| 8/28/2009 12:00:00 AM

Hay autosuficiencia petrolera en Colombia hasta el 2019

La Agencia Nacional de Hidrocarburos aseguró que existe suficiente petróleo en Colombia para los próximos 10 años. Actualmente la actividad petrolera en el país se resume en 43 pozos exploratorios a julio 31, con una proyección de 90 a finalizar el año.

En la audiencia pública de rendición de cuentas, Armando Zamora, Director General de la ANH, anunció que gracias a la actividad hidrocarburífera de Colombia, se ha logrado extender la autosuficiencia petrolera del país hasta el 2019. En el 2002 se esperaba que fuera hasta el 2009.

Actualmente la actividad petrolera en el país se resume en 43 pozos exploratorios a julio 31, con una proyección de 90 a finalizar el año, que en promedio asciende a 647 mil barriles de crudo al día. Adicionalmente hay 212 yacimientos de gas que generan 967 millones de pies cúbicos al día.

Además de las regiones históricamente hidrocarburíferas del país, como los Llanos Orientales, los Santanderes y el Valle Alto del Magdalena, la ANH ha logrado que zonas con alto potencial de yacimientos sean tenidas en cuenta por las empresas internacionales. Tal es el caso de la Costa Atlántica, El Caribe Colombiano y el Sur del país

“Éstas cifras demuestran que Colombia es un país atractivo para la inversión extranjera. Desde la creación de la Agencia han llegado al país 55 empresas internacionales, entre compañías prestadoras de servicios, proveedores, operadores, exploradoras y productoras, un número nunca antes visto por el sector y que resalta la buena labor que viene desarrollando el país en materia de promoción de Colombia en el exterior y de confianza inversionista” aseguró Zamora.

Así mismo, el Director de la ANH aseguro “uno de los más grandes logros obtenidos por la Agencia ha sido crear y mantener una seguridad jurídica preferencial en el contexto latinoamericano, lo que ha hecho de Colombia uno de los países que más inversión extranjera está recibiendo en materia de hidrocarburos. En el 2008 el sector recibió US$3,409 millones, mientras que para el 2009 se proyecta que esta cifra sea muy similar e incluso superior a la del año pasado”.

Zamora reiteró que “si las condiciones actuales son favorables, el futuro parece ser mejor. Ya que en el país actualmente hay 214 contratos vigentes firmados por la ANH, que en caso de ser exitosos ayudarían a mantener los actuales niveles de reservas. El año pasado éstas llegaban a 1.668 millones de barriles que garantizan la autonomía petrolera del país hasta el 2019, aumentando por primera vez desde el año 2002, cuando estaban en 1632 millones de barriles”.

Por esta misma razón, y con el fin de conocer el potencial hidrocarburífero colombiano, es que en el 2009 la ANH está invirtiendo recursos por $214.262 millones en planes de gestión de conocimiento, de aprovechamiento de los recursos y de gestión del entorno. Adicionalmente se trabaja fuertemente en estrategias de gestión ambiental y social responsable para el sector, logrando concurrir elementos como la conservación medioambiental, uso sostenible y desarrollo de los hidrocarburos.

Dentro de los temas se destacó que la Agencia le giró $4.8 billones a la nación por concepto de regalías generadas por la producción de crudo y gas. En lo que va corrido de este año la cifra asciende a $1.9 billones . Los recursos son invertidos por los municipios beneficiados principalmente en salud, educación y saneamiento básico.

Al terminar la rendición de cuentas, Armando Zamora aseguró que “Los hidrocarburos son un patrimonio de Colombia al servicio de toda la sociedad y el interés general. El desarrollo de este sector genera bienestar, progreso, crecimiento económico y prosperidad. Con inmensa alegría, y sin miedo a equivocarme, puedo decir que Colombia actualmente es uno de los países más atractivos a nivel mundial para invertir en materia de hidrocarburos”, comentó.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?