| 1/18/2012 6:00:00 AM

Incursión de ETB en telefonía móvil tomará más tiempo de lo previsto

El nuevo presidente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), Saul Kattan Cohen, aseguró que la entrada de su servicio como operador móvil virtual se dilatará unas semanas.

De esta manera, el servicio para los usuarios ya no estará disponible desde el próximo 19 de enero como lo había anunciado su antecesor, Mario Contreras.

“Nos tomaremos un tiempo más para estar listos”, señaló Kattan Cohen.

Con el proyecto, la empresa quiere beneficiar a 1,8 millones de clientes que hoy cuentan con el servicio de telefonía fija de la compañía.

El negocio hace parte de un programa de voz móvil que lanzó la empresa. La idea es que la tarjeta SIM de la ETB se pueda colocar en cualquier celular con bandas abiertas.

Según lo presupuestado, la SIM no tendrá ningún costo y se entregará a través de los centros de servicio de la empresa, por medio de las facturas y por correo certificado.

Acción en la BVC

Kattan Cohen aseguró que está tranquilo con los últimos movimientos que ha tenido la acción de la compañía en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

“No me preocupa el número al que haya cerrado el título, sino sacar adelanta la empresa y esto se tendrá que reflejar en el precio de la acción de la ETB”, recalcó el directivo.

La acción de la compañía terminó en la jornada de ayer con una variación negativa de 2,37% y se ubicó en $495.

Frente a los cuestionamientos sobre su nombramiento, el economista de la Universidad de los Andes aseguró que su experiencia está precisamente en salvar empresas.

Así mismo, Kattan, quien es casado y tiene tres hijos, manifestó que no conocía desde antes al alcalde Bogotá, Gustavo Petro.

Entre su experiencia está la de haber sido presidente de Juan Valdez en Estados Unidos y gerente de la cadena Blockbuster de Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?