| 11/15/2007 12:00:00 AM

Infraestructura sigue desbaratada

La infraestructura vial del país continúa en serios problemas. Empresarios, gobierno e inversionistas debaten sobre posibles soluciones y algunos sostienen que la buena situación económica debería aprovecharse para inveritr en este sector.

Cartagena_

 

Como complicada y crítica se puede definir la situación en materia de infraestructura que vive el país. Además, la falta de acción y ejecución a la hora de desarrollar obras en todo el país, está llevando a que varios sectores de la economía nacional no tengan los medios para aumentar su competitividad.

Esta es quizás una de las principales ideas que surgió dentro del cuarto Congreso Nacional de la Infraestructura que se realiza en la ciudad de Cartagena, donde se analiza la situación de los principales actores involucrados en el tema y donde se debatieron dos grandes temas: ¿cuánto dura la buena economía? y ¿cuenta el país con los recursos para construir su infraestructura?

Durante el panel ¿Aprovecha el país el momento económico?, donde intervinieron Rudolf Hommes, ex ministro de hacienda, Sergio Clavijo, presidente de Anif, Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, Oscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda, Carolina Rentaría, Directora del Departamento Nacional de Planeación, la conclusión parece ser sólo una: Colombia tiene serios problemas frente al desarrollo de vías y transporte y necesita tomar acciones y medidas urgentes.

Aunque se está invirtiendo y se están ejecutando varias obras que pretenden mejorar la competitividad del país, Rudolf Hommes, ex ministro de hacienda, dijo en su presentación que Colombia está muy atrasada en infraestructura, y que además se ha invertido poco y lo que hay, tiene inconvenientes. “Sólo hay que ver que los únicos sectores que son productivos en Colombia, ellos han tenido que crear su propia infraestructura, como el café, el carbón y las flores. Todas las industrias privadas han tenido que hacer sus propias inversiones para poder ser más productivas”.

Así mismo criticó y sostuvo que en el país “a nadie le importa el transporte y todo está pensado para que los abogados sean quienes hagan las obras y no los ingenieros que son los que realmente saben”. También dijo que de cara al desarrollo del país y de las grandes ciudades, todos los candidatos a la presidencia y para las alcaldías, en el futuro, se harán elegir con las promesas de construir sistemas de transporte como el metro, dejando de lado otras obras de infraestructura y desarrollo que realmente sí necesitan las ciudades. “Acá todo tiene que ser del gobierno y no dan contratos a los ingenieros que son los que saben. Hay que darle oportunidades a los privados para que ellos puedan proponer”.

También dijo que es necesario dejar de repartir el “ponqué” para poder hacer obras, refiriéndose a las múltiples comisiones que se tienen que repartir a distintas entidades y personas a la hora de hacer desarrollo. Por último, propuso que “la planeación de las obras no debe estar en manos del Ministerio de Transporte sino de Planeación Nacional, y el Ministerio de Hacienda debería estar pendiente de la plata y las licitaciones, mientras que el Ministerio de Transporte debe estar encima de las obras, de ser un pleno ente regulador”.

Por su parte, Sergio Clavijo, presidente de Anif, mencionó que definitivamente Colombia y Chile son países que están recibiendo inversión extranjera importante, lo que está generando recursos que pueden ser pensados para realizar diversas obras de infraestructura. Agregó que definitivamente si el país quiere salir adelante no pude hacerlo solo, pues tiene que aceptar ayuda de quienes saben y tienen el conocimiento.

Clavijo destacó el buen momento económico por el que está atravesando el país y sostuvo que el proceso de las privatizaciones le ha dado un impulso tanto económico como de presencia internacional fuerte, aunque prácticamente no queda mayor cosa. Igualmente destacó que un elemento como las remesas que recibe el país es importante para la economía colombiana pues son casi 3,5 millones de nacionales que están en el extranjero.

Todo esto según el presidente de Anif, debería reflejarse en obras y desarrollo, cosa que no está pasando y coincidió con los otros participantes en el foro, en el fuerte atraso en infraestructura que vive actualmente el país y dijo que el dinero no es el problema sino muchas veces, el marco regulatorio que es complejo.

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, sostuvo durante su intervención que el país tiene necesidades de infraestructura notorias y serias deficiencias en tema. “Hay muchos recursos, se necesitan grandes proyectos de infraestructura, pero no es claro que existan los mecanismos para invertir. Estamos en un escenario en el cual los fondos de pensiones necesitan invertir en nuevas alternativas y el país necesita esas nuevas inversiones. Los activos de “infraestructura”, típicamente, resultan ideales para inversionistas como los Fondos de Pensiones Obligatorias. Sin embargo, el modelo de concesión debe estar más alineado con los intereses de los inversionistas”.

