| 5/14/2009 12:00:00 AM

Industria habría tocado fondo

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, dijo que la producción industrial cayó en los primeros tres meses del año en un menos 5,9 % y las ventas totales en menos 4,1%. Abril y mayo claves para establecer que tan importante va hacer el “rebote” de la industria colombiana.

En el primer trimestre del 2009, la situación de la industria colombiana no muestra grandes variaciones respecto a su desempeño en los últimos meses. Se mantienen las caídas en la producción y las ventas reales y los restantes indicadores muestran altibajos alrededor de sus valores históricos.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la Andi realiza con Acicam, Acoplásticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, Icpc y la Cámara Colombiana del Libro, en el período enero-marzo del 2009, comparado con el mismo período del 2008, la producción cayó en 5,9%, las ventas totales 4,1 y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno en 3,1%.

Las caídas se han generalizado a la mayoría de los subsectores, pero afectan con mayor intensidad a algunos de ellos, según la Andi. De los 22 subsectores analizados, 16 muestran caídas en producción y ventas. Los más afectados son confecciones, curtido y preparados de cuero, madera, sustancias químicas, vidrio, minerales no metálicos, vehículos, autopartes y otros equipos de transporte.

La utilización de la capacidad instalada mostró una leve recuperación en el mes de marzo, logrando niveles similares a los del mismo mes del año anterior. En marzo del 2009, dicha utilización fue del 74,7% cuando en el mismo mes del año anterior había sido de 76,8%. El promedio de utilización de capacidad instalada para el primer trimestre del 2009 es del 73,6%, mientras el promedio histórico es de 76,5%.

Con respecto a los indicadores de demanda, la situación de los inventarios muestra pocas variaciones respecto a su comportamiento reciente. Las empresas que mantienen niveles normales o bajos de inventarios llegan al 75,6%, manteniéndose en los niveles a los que cayó desde mediados del 2008. El otro indicador de demanda, el de los pedidos sí mantiene una tendencia decreciente en los últimos 10 meses. En marzo este indicador se situó en 62,2%, cuando en abril del 2008 estaba cercano al 85%.

La difícil situación de la industria y la economía en los últimos meses se ha reflejado en el clima de los negocios. Al finalizar el año 2007, alrededor del 70% de los empresarios consideraba la situación de la empresa como buena y cerca del 40% tenía expectativas favorables para los próximos meses. En el 2008, en promedio estos porcentajes se redujeron a 58,6% y 33% y para marzo de 2009, los porcentajes cayeron a 45,6 y 26,5.

Según los resultados de la encuesta, la Andi asegura que con el deterioro de la actividad económica, la demanda nuevamente pasó a ocupar el primer lugar dentro de los problemas de los industriales, superando a los problemas de costo y suministro de materias primas que se había constituido en el principal problema en los años recientes de auge industrial. Los principales problemas reportados por la industria colombiana al cierre del primer trimestre del año son, en su orden la baja demanda, costo y suministro de materias primas, lenta rotación de la cartera, tipo de cambio, bajos niveles de rentabilidad, competencia en el mercado y capital de trabajo.

Por ahora, cerca de la mitad de las empresas encuestadas mantienen proyectos de inversión. Sin embargo, el porcentaje de empresas muestra una disminución significativa frente a períodos anteriores, como puede apreciarse en el siguiente gráfico.

Por subsectores industriales, el comportamiento de las inversiones no parece estar determinado exclusivamente por el crecimiento. Entre los subsectores que muestran caídas más altas, hay algunos que mantienen altos niveles de inversión y otros que los disminuyen. Algo similar sucede con los demás subsectores. n el análisis de los proyectos de inversión, las principales dificultades de los empresarios están relacionadas con los problemas de demanda, seguidos de la disponibilidad de recursos, restricciones crediticias e incertidumbre sobre la evolución del tipo de cambio.

Con respecto a la financiación de la inversión productiva, en general se mantiene la estructura observada en años anteriores ya que el 71,3% se financiará con recursos propios, el 20,1% con deuda interna, el 4,4% a través de la colocación de bonos y el 2,7% mediante alianzas con socios estratégicos. Un hecho positivo de los resultados de la encuesta en materia de proyectos de inversión es el de que el empresariado colombiano parece mantener una visión de mediano y largo plazo, ya que sus proyectos conservan la estructura general que traían durante los años de crecimiento. Los nuevos proyectos están orientados especialmente a modernización tecnológica, reposición de equipo y ensanche de planta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?