| 7/14/2011 4:00:00 PM

Google logra beneficio de US$2.505 millones entre abril y junio

El buscador de internet obtuvo un beneficio neto de US$2.505 millones entre abril y junio de 2011, o un 36,1% más que en el mismo período del año pasado, según informó la compañía.

El gigante tecnológico ingresó durante ese trimestre US$9.026 millones, un 32,3% más que en el mismo trimestre de 2010, una cantidad proveniente en un 69% de los casos de las páginas web propiedad de la empresa y en un 28% a través de programas externos como AdSense.

Esa proporción en el origen de los ingresos fue similar a la registrada entre enero y marzo de este año.

El beneficio por operaciones de la empresa para el segundo trimestre de 2011 fue de US$2.881 millones, o un 21,8% más que en los mismos meses de 2010.

"Hemos tenido un gran trimestre, con unos ingresos que han crecido un 32% en términos interanuales hasta superar una cifra récord de US$9.000 millones", dijo el consejero delegado de Google, Larry Page, en un comunicado.

Page además aseguró estar "superentusiasmado" con la acogida que ha tenido la nueva red social lanzada por la compañía a finales de junio, Google+, si bien no entró en detalles sobre el número de usuarios.

Google informó que los costes por "clic" en los anuncios subieron un 12 por ciento con respecto al mismo trimestre de 2010 y un 6% con relación al período comprendido entre enero y marzo.

La facturación por "clic", que generan las visitas de los usuarios en los anuncios contratados con el buscador de internet, tuvo un crecimiento interanual de un 18% y su valor cayó, no obstante, un 2% en la comparación intertrimestral.

Durante el pasado trimestre Google aumentó su plantilla en 2.452 personas, un nivel de contratación similar al registrado entre enero y marzo y que se enmarca dentro de los planes expansivos de la compañía para 2011.


Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?