| 8/26/2010 7:55:00 AM

Germán Efromovich se queda con hoteles de Colinversiones

La compañía suscribió un contrato de compraventa de acciones con New Continents Hotels y The Flagship Hotels, empresas que pertenecen a Germán Efromovich. La operación, valorada en $50.000 millones, incluye el Hotel Intercontinental Medellín, el Hotel Las Lomas en Rionegro y el Hotel de Pereira.

En desarrollo de su proceso de redireccionamiento estratégico y de focalización de inversiones en el sector de la energía, divulgado ampliamente al mercado, la Compañía Colombiana de Inversiones S.A. E.S.P., Colinversiones, suscribió, previa autorización de su Junta Directiva, un contrato de venta de acciones con New Continents Hotels Inc. y The Flagship Hotels Inc., sociedades del empresario Germán Efromovich, tendiente a la venta de su participación, directa e indirecta, en el Hotel de Pereira S.A. y en la Promotora de Hoteles Medellín S.A., compañías que en desarrollo de esta transacción se valoraron en $50.000 millones.

Dichas compañías tienen obligaciones financieras netas por $5.813 millones, lo que hace que el valor de sus acciones ascienda a $44.187 millones. Dado que Colinversiones y sus vinculadas poseen en estas sociedades el 95,4% y 88,8%, respectivamente, les corresponde $40.226 millones por su participación. Se estima que el perfeccionamiento de esta transacción ocurra en enero de 2011.

 Los tres hoteles
Promotora de Hoteles Medellín S.A. es propietaria del Hotel Intercontinental Medellín, el más grande de la ciudad, que cuenta con una oferta de 297 habitaciones, y del Hotel Las Lomas, con 148 habitaciones, ubicado de manera estratégica cerca del aeropuerto internacional Jose María Córdova de Rionegro. Por su parte, el Hotel de Pereira, el más emblemático de la región cafetera, cuenta con 200 habitaciones. Los tres hoteles fueron remodelados recientemente, para mantener una oferta de la más alta calidad y el mejor servicio para sus huéspedes y visitantes.

“Al terminar estos 40 años de participación en el sector hotelero, nos sentimos profundamente satisfechos y orgullosos de haber contribuido al desarrollo, a la competitividad e internacionalización de Medellín, Rionegro y Pereira, por medio del liderazgo de la construcción, gestión, operación y modernización de los más importantes hoteles en cada una de estas ciudades, los cuales han sido el epicentro de su actividad social, turística, de eventos y convenciones. Con esta operación no se buscaba únicamente la obtención de un precio razonable, sino también lograr que estos activos fueran adquiridos por quienes con su experiencia, conocimiento y sinergias pudieran potenciarlos en beneficio de los accionistas que permanecen, de los colaboradores, clientes y demás grupos de interés”, afirmó Juan Guillermo Londoño Posada, presidente de Colinversiones.

Esta desinversión le permite a la compañía continuar con la materialización del proceso de transformación y focalización en el sector de la energía que emprendió en 2008, al obtener así recursos líquidos para invertir en este campo, en el cual ya tiene el 88% de sus activos.

Los compradores acordaron hacer extensivos a los accionistas minoritarios los términos económicos de la propuesta presentada a Colinversiones, es decir, un precio de $2.078,95 por cada acción de Hotel de Pereira S.A. y de $1.042,31 por la de Promotora de Hoteles Medellín S.A. “Mientras tanto, los hoteles seguirán operando de manera normal, prestando un óptimo servicio a los clientes, mientras se lleva a cabo el proceso de transición”, puntualizó finalmente Londoño Posada.

Los otros proyectos

Hace tan sólo unos días, Juan Guillermo Londoño Posada, presidente de Colinversiones, le dijo a la Revista Dinero que “para el futuro cercano, somos optimistas de que el proceso de crecimiento que viene desarrollando el país avance en forma satisfactoria con buenas expectativas que van a representar incremento en demanda de energía y pueden favorecer resultados. Eso significa que hay que apretar el paso en términos de las inversiones”.

Para el corto y mediano plazo, Colinversiones tiene en su portafolio siete proyectos para desarrollar: Flores IV, con 169 MW, una inversión de US$188 millones y que entra en noviembre en operación; Montañitas, para el primer semestre del año entrante, con US$55 millones; Amaine, Tuluá I y II, Cucuana y Miel II.

La otra parte de su foco en los próximos meses es avanzar en el proceso de desinversión de los activos no estratégicos, como los hoteles en Medellín y Pereira, la empresa de seguridad industrial Arseg, y algunos bienes raíces. “Hay conversaciones pero no negociaciones cerradas. De todos nuestros activos, tenemos un 13% que no están en energía y eso puede representar cerca de US$250 millones”, explica Londoño.

La compañía está atenta a las oportunidades de negocios de energía en Colombia y en el exterior. En el país, está a la espera de definiciones en cuanto a las participaciones que tiene la Nación en Gecelca y Urrá, así como en cinco electrificadoras.

“En el exterior estamos haciendo un barrido con consultores internacionales de México hacia abajo. Estamos en un análisis juicioso de los distintos jugadores, regulaciones y oportunidades en cada uno de esos países. Hay un área de la compañía explorando esas posibilidades”, puntualiza Londoño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?