| 2/8/2012 7:00:00 AM

Grupo Daabon va por ingresos de US$350 millones este año

El grupo empresarial, entre los 100 más grandes de Colombia, está en el negocio de la agroindustria con banano orgánico y producción de palma africana. Ahora le apuesta al turismo con inversiones en sociedad por US$40 millones para el desarrollo de una marina en Santa Marta.

El presidente del Grupo Daabon, Manuel Julián Dávila, dijo en entrevista con Dinero.com que hasta el momento se han invertido US$16 millones en el proyecto de turismo que comprende: un atracadero de yates y lanchas de lujo, un hotel boutique y una torre de apartamentos en la bahía de Santa Marta.

El grupo empresarial es dueño del 50% de la sociedad Inversiones Marinas Turísticas (que desarrolla el proyecto), la Sociedad Portuaria de Santa Marta tiene el 25% y el restante está en manos de 94 inversionistas de la región.

El proyecto denominado Marina Internacional de Santa Marta fue inaugurado en su primera fase, que comprende las zonas de atracadero de embarcaciones y se espera que quede culminado en 18 meses, con la construcción de un hotel boutique a sólo unas cuadras.

“Es un proyecto muy sano porque la empresa no debe un peso y tiene mucho patrimonio”, afirmó Manuel Julián Dávila, al explicar que los bancos en su momento no quisieron aportar recursos por el riesgo de un negocio casi sin explorar en el país.

“El desconocimiento del sector financiero de la actividad de marina no dio la oportunidad de obtener financiación, entonces se ejecutó con recursos propios de los socios”, dijo el empresario.

El crecimiento del turismo en la capital samaria ha sido notable en los últimos años, lo que hizo que inversionistas de distintos países se fijaran en la ciudad, lo cual es evidente desde la misma oferta gastronómica.

“Hace12 años había dos vuelos diarios a Bogotá. Hoy hay 15 vuelos diarios. De 100.000 pasajeros al año pasó a 800.000. Lo que dice eso es que Santa Marta aún está en muy bajo porcentaje de su potencia turístico”, señaló Dávila.

Un grupo polémico

El Grupo Daabon (Dávila Abondano), es conocido como uno de los protagonistas de la larga historia de Agro Ingreso Seguro. Manuel Julián Dávila reconoció que en su momento, la compañía recibió subsidios por $2.200 millones para cuatro proyectos de mejoramiento de riego.

Sin embargo aclaró que “esos recursos se invirtieron en palma y se devolvieron cuando estalló el escándalo de AIS. El subsidio representaba el 40% de la inversión, el resto había que colocarlo en una fiducia para después invertirlo y así lo hicimos”.

Otro de los líos en los que se ha visto involucrado el grupo empresarial es en el de las fincas de Las Pavas.

El Grupo Daabon –a través de su subsidiaria CI Tequendama- fue dueño desde el 23 de enero de 2007 del 50% de unos terrenos en la región del sur de Bolívar para el desarrollo de plantaciones de palma africana.

“Pero a raíz de presiones de las ONG decidimos vender nuestra participación. A principios de 2011 (22 de marzo) nos salimos y mientras estuvimos ahí no hubo ningún tipo de desplazamiento, según ya lo comprobó la Fiscalía”, aclaró Manuel Dávila.

Finalmente, el grupo ha sido mencionado en varias oportunidades por su participación en el controvertido proyecto para construir un hotel de lujo en el Parque Tayrona, con inversiones por cerca de US$100 millones.

El Grupo Daabon es propietario del 5% del terreno de Arrecifes, que es el nombre del consorcio conformado en su mayoría por la holandesa Six Senses.

El proyecto se encuentra temporalmente suspendido por orden del presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Perspectivas 2012

El Grupo Daabon tiene ingresos anuales aproximados de US$300 millones, que este año espera elevar en 17%, es decir unos US$50 millones.

Las inversiones para este año suman entre US$12 millones y US$15 millones para expansión de su industria, concentrada por el momento en la producción y comercialización de banano orgánico y cultivo de palma de aceite.

El principal objetivo es hacerle frente a la ola invernal, que ha provocado serias alteraciones a sus cultivos, afectando la producción de banano orgánico.

La producción habitual ha llegado hasta las 50.000 cajas semanales, que van principalmente a los mercados de Europa, Estados Unidos y Asia y Japón.

“A Japón empezamos con un contenedor semanal, hoy hacemos entre cuatro y cinco y hay oportunidades hacia Corea, ya tenemos los clientes, el tema es la disponibilidad de fruta. El impacto del invierno ha afectado las plantaciones y esa afectación ha disminuido la producción en un 30%”, según Manuel Dávila.

Las 50.000 cajas semanales se redujeron con el primer invierno a 20.000. Luego se recuperó la producción a 35.000, pero de nuevo descendió con la segunda ola invernal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?