| 7/14/2008 12:00:00 AM

InBev compró Anheuser-Busch

En un acuerdo de compra a US$70 por acción, la cervecera belga-brasilera adquirirá la principal destilería estadounidense para convertirse en la mayor del mundo.

BRUSELAS/NUEVA YORK - La cervecera estadounidense Anheuser-Busch Cos aceptó ser adquirida por su rival con sede en Bélgica InBev NV en alrededor de US$52.000 millones, anunciaron ambas firmas, dando lugar a la creación de la mayor compañía mundial del sector.

InBev, fabricante de Stella Artois y Beck's, acordó pagar US$70 por acción de Anheuser, la principal cervecera de Estados Unidos y fabricante de Budweiser, desde una propuesta anterior de US$65 por papel.

Esto representa una prima del 27% sobre el máximo histórico que alcanzaron las acciones de Anheuser, en octubre del 2002.

El acuerdo, que se prevé que obtenga el permiso de los reguladores, crearía la mayor compañía cervecera mundial y supone la tercera mayor adquisición extranjera de una empresa de Estados Unidos.

La compañía resultante tendrá unos US$36.400 millones en ventas netas anuales y producirá un cuarto de la cerveza mundial.

La industria cervecera afronta una ola de consolidación, ya que Scottish and NewCastle ha aceptado ser dividida por Carlsberg y Heineken, y SABMiller y Molson Coors Brewing acordaron fusionar sus operaciones en Estados Unidos.

El presidente ejecutivo de InBev, Carlos Brito, ejercerá ese cargo en la compañía resultante de la fusión, que será bautizada Anheuser-Busch InBev. Anheuser tendrá dos lugares en el directorio de la nueva firma.

El acuerdo pone un amistoso fin a una saga de meses que amenazaba con volverse hostil, después de que ambas compañías intercambiaran demandas e InBev intentara reemplazar el directorio de Anheuser.

Acuerdo amistoso
Un acuerdo a US$70 por acción es un cambio radical para ambas partes, dijo la analista de Morningstar Ann Gilpin, destacando que el presidente ejecutivo de Anheuser, August Busch IV, había dicho que no vendería la compañía y su par de InBev declaró que no pagaría más de lo ofertado en principio.

"Es mejor que hayan alcanzado un acuerdo amistoso a que se volviera hostil," dijo Gilpin. "Anheuser-Busch conoce el mercado estadounidense mucho mejor que InBev, por lo que InBev necesita retener a los ejecutivos claves de Anheuser para el marketing y la distribución," agregó.

Para Gilpin, las acciones de Anheuser valen sólo US$57, pero aclaró que US$70 era un precio justo, puesto que InBev sería capaz de recortar costos y vender Budweiser y Bud Light -las marcas más vendidas del mundo- en el extranjero.

Las acciones de Anheuser cerraron el viernes con un alza del 8,6%, a US$66,50, impulsadas por las noticias de que se presentaría una nueva y mejorada oferta de compra.

Otra dimensión del acuerdo proviene de la mayor cervecería de México, Grupo Modelo, en la que un 50% es controlado por Anheuser. Modelo dijo que estaba en negociaciones con InBev.

El productor de la cerveza Corona, que tiene el derecho a escoger a su socio, aún no ha aprobado a InBev en ese rol.

Mientras Anheuser controla cerca de la mitad del mercado estadounidense con marcas como Budweiser, Bud Light y Michelob, InBev tiene una sólida posición en Europa Occidental y América Latina, y está creciendo en Europa Oriental y Asia.

InBev, que fue formada por la fusión de 2004 entre la belga Interbrew y la brasileña AmBev, tiene sede en Bélgica aunque tiene un equipo gerencial mayoritariamente brasileño.

Basada en los 713 millones de acciones circulantes de Anheuser hasta el 31 de marzo, la operación valúa a Anheuser en US$50.000 millones. Las compañías establecieron el precio de la venta en US$52.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?