| 4/16/2008 12:00:00 AM

Hay esperanza para el TLC

La Representante Nancy Pelosi cree que el TLC con Colombia se podría aprobar siempre que la Casa Blanca no presione a los legisladores.

 

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, manifestó cierta esperanza el miércoles de que el Congreso apruebe un tratado comercial con Colombia, pero dijo que el esfuerzo fracasaría si la Casa Blanca presiona a los legisladores.

"Quizás logremos aprobar algunos de los acuerdos comerciales. Lo hicimos recientemente con el tratado comercial de Perú de una manera bipartidista," dijo Pelosi ante la Cámara de Comercio de Los Angeles, que quiere que se apruebe el tratado con Colombia y otros dos con Panamá y Corea del Sur.

"Le he dicho a la Casa Blanca que estamos preparados junto a ellos para discutir cómo podemos proceder para llevar esta legislación al recinto. Les dije, 'quieren hacerlo de la manera que ustedes quieren, y se perderá. Ustedes sólo quieren empujarlo a la garganta del Congreso, así se perderá," dijo Pelosi.

El presidente George W. Bush encendió la semana pasada una pelea con Pelosi al enviar el acuerdo al Congreso para una votación o rechazo en un plazo de 90 días bajo la regla de la "vía rápida," diseñada para considerar acuerdos comerciales.

La Casa Blanca dijo que adoptó la decisión sólo después que Pelosi evitó meses de esfuerzos para iniciar un proceso bipartidista para someter el pacto a debate.

Pelosi respondió a la medida de Bush aprobando una regla que elimina el plazo de 90 días y deja que los líderes demócratas del Congreso decidan cuándo someterán a votación el tratado.

"Antes de que podamos hacer mucho más (sobre el tratado), tenemos que impulsar una agenda económica que dé algún sentido de seguridad a los empresarios y trabajadores de Estados Unidos de que alguien los está protegiendo," dijo a la audiencia de Los Angeles.

"Un pequeño comienzo"
El Gobierno de Bush ha acusado a Pelosi de matar el tratado con Colombia y de destruir una herramienta clave de política utilizada por presidentes demócratas y republicanos desde 1974 para aprobar acuerdos comerciales en el Congreso.

"De manera que tenemos nuestro pequeño comienzo. Pero no es una cuestión de si entendemos la globalización. Es una situación en la que todos nos movamos juntos en esa dirección (...) creo que ustedes deberían tener esperanzas sobre las posibilidades de eso," dio Pelosi.

Momentos después, la representante comercial estadounidense, Susan Schwab, dijo al mismo grupo que si Pelosi realmente quisiera ayudar a la economía, hubiera actuado rápidamente para expandir las exportaciones estadounidenses al aprobar los tres pactos comerciales pendientes.

"El acuerdo con Colombia está en el limbo y efectivamente muerto, a menos que la presidenta de la Cámara suministre una votación en un tiempo específico," afirmó Schwab.

Los grupos sindicales estadounidenses, una base importante de apoyo de los demócratas, se oponen fuertemente al acuerdo con Colombia porque consideran que el país andino no ha hecho lo suficiente para detener las matanzas de sindicalistas.

Si bien no descartó una nueva negociación, Schwab acusó a los demócratas de "mover el arco" al demandar continuamente nuevas concesiones a cambio de votar el pacto.

El destino del tratado está "enteramente en las manos del liderazgo demócrata en la Cámara de representantes," sostuvo Schwab.
 

 


Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?