| 2/23/2010 2:00:00 PM

Fuerte caída de exportaciones regionales a Venezuela

Las exportaciones a Venezuela descendieron 33,5%, a Ecuador 16,1% y a Estados Unidos 8,35%. Cundinamarca y Valle del Cauca las regiones más afectadas.

En el año 2009 las exportaciones colombianas cayeron por primera vez después de un crecimiento sostenido en los últimos siete años, según las cifras de año completo reveladas por la Dian.

En efecto, las exportaciones totales del país tuvieron durante el año anterior un crecimiento negativo del 12.7%. Este desempeño es el resultado de caídas muy visibles en las ventas con destino a los mercados venezolano (-33.5%), ecuatoriano (-16.1%) y estadounidense (-8.35%), que hasta el año 2008 se habían consolidado como los destinos más dinámicos y con mayor presencia de los productos del país.

Entre tanto, el dinamismo de otros destinos contribuyó a compensar en parte la crisis de los principales mercados. Se destacó China con un notable crecimiento del 114%, que solo en los últimos años entró en el radar de los exportadores colombianos; pero también lo hicieron Holanda (78.7%), Reino Unido (10.3%) y Suiza (9.8%), todos ellos con aumentos significativos en las ventas externas de sectores agrícolas y minero - energéticos del país.

Algunos productos avanzan en la sustitución de mercados
Un ejercicio realizado por el Centro de Pensamiento de Estrategias Competitivas, Cepec de la Universidad del Rosario, no arrojó resultados significativos en materia de diversificación para enfrentar el cierre del mercado Venezolano y la inestabilidad presentada por el mercado ecuatoriano . No obstante, se hizo visible en sus análisis que algunos empresarios colombianos ya empezaron a diversificar sus mercados de exportación y a sustituir a Venezuela como su principal socio comercial.

En efecto, en el 2009, hubo algunos productos nacionales que lograron acceder en forma exitosa a mercados diferentes a los tradicionales , Venezuela y Ecuador, tales como Chile, Perú, República Dominicana, Brasil o el Triángulo Norte Centroamericano , conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador.

Este es el caso de las exportaciones de algunos bienes como máquinas y aparatos para llenar, cerrar o etiquetar, originados en las regiones de Cundinamarca, Santander y Antioquia. Además de exportar cerca de US$6,3 millones en 2009, US$3 millones más que en 2008,  lograron incursionar en mercados como el de Perú, Honduras e Italia, reduciendo su dependencia del mercado venezolano en más del 50%.

 

Sobresalieron, además, con una reducción en su dependencia de Venezuela superior al 20%, productos como los papeles y cartones; los insecticidas y fungicidas; los hornos eléctricos industriales; así como los circuitos electrónicos integrados, algunos de ellos con origen en empresas de Atlántico, Bogotá y el Valle del Cauca. Ver tabla 1.

“En un año caracterizado por la fuerte caída en las importaciones mundiales, como consecuencia de la recesión internacional, no podía esperarse un resultado notable en la diversificación de mercados. Por eso resultan sorprendentes los logros alcanzados por empresas exportadoras en algunas regiones, en el marco de los acuerdos comerciales firmados por el país”, comentó Saúl Pineda, director del Cepec.

El comportamiento de las exportaciones regionales
Cundinamarca, una de las regiones exportadoras del país, presentó en 2009 una caída del 24.2%, la más pronunciada entre las principales regiones. Con reducciones notables en los tres mercados en los cuales ha concentrado el 66% de sus exportaciones en los últimos años: Venezuela (-39.1%), Estados Unidos (-27%), y Ecuador (-16%). En el mercado venezolano los sectores más afectados fueron los de automotores, perfumería y cosméticos, así como aparatos y material eléctrico.

Antioquia, por su parte, presentó un aumento de sus exportaciones del 2.15%. Sin embargo, las ventas externas de la región presentaron una fuerte caída en Venezuela (-46%), un mercado tradicional para sus productos industriales, en particular para los sectores de automóviles, plásticos y confecciones.

 

No obstante, esta fuerte reducción fue compensada por el buen comportamiento de los mercados de Europa y Estados Unidos, en productos del sector primario, como el oro, el banano, el café y los extractos de café. Estos contribuyeron de manera significativa a un crecimiento del 51.1% de las ventas externas de Antioquia en el mercado estadounidense.

 

Las exportaciones regionales del Valle del Cauca presentaron una caída del 9.37%, según los registros de la Dian. Esta caída en sus ventas externas se originó fundamentalmente en el comportamiento de los mercados de Venezuela (-25%) y Ecuador (-22.7%). Esta tendencia no alcanzó a ser compensada por el crecimiento en otros mercados como México (17.4%), Estados Unidos (5.3%), Panamá (5.3%) y Chile (4.7%), en productos como el azúcar, los farmacéuticos y las piedras preciosas.

 

“Debe destacarse, en todo caso, el esfuerzo de esta región, desde hace varios años, en la diversificación de mercados al interior de los países de la región latinoamericana y su creciente interés en la Cuenca de Pacífico”, subrayó Pineda.

 

La caída del 9.6% en las exportaciones totales del departamento de Bolívar se encuentra directamente asociada a la crisis mundial, antes que a un mercado específico, dada su menor dependencia de Venezuