| 1/28/2010 7:00:00 AM

Grandes farmacéuticas: un negocio en riesgo

El vencimiento de los términos de las patentes, han puesto en riesgo las grandes compañías farmacéuticas en el mundo. El modelo de negocio tendrá que cambiar en los próximos años para sobrevivir. Es probable que se vuelva una industria de pocos jugadores.

Un número récord de patentes de medicamentos vencen en los próximos años, por lo que se podría generar un aumento de la competencia de los medicamentos genéricos y fuerza en la disminución de los precios.

Las farmacéuticas se están reorganizando, no disminuyen sus presupuestos de investigación y desarrollo, esperando tener éxito en la creación de medicamentos revolucionarios y patentables para contrarrestar la disminución de las ventas de sus antiguos productos protegidos.

Normalmente, los medicamentos están protegidos por patentes que duran 20 años, período durante el cual el margen bruto típico suele ser de 95%. Cuando las patentes expiran, los fabricantes de medicamentos genéricos ofrecen el mismo producto a precios mucho más cercanos al costo de producción.

El precio de una droga que expira en mercados como EU disminuye más del 85% en un año.

En 2009, US$26.000 millones de las ventas de medicamentos patentados estaban en riesgo por el vencimiento de las patentes. Esto casi se duplicará en el 2011 de acuerdo con las proyecciones de la firma consultora EvaluatePharma. (Ver gráfico en el recuadro)

Entre 2010 y 2012 alrededor de 20 importantes medicamentos perderán sus patentes, poniendo en riesgo US$133.000 de las ventas de las grandes compañías farmacéuticas. Alrededor del 13% de las ventas de drogas a nivel mundial están en riesgo por la competencia de los genéricos en los próximos dos años.

Por ejemplo, este año se vence la patente del medicamento más vendido el mundo y que significa la cuarta parte de los ingresos de Pfizer, la farmaceútica lider en ventas a nivel mundial. El Lipitor, que es una medicina para bajar el colesterol afectará las ventas de la empresa farmacéutica en cerca de US$3.250 millones.

En el 2007 Pfizer experimentó el efecto del vencimiento de una de sus patentes, cuando las ventas del antidepresivo Zoloft cayeron un 82%.

Otro ejemplo es Merck & Co. que tendrá que enfrentar la competencia para tres de sus medicamentos que representan el 44% de sus ingresos. Fosamax, para la osteoporosis, Singulair, para el asma, y Cozaar, para el corazón.

La perspectiva definitivamente no es buena, cuando tampoco por el lado de investigación y desarrollo se han logrado avances. En esta época es más difícil y demora más el proceso de encontrar nuevas curas, y por tanto, mucho más costoso.

Es por esto que se pronostica que continúen las fusiones y adquisiciones en este sector, pues al lograr pocos avances en la creación de medicamentos exitosos y tener menores ingresos, las inversiones en investigación y desarrollo se vuelven una prioridad en el presupuesto de estas compañías. Deberán reorganizar sus sistemas de costos, pues ya no serán tan solventes como en los años anteriores.

Los principales esfuerzos de las grandes compañías estarán en el desarrollo de medicamentos para el sistema nervioso central -dirigido a crear fármacos contra Alzheimer-, el área metabólica –principalmente para la diabetes-, biotecnología y vacunas, medicinas para la inflamación y el dolor, el cáncer y el sistema antiinfeccioso –antivirales y antibióticos-.

La empresa que logre desarrollar un medicamento revolucionario será la líder en ventas de los próximos años, pues Pfizer con la pérdida de su patente tendrá que ceder este puesto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?