| 1/4/2011 7:00:00 AM

Hocol, un año crucial para su crecimiento

La apuesta de la compañía en el año que comienza es exploratoria. De los resultados en esa actividad depende el crecimiento de la producción en los próximos años. Las inversiones en el 2011 alcanzarán los US$265 millones.

La meta que tiene la filial de Ecopetrol, Hocol, es bastante ambiciosa. Producir 50.000 barriles de petróleo equivalentes por día (bped) en el 2015 y adicionar unas reservas de unos 200 millones de barriles, a los cerca de 90 millones que tienen de reservas probadas y probables en la actualidad. Teniendo en cuenta que la mitad de su producción se encuentra en campos maduros que irán disminuyendo su producción, la actividad exploratoria tendrá que ser su mayor apuesta.

“Básicamente buscamos duplicar la producción. Por lo tanto, este año es muy importante, tenemos que encontrar reservas nuevas para poder desarrollarlas”, le contó a Dinero.com, el presidente de Hocol, Álvaro Vargas.

El reto al que se enfrenta Vargas no es fácil, pues en estos momentos la mitad de la producción de la compañía está concentrada en el campo Ocelote y el resto en el valle superior, en donde nació la compañía hace 50 años. “Si no hacemos nada esta compañía estaría produciendo 18.000 bped en los próximos años. La brecha es de 35.000 barriles, eso es lo que tenemos que adicionar de aquí al 2015”.

La producción promedio en 2010 fue de 23.500 bped. Para este año proyectan 26.400 bped, es decir, un crecimiento del 12%. Así mismo, proyectan que las utilidades del año pasado alcancen US$80 millones, gracias al buen comportamiento del precio del barril de petróleo.

La estrategia

Su presidente define el futuro de la compañía por medio de una estrategia de crecimiento orgánico, en donde no está contemplada la posibilidad de adquirir reservas por medio de la compra de otras empresas. Hocol ha decidido confiar en el éxito exploratorio de los últimos años en donde ha encontrado reservas a costos muy competitivos.

“El costo de exploración por barril en el 2009 era cercano a US$4 dólares, en el 2010 estuvo alrededor de los US$6, mientras que en el mercado el costo promedio de las reservas es de US$10 por barril. Por esto tiene sentido crecer vía proyectos de exploración y esa será nuestra apuesta fuerte”, dijo el directivo.

Hocol se encuentra en el valle superior del río Magdalena hace 50 años. En los últimos años, tras haber alcanzado madurez estos pozos, la estrategia de la compañía ha sido diversificar su portafolio hacia los Llanos Orientales y el valle inferior del río Magdalena.

En los Llanos, la compañía ya está posicionada en la parte de crudos pesados y en el valle inferior están entrando por gas. En el 2011 realizarán exploración en el CPO17 y el CPO16 que se ganaron en la Ronda 2010 realizada por la ANH.

“Son bloques con mucho potencial de crudos pesados, vemos una franja de este tipo de petróleo que es muy prospectiva. La idea es que el grupo pueda desarrollar los campos en forma de sinergia para disminuir los costos, tanto en exploración como en producción”, comentó el presidente de la compañía.

El campo Ocelote, ubicado en esta zona, genera más de la mitad de la producción de Hocol, 18.000 bped y aún tienen espacio para explorar. En este año perforarán dos pozos adicionales en este bloque en busca de mayores reservas.

Adicionalmente, se encuentra en construcción un oleoducto de 54 kilómetros entre el campo y Palmeras, que es la estación de carga de los carrotanques que transportan el crudo hasta el oleoducto de los Llanos (ODL) o hasta Ocensa en Monterrey. La compañía planea terminar la construcción en marzo de este año y le permitirá ahorrarse entre US$1 y US$1,5 por barril.

Por otro lado, la compañía se encuentra construyendo otro oleoducto que le va a permitir transportar el crudo que producen en la Cañada y en otro campo llamado Ocha, hasta Los Mangos, un oleoducto de Petrobras.

En la cuenca del valle inferior, Hocol se ha consolidado como líder y en este año continuará explotando estos campos, que aunque ya están maduros, las actividades de recobro secundario, inyección de agua y la aplicación de recobro terciario han permitido alargar la vida de los campos y continuar su producción.

Las inversiones

Las inversiones de Hocol durante 2010 alcanzaron US$450 millones. Para la actividad exploratoria se destinaron US$140 millones, con los cuales se perforaron 6 pozos que están ubicados en Samán, Tángaro, Cascabel, Valle superior, Mantaraya, entre otros. Otra parte de esas inversiones se utilizó en actividades de sísmica en los campos del valle inferior, Clarinero, Saltarin y CPO17, en donde se encuentran preparando los proyectos para perforar nuevos pozos de exploración.

Los US$310 millones restantes se invirtieron en desarrollos. Las instalaciones definitivas (CPF) del campo Ocelote, en los oleoductos y en 38 pozos de desarrollo para producción.

Solamente en la construcción de las instalaciones definitivas (CPF) que se inauguró en noviembre, para empezar la producción del campo Ocelote, se invirtieron US$60 millones y en la construcción del oleoducto en Ocelote alcanza US$40 millones.

Para este año proyectan inversiones por US$275 millones, casi la mitad de lo invertido en 2010. El monto para exploración aumenta a US$160 millones, que se destinarán principalmente a las actividades de sísmica en los bloques adjudicados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos, a perforar cerca de 10 pozos de exploración.

“Son 4 pozos de exploración más que vamos a explorar este año en los campos CPO17, Guarrojo, valle inferior, bloque perdices, valle superior, entre otros. Nos vamos a concentrar mucho en los Llanos y en el valle inferior, ya están listos los prospectos para perforar en este año”, dijo Vargas.

La compañía proyecta que las inversiones en los próximos cinco años alcancen los US$700 millones si las expectativas de descubrimientos de crudo se cumplen.

En cuanto a internacionalización, aunque no hay planes concretos, la compañía está analizando cuál será la estrategia para tener operaciones en el exterior y complementar su portafolio. “La competencia en el país está muy fuerte y el espacio es limitado. Cuando hay metas tan agresivas hay que pensar en diversificar e ir a otros países donde haya oportunidad. Estamos en la búsqueda de opciones en donde sea barato entrar y las reglas de juego sean claras”.

Hasta ahora, la petrolera se ha venido financiando con el flujo de caja operacional, es posible que necesiten financiamiento en los próximos años. “Para cumplir con la meta de perforar 10 pozos por año, seguramente necesitaremos liquidez. La ventaja de Hocol, es que el nivel de endeudamiento es casi nulo”, finalizó el presidente de Hocol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?