Montenegro dijo que el país necesita realizar grandes obras de infraestructura de calidad y pronto.

La voz oficial
De otra parte, Oscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda, resaltó el crecimiento de la economía y dijo que es sólido. Destacó que viene apalancado por la inversión extranjera y por la confianza del clima de los negocios que se vive en todos los sectores de la economía nacional.

“En cinco años somos el país que más ha crecido en toda Latinoamérica en un tiempo corto y el que más está aprovechando esa oportunidad. Todos los sectores en general están presentando un crecimiento sostenido. Un gran ejemplo es el sector manufacturero, que crece y se sostiene. Este ambiente ha producido que el desempleo disminuya de manera considerable, aunque la tarea es complicada y todavía falta mucho por hacer”.

El jefe de la cartera de Hacienda destacó además las inversiones extranjeras en el país y dijo que lo único que hay por Colombia es confianza y una fiebre inversionista como resultado de la seguridad y de las múltiples garantías que ofrece el gobierno a quien quiera venir al país, además fruto de las reformas estructurales que se han hecho.

En cuanto al tema de infraestructura, el ministro Zuluaga insistió en que ese es un tema más del ministro de Transporte, pero destacó que este año se han adjudicado seis licitaciones de concesiones que permiten avances en todo el país y en estructuración. “Creo que el nivel de ejecución de las grandes obras en materia de carreteras avanza sustancialmente. Tampoco se puede desconocer lo que se está haciendo en materia de aeropuertos. Sin duda el panorama hoy en día es muy diferente al de hace unos años, y además todo se hace público, para garantizar transparencia”.

El Ministro dijo que el gobierno está dando todas las garantías en materia de licitaciones públicas y contratación.

Finalmente, la directora del Departamento Nacional de Planeación, Carolina Rentería, anunció que las inversiones para el desarrollo de obras de infraestructura entre 2007 y 2010 aumentaron en $5 billones.

"Hay un compromiso grande del Gobierno con el desarrollo de infraestructura de competitividad. Inicialmente el Plan Nacional de Desarrollo: Estado Comunitario, Desarrollo para Todos, tenía contemplado recursos por $20 billones, en este momento ya estimamos inversiones del orden de $25 billones, de las cuales, del sector privado habrá $5 billones adicionales y $2 billones más del Gobierno, para impulsar el desarrollo de infraestructura. Esto nos deja concluir que hay un futuro promisorio", dijo Rentería durante el IV Congreso Nacional de la Infraestructura, que se lleva a cabo en Cartagena.

Estos recursos se destinarán, principalmente, al desarrollo de proyectos viales, lo que le permitirá al país ser más competitiva.

La inversión total estimada para infraestructura entre 2006 y 2010 es de $69 billones, de los cuales el 46% será del sector privado y el 54%, del público. Estos recursos se destinarán a financiar proyectos de los sectores de minas y energía, telecomunicaciones, transporte urbano y transporte.

Primeros resultados
La cuarta versión del Congreso Nacional de la Infraestructura ya dio sus primeros resultados. El Dane, el Fondo Rotatorio del Dane (Fondane) y la CCI, firmaron un convenio que pretende concertar y articular esfuerzos institucionales para la revisión y el análisis de metodologías de cálculo, diseño de índices e indicadores relacionadas con el sector de la infraestructura.

"La firma de este acuerdo representa un avance en la búsqueda de mecanismos que permitan conocer con mayor profundidad la evolución de la infraestructura colombiana y el desarrollo de políticas que la optimicen" destacó Juan Martín Caicedo Ferrer, Presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura.

Las tres entidades incluirán dentro de su agenda de trabajo, la participación en las discusiones metodológicas del Índice de Costos de la Construcción Pesada (ICCP) y el Indicador de Inversión en Obras Civiles (IIOC) que actualmente calcula y publica el Dane. De igual manera, el gremio de la infraestructura apoyará en el diseño del índice de Precios del Transporte, IPT, planteado en el documento Conpes 3489 de 2007.

Durante la instalación del evento, el Presidente de la Corporación Andina de Fomento, CAF, Enrique García, reconoció a Colombia como un fuerte grupo de inversión social en América Latina, destacó el manejo de la macroeconomía en el país y advirtió que el buen momento económico es cíclico, y que debe aprovecharse porque llegarán épocas difíciles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?