| 6/1/2009 12:00:00 AM

General Motors se declara en bancarrota

General Motors Corp., solicitó el lunes protección federal por bancarrota ante un tribunal de quiebras en Nueva York. La mayor quiebra industrial en la historia de Estados Unidos.

La  fabricante automotriz más grande del mundo solicitó protección como parte de un plan del gobierno de Barack Obama para reducirla a un tamaño sostenible y darle al gobierno estadounidense una participación mayoritaria de propiedad.

La compañía dijo que tiene US$172.810 millones en deudas y US$82.290 millones en activos.

El gobierno tendrá una participación del 60% en la empresa y un papel sin precedentes en su reorganización.

Funcionarios de la Casa Blanca informaron el domingo por la noche que el gobierno federal inyectará US$30.000 millones a GM, que ya recibió US$20.000 millones del dinero de los contribuyentes, para ayudar a su reestructuración mientras está en el tribunal de bancarrotas.

Los funcionarios, que pidieron guardar el anonimato porque Obama aún no hace el anuncio oficial, dijeron que el gobierno espera que el proceso en la corte se extienda entre 60 y 90 días.

Se espera que el presidente Barack Obama pronuncie un discurso relativo al futuro de la armadora de Detroit justo antes del mediodía del lunes. El director general de GM, Fritz Henderson, ha programado una conferencia de prensa en Nueva York exactamente después de las declaraciones del presidente a las 12.15 horas locales.


La compañía espera recortar 21.000 empleos, casi 34% de su fuerza laboral y eliminar a 2.600 distribuidores. GM planea cerrar 11 plantas, suspender actividades en tres más y nombrar al comprador de para su división Hummer.

GM, el humillado gigante automotriz que ha formado parte de la vida estadounidense durante 100 años, continuará con sus cuatro marcas principales: Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC.

Las acciones de GM llegaron a su precio más bajo en la historia de la compañía el viernes cotizándose a US$0.75 centavos  Los títulos serán prácticamente inservibles si comienza su quiebra. GM seguirá un proceso similar Chrysler LLC, que se declaró en bancarrota en abril y espera salir de su quiebra financiada por el gobierno en esta semana.

"Aún le espera mucho dolor, pero tengo confianza que esto es mucho mejor que la alternativa", dijo el senador Carl Levin el domingo después de que se le informó sobre las quiebra de la empresa. "Es un nuevo comienzo, es un renacimiento, es una nueva General Motors".

Los miles de millones en préstamos gubernamentales para GM provendrán del fondo de rescate de US$700.000 millones para el sector financiero, que ha servido para estabilizar bancos y sostener a American International Group y Chrysler.

El domingo, un grupo importante de tenedores institucionales de bonos, que representan el 54% de los propietarios de esos papeles de GM, accedió a intercambiar sus bonos no asegurados por una participación del 10% en una compañía recién reestructurada, además de garantías para comprar una participación mayor posteriormente. No quisieron aceptar una oferta anterior, que les daba el 10% de la compañía pero sin las garantías.

Por su parte, Alemania accedió a prestar US$2.000 millones a Opel —propiedad de GM en ese país— como parte de su adquisición por un fabricante canadiense de autopartes.

 

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?