internet.

De acuerdo a las pruebas del ICFES aplicadas en 2003 y a las cifras que maneja el Departamento Nacional de Planeacion (DNP) tan sólo el 56,5% de los alumnos de grado once tienen un nivel "medio alto" de manejo y comprensión de inglés y el 0,6% un nivel alto. Por otra parte, de acuerdo a los indicadores de desarrollo del Banco Mundial (2004), nuestro país se encuentra por debajo del promedio latinoamericano en el número de computadores por habitantes. Mientras que la media en la región es de 67.4 computadores por cada mil habitantes, Colombia tiene 49.3, Venezuela tiene 60, Brasil 74.8, México 82 y Chile 119.3.

Es evidente que el país tiene que alinear la educación básica, media y superior a necesidades del sector productivo, lo cual significa transformar ese "discurso" de ventajas comparativas a ventajas competitivas. El dominio del idioma ingles y el acceso a computadores e Internet permite aprovechar los beneficios del comercio electrónico y de la economía de la información, los cuales contribuyen directamente a mejorar la competitividad y el desarrollo económico del país.

El documento "Visión Colombia Segundo Centenario 2019" presentado por el DNP, establece que para el 2010 en undécimo grado el 73,9% de los alumnos tendrán un nivel "medio alto" de comprensión de inglés y el 100% de los docentes de lenguas con manejo medio alto de inglés. Para 2019 se pretende que en undécimo grado 100% de los alumnos tendrán un nivel medio alto de comprensión de inglés y claramente el 100% de los docentes con manejo medio alto de inglés. Para alcanzar estas metas y aumentar el acceso a computadores, se requiere una voluntad política que este por encima de los vaivenes electorales. Solo así existirán políticas públicas agresivas, sostenibles, sistemáticas, secuénciales y que ofrezcan incentivos al sector privado.

Un primer gran paso hacia la dirección correcta seria que Colombia formara parte del Acuerdo de la Tecnología de la Información (ATI) de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La participación en el ATI significaría que el país debería eliminar los aranceles y todos los demás derechos y cargas que graven las importaciones de tecnologías de la información contempladas en el Acuerdo y procedentes de todos los Miembros de la OMC. Ahora, paralelo a esta política se requiere aumentar el nivel de la penetración de banda ancha, (actualmente en 1,2%) pues también es necesario construir la infraestructura cibernética y de telecomunicaciones que permita navegar en Internet, y facilite el intercambio de conocimiento y la dinámica de los negocios.

Si aumentáramos el acceso a computadores y a Internet, ¿porque no podríamos ofrecer cursos de inglés virtuales? Con un futuro TLC se podría también aprovechar para motivar el intercambio de profesores americanos y colombianos de manera que se fortalezca el conocimiento de nuestros profesores y estudiantes de inglés. Si lo anterior no es posible, por quien sabe que argumentos "políticos", en la agenda del nuevo Congreso deberían estar la creación de incentivos para facilitar la adquisición de computadores personales y portátiles, como también formular políticas que incentiven el estudio del idioma ingles. Con respecto a los computadores, los "padres de la patria" deberán analizar la posibilidad de eliminar o reducir el IVA por la compra de computadores, como también eliminar o reducir el arancel para importarlos. Como Colombia no produce computadores, no se está afectando ninguna industria nacional, y por el contrario se estaría ayudando a elevar el nivel de productividad de todos los colombianos.

Para los escépticos respecto a los costos, los celulares al inicio de los 90 tenían un precio superior a un millón de pesos. Hoy existen promociones que incluso entregan el aparato gratis. Gracias a esto Colombia tiene más de quince millones de usuarios de telefonía celular, es decir ¡Uno de cada tres colombianos tiene celular! Pues bien, algo similar esta sucediendo con los computadores. En la cumbre mundial sobre la sociedad de la información, realizada hace pocos días en Túnez, se dio a conocer el computador portátil creado por el famoso Massachussets Institute of Technology (MIT), el cual tiene un costo de US$100 dólares. El portátil, construido específicamente para la población mas pobre del mundo, tiene una manivela para recargar sus baterías, un procesador de 500 megahertz, un gigabyte de memoria, sistema "wireless", cuatro puertos USB y un programa gratuito de software, posiblemente Linux.

Las elecciones del próximo año son una oportunidad histórica para construir una agenda de competitividad y prosperidad. Dicha agenda tiene que acabar con ese "divorcio" entre las políticas públicas y las necesidades de los ciudadanos. Así mismo se necesita fortalecer el precario dialogo e intercambio de conocimiento entre sector público y privado, por medio de una visión común y líderes que busquen la efectiva integración física y virtual de nuestro país con el mundo. Es fundamental abordar la revolución digital y de la información, y la economía del conocimiento como fenómenos que han cambiado y cambiaran para siempre las relaciones políticas, económicas, culturales y sociales del planeta. En pocas palabras, se debe también ese país político que "apaga incendios" pero no tiene una visión para el progreso.

El bilingüismo y el acceso a la informática tienen que ser un propósito nacional y una política de Estado, pues no se concibe una adecuada estrategia para asimilar la globalización sino se reconoce y se actúa en estos dos aspectos. Bachilleres bilingües y colombianos versátiles en el uso de los computadores e Internet no puede ser el privilegio de algunos sino el derecho y la obligación de todos.

Santiago Pinzón es experto en Administración Pública y Consultor Internacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?