| 5/5/2009 12:00:00 AM

Hoteles en plena expansión

La Organización Germán Morales e hijos avanza en su plan de conformar una cadena de 15 hoteles corporativos pequeños en todo el país bajo la marca bh. En diciembre completarán seis en Bogotá y Medellín. ¿Cómo lo conseguirán?

Bh Hoteles. Esa es la nueva marca que promueve la Organización Germán Morales e hijos en el país. Si las cosas siguen marchando como hasta ahora, la marca cobijará una cadena de alojamientos corporativos pequeños, de cuatro estrellas, que serán la columna vertebral de esa firma en los próximos años.

Bh opera tres hoteles en Bogotá, pero su expansión se mueve en forma acelerada. En diciembre tendrán dos más en Bogotá y otro en Medellín, sobre la Avenida El Poblado.

Además promueven la construcción de un edificio en el centro de la Capital, en la Carrera 4 con la Avenida Jiménez, en el cual funcionará un hotel de 60 habitaciones. En la misma construcción habrá oficinas, almacenes y un hotel. “Es la tendencia actual”, explica Alejandro Morales, vicepresidente ejecutivo de bh.

Adicionalmente están en la etapa de promoción de otro hotel de 95 habitaciones - grande para sus estándares -, ubicado sobre la Avenida El Dorado cerca de la Avenida Ciudad de Cali, en el occidente bogotano.

La intención de la organización es la de mantener su oferta de servicios de alojamiento en el mercado corporativo, con edificaciones de 30 a 60 habitaciones y restaurantes en los que solo se ofrezca desayuno.

Los restaurantes son tercerizados y están abiertos a personas que no estén hospedadas. Por ejemplo, el restaurante del bh La Quinta en Bogotá, está administrado por el empresario Jaime Escobar, que tiene negocios tan reconocidos como Wok.

“Los clientes corporativos no demandan alimentos, necesitan cosas distintas”, añade Alejandro Morales. Requieren conexiones a Internet y un lugar de ejercicios, entre otras cosas.

La Organización Morales e hijos se quiere especializar en ese nicho, porque el producto corporativo, que es bien diferente al de turismo, necesita habilidades específicas. Tiene servicios e incluso un proceso de mercadeo bien distintos.

Su meta de es la de tener 15 hoteles bh en el país en 2012, un ritmo de expansión interesante, que se sustenta en la credibilidad que tiene el mercado sobre su capacidad de administrar este tipo de negocios. Los dineros para la construcción o la adaptación de los edificios los consigue la Organización entre inversionistas privados y ellos operan los hoteles.

Por su parte, los inversionistas pueden conseguir rentabilidades sobre su inversión cercanas al 15% anual. Esto es posible porque los hoteles tienen una buena ocupación desde el comienzo y porque el sector tiene una exención tributaria por 30 años que mejora notablemente el retorno.

Además el equipo de Alejandro Morales tiene un cuidado especial al manejar las finanzas de cada proyecto. “No queremos ser los más grandes, sino los más rentables”, dice Alejandro Morales con la vehemencia de una lección aprendida. “Yo fui grande”, recalca, y luego hace una corta reflexión sobre la necesidad de tener compañías livianas con costos fijos reducidos.

Para el futuro el empresario hotelero piensa en vender. Cree que una cadena de esas dimensiones puede ser atractiva para un comprador local o internacional.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?