| 4/9/2011 10:50:00 AM

Gobierno cierra 41 minas por no cumplir con normas de seguridad

El gobierno cerró 41 minas en tres departamentos al considerar que operaban en condiciones de riesgo para los trabajadores, informó hoy el Ministerio de Minas y Energía.

En las inspecciones realizadas por expertos del Ministerio de Minas y del Instituto Colombiano de Geología y Minería se determinó, además, la suspensión de actividades en 182 bocaminas, se cerraron 12 minas ilegales y se hallaron otras 22 inactivas.

Según un comunicado de prensa de Ministerio de Minas y Energía, de las minas inspeccionadas entre el 9 de febrero y 3 de abril de este año en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Norte de Santander sólo 67 minas operaban en condiciones adecuadas.

El documento explica que cuando se ordena la suspensión de una bocamina, "los operadores de la mina pueden adelantar labores de adecuación y mejoramiento al interior de la misma para que esta opere en las condiciones de seguridad adecuadas".

Los departamentos en donde se concentran las actividades mineras en Colombia son los de Cundinamarca, Boyacá (ambos en el centro del país), Norte de Santander (noreste) y Antioquia (noroeste).

Los expertos que realizan las inspecciones recordaron a los dueños de las minas que para desarrollar esas labores subterráneas es necesario realizar un adecuado control de techos de las minas y garantizar suficiente concentración de oxígeno.

Igualmente, verificar las concentraciones de gas metano, pues al acumularse, genera explosión; realizar una adecuada operación de los equipos electromecánicos y corroborar que no haya focos de incendios.

Con las inspecciones, se busca disminuir la accidentalidad en esta actividad que ha dejado luto en cientos de familias colombianas.

El accidente más reciente se registró en enero pasado, cuando 20 mineros murieron y otros seis resultaron heridos por una explosión por acumulación de gas en un yacimiento de carbón en Sardinata, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

La peor tragedia minera de los últimos años ocurrió en junio de 2010 en un yacimiento de carbón de Amagá, en Antioquia (noroeste), donde una explosión sepultó en un túnel a más de 160 trabajadores, de los que 90 lograron salir y 73 murieron.

Muchos de los accidentes ocurridos en minas colombianas se producen en las que funcionan de forma ilegal, que son unas 3.000 repartidas en 18 departamentos, de acuerdo con el Gobierno, que prevé irlas cerrando paulatinamente hasta 2013.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?