| 11/25/2008 12:00:00 AM

Hacia dónde va Barack Obama

El grupo asesor económico del presidente electo es de pesos pesados de la economía mundial. Si, como se espera, influyen de manera decisiva en las políticas a seguir por la administración Obama, el mundo tiene garantía de que el discurso aislacionista y proteccionista se quedó en el camino.

 

¿Por qué la alarma?
Ha habido un temor generalizado por la firmeza con la que el entonces candidato criticaba los acuerdos comerciales. Sin embargo, no era difícil concluir que esa posición merecía ser meditada con más calma. La economía americana ante un nivel de consumo decreciente necesita mirar hacia el exterior en busca de nuevos mercados. Eso se hace a través de las aperturas y de los acuerdos comerciales, no renegociando el NAFTA y menos aun, no ratificando los Tratados ya negociados.

Los que le hablan al oído al Presidente en temas económicos.

El Transition Economic Advisory Board de 17 miembros incluye importantes figuras del mundo de los negocios, la academica y el gobierno. Resaltan Warren Buffet, uno de los inversionistas privados más respetados del mundo; William Daley, ex Secretario de Comercio y actual ejecutivo de JPMorgan Chase; Anne Mulcahy, CEO de Xerox; Robert Rubin, Director del Comité Ejecutivo de Citigroup; Jennifer Granholm, Gobernadora de Michigan; Antonio Villaraigosa, Alcalde de LosAngeles; Lawrence Summers, profesor de Harvard; Laura Tyson profesora de la Universidad de Berkeley, entre otros.

 

¿Qué representan?
Las credenciales de todas estas personas son poco menos que impresionantes. Aparte de sus cualidades tienen un elemento en común que sugiere hacia dónde va dirigida la política económica de Barack Obama: Todos tienen antecedentes aperturistas.

De los 17 miembros del Transition Economic Advisory Board, 6 han servido en administraciones reconocidas por sus políticas hacia el libre comercio como las de los Presidentes Reagan, Clinton e incluso la actual administración de George Bush. Han sido artífices de políticas dirigidas a acercar comercialmente a los Estados Unidos con el resto del mundo, no lo contrario. Personas que, si son fieles a sus antecedentes, van a seguir una línea de promoción de acuerdos comerciales.

 

La estrategia
No es raro que de este equipo hagan parte reconocidos republicanos. Hasta ahora el Presidente electo ha ganado dos importantes rounds: Las primarias y las presidenciales. Falta sin embargo que empiece a ejercer y ahí el precio es otro. Los congresistas responden a circunscripciones locales, a los intereses de sus pueblos, ciudades y Estados, no a los de Washington. Los demócratas tienen una mayoría cómoda en el Congreso, pero los planes del Presidente Obama van a necesitar de la unidad de los partidos para implementar exitosamente sus políticas. Incluso va a ser necesario el apoyo de los Republicanos en muchos de sus proyectos.

Hasta ahora se ha mencionado la posibilidad de una ayuda financiera a los fabricantes de automóviles. Con Jennifer Granholm, Gobernadora Demócrata de Michigan, en el equipo económico y fuerte aspirante a una cartera en la administración Obama, no es extraño que se logre. Ese apoyo conviene a su Estado al igual que otros como Ohio y Pennsylvania, pero eso podría significar la reducción de subsidios y asistencia a otras áreas de la economía como los cultivos para etanol, y eso no será fácil de negociar con Estados, también Demócratas, como Montana, Idaho, Dakota del Sur, entre varios otros.

 

Los acuerdos comerciales tienen dos puntos a favor: convienen a la malograda industria americana por la apertura de nuevos mercados y es algo que los Republicanos les interesa. En esta etapa de negociación política la puerta de la ratificación del TLC parece seguir abierta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?