| 7/10/2008 12:00:00 AM

Industriales descartan recesión

El primer semestre para los industriales ha sido duro y el crecimiento no ha sido el mismo que en años anteriores. El tipo de cambio, la tasa de interés, algunos factores para la desaceleración.


Según la encuesta de Opinión Industrial Conjunta de 2008, que realiza la Andi, la actividad industrial está reflejando una relativa desaceleración. Entre enero y mayo el crecimiento empresarial del país llegó a 1,9%, mientras que en igual periodo de 2007, alcanzó 7,5%, un comportamiento demasiado bajo para el país.

 

Muestra de ello es el caso del crecimiento económico de 4,1% para el primer trimestre de 2008, frente a 9,1% en igual período del año anterior; de 0,86% en la demanda de energía en los primeros cinco meses, frente a 4,37% en igual lapso de 2007, y de las ventas al por menor que crecieron 2,38% en los primeros cuatro meses del año, mientras en el 2007 lo hicieron a tasas de 7,2%

Sin embargo, para los empresarios el segundo semestre será mejor que el primero y por ello esperan para el año 2008 un aumento del 4% en ventas y de l 0,8% en el empleo en la industria, en comparación con el 2007.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic), que la Andi realiza con Acicam, Acoplásticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, ICPC y la Cámara Colombiana del Libro en el período enero-mayo del 2008, comparado con el mismo período del 2007, la producción aumentó 1,9%, las ventas totales 1,0% y, dentro de estas, las ventas hacia el mercado interno aumentaron 2,3%.

Actividades como alimentos, papel, otros químicos, cerámica no refractaria, minerales no metálicos, maquinaria de uso especial y aparatos de uso domestico, continúan creciendo.

Sectores como cuero, calzado, textiles, confecciones y vehículos automotores han mostrado caídas persistentes durante los últimos meses.

En concordancia con la moderación en la actividad manufacturera, la utilización de la capacidad instalada en mayo de 2008 se situó en 79,4%, nivel que es menor al 82,5% registrado en igual mes del año anterior y 80,8% al finalizar el 2007, según muestra la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic).

Según el presidente de la Asociación Nacional de Industriales, Andi, Luís Carlos Villegas, “el 2% es un crecimiento muy bajito frente al potencial que tenemos de crecimiento y por eso hay que retomar esa agenda de crecimiento de una manera urgente”.

Según el dirigente gremial, la tasa de cambio y de interés han tenido una relación muy cercana con el crecimiento. “Cuando el Banco de la República tomó la decisión de mantener sus tasas quietas e intervenir en el mercado de divisas tuvimos una reacción en el mercado bastante buena frente a esas medidas como fuente de devaluación. En el debate actual la respuesta debe ser, no sólo mantener las tasas donde están sino empezar a bajarlas y eso tendrá consecuencias sobre la tasa de cambio, y la tasa de cambio hace parte de las amenazas que hoy tienen muchos sectores productivos".

Villegas dijo que es importante que el Banrepública no suba las tasas sino que las reduzca, pues esto se hace necesario para que el país pueda volver a recuperar la agenda de crecimiento que traía. “Lo que el mercado y los actores económicos estamos pidiendo es una señal del Banco de que no va a dejar que esta economía deje de crecer, y deje de crecer robustamente, con dinámica, con solidez. No obstante estamos muy lejos de una recesión"-

Con respecto a los indicadores de demanda los niveles actuales se mantienen en los parámetros favorables que se observan desde principios del 2004. El 78,2% de la producción industrial califica los pedidos como altos o normales. Por su parte, los inventarios se mantienen bajos o normales, debido a que solamente el 17,3% de la producción califica sus existencias como altas.

Según los industriales, mientras al finalizar el 2007 el 71% de ellos calificaba la situación de la empresa como buena y el 40,3% contaba con mejores expectativas para el inmediato futuro, para mayo de 2008 estos indicadores fueron 55,9% y 31,9%, respectivamente.

La situación en el 2008 ha sido más compleja y así lo reflejan los indicadores de presupuesto de ventas de las empresas, debido a que éstas no han logrado cumplir las metas que se habían fijado a finales de 2007. Es así como según el documento, el porcentaje de cumplimiento del presupuesto se sitúa en 87,4% para las ventas totales, en 90,1% para las ventas en el mercado nacional y en 79,6% en las exportaciones. Con respecto al empleo en la industria, hasta el mes de mayo del presente año, el 41,2% de las empresas aumentó su planta de personal, el 31,4% la mantuvo constante y solo el 27,4% disminuyó la ocupación.

En cuanto a los obstáculos que perciben los empresarios en el desarrollo normal de su actividad, en mayo de 2008 son el tipo de cambio, costo y suministro de materias primas, baja demanda, competencia en el mercado, bajos márgenes de rentabilidad, cartera, contrabando y competencia desleal, falta de capital de trabajo y problemas de orden público

Un mejor segundo semestre
En relación con las expectativas sobre la actividad de sus empresas en lo que resta del año, el 43,2% de los encuestados considera que el segundo semestre será mejor que el primero, para el 46,9% será igual y sólo el 9,9% percibe un deterioro.

En estas circunstancias los empresarios esperan un crecimiento de 4,0% en sus ventas y un aumento del 0,8% en el empleo en la industria, para el año 2008.

Frente al dólar, el presidente de la Andi, señaló que "el país ha mejorado y cuando mejora su moneda se aprecia, eso no lo podemos evitar. Lo que pasa es que se ha apreciado más allá de lo que hemos mejorado y yo creo que en eso tiene el gasto público una gran responsabilidad, por eso el recorte de gasto público reviste la mayor importancia para el comportamiento de la tasa de cambio".

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?