| 11/18/2008 12:00:00 AM

"Gobierno confunde DMG y pirámides"

Esto dice el abogado de DMG, Abelardo de la Espriella. Presenta un plan de expansión internacional con nuevos inversionistas panameños.

Como abiertamente inconstitucional calificó la determinación del Gobierno Nacional el abogado del grupo DMG, Abelardo de la Espriella, en entrevista con Dinero.com. El defensor de la empresa señaló que el presidente se extralimitó en sus funciones tomando decisiones en materia penal, violó preceptos como el de la libertad de crear empresa y se atribuyó otras funciones que le pertenecen a diferentes entidades del gobierno.

Adicionalmente dijo que se vinculó de manera injusta a DMG con las llamadas “pirámides”.

“Ya se demostró que no hacemos captación masiva”, dijo.

Frente a la posición de la Superintendencia de Sociedades en la que se afirmaba que DMG no había respondido a sus solicitudes de información, el abogado dijo que el último envío constaba de más de 3.200 folios, con la información solicitada.

Inversionistas extranjeros
El abogado confirmó que hoy se encuentran en Colombia dos inversionistas. El primero Alexandre Ventura de origen brasileño, socio de proyectos de construcción en Panamá como la Torre Trump.

También está Alesander Altshoul, empresario ruso residente en Canadá y vinculado a proyectos de bienes raíces y de construcción también en Panamá.

Los dos son inversionistas también hacen parte de las nueva sociedades internacionales.

Operación internacional
Por último, el representante del grupo confirmó que la sociedad que operaba en Venezuela y que fue cerrada por a las autoridades de ese país, era efectivamente filial de la sociedad colombiana.

Afirmó que la organización tiene, además, filiales en Perú y Panamá y ratificó que en esta última ciudad, el grupo abrirá un local comercial. La apertura que estaba programada para el 29 de noviembre fue pospuesta para el 10 de diciembre porque “hubo problemas de agenda con los artistas”, señaló.

El abogado manifestó que al evento de inauguración asistirán Maná, Enrique Iglesias y Gilberto Santarosa.

Dijo, además, que existe el interés de continuar el negocio, pues el trámite ante la Corte Constitucional se tomaría 40 días hábiles, al cabo de los cuales se ratificaría la inconstitucionalidad de la decisión, dijo.

No obstante, manifestó que se podría fácilmente reabrir la operación bajo una organización societaria nueva.

 
*********
 
 

Michael Sánchez llevaba su plata a DMG desde hace tres años. Le había ido muy bien. En este tiempo consiguió un automóvil Mazda, una casa en el barrio Los Monjes en el occidente de Bogotá y la amobló completamente.

Con algo más de 30 años, metido en su chaqueta de pana café, con jeans de marca, camisa de rayas por fuera del pantalón y zapatos modernos, es la personificación de un empresario de las pirámides. Salido de un riguroso estrato tres, encontró una forma de multiplicar sus ingresos de una manera que no había soñado.

Hoy tiene tres tarjetas prepago, cada una de valor distinto, y aunque no revela su valor exacto, todas son multimillonarias. “La primera recarga la hice con $1 millón”, dijo en una improvisada rueda de prensa que protagonizaron algunos de los defensores de DMG, la empresa que fuera intervenida el lunes por decisión del gobierno.

Y es que las personas que defienden a la controvertida empresa terminaron siendo el centro de atracción de la prensa, por cuanto los voceros de DMG que habían citado una rueda de prensa para contar su opinión frente a la disposición del gobierno, no pudieron encontrar una sede para realizarla.

El hotel Capital Forte, donde se iba a realizar esta mañana, canceló la reserva del salón temprano el martes y el hotel Portón Bogotá suspendió la conferencia cuando un grupo de periodistas ya estaba en el salón que habían dispuesto para adelantarla.

Los defensores que se encontraban en el lugar, en el andén afuera del hotel, pedían que se restableciera la operación de DMG. Para algunos de ellos era su trabajo. “Trabajábamos con la compañía como lo haría la gente que vende Avon o cualquiera otra de las compañías multinivel”, dijo uno de los afectados que no se quiso identificar.

Argumentan que el cierre toca su derecho constitucional al trabajo.

La rueda de prensa se hará esta tarde en otro hotel del norte de Bogotá, siempre que no se cancele nuevamente.

Mientras tanto, los usuarios de DMG convocaron a una reunión cerca del centro financiero de Bogotá a las 2 de la tarde, para manifestarse contra el cierre.

El lunes 17 marcharon por la carrera Séptima de la Capital, en un desfile que podía tener ocho cuadras de largo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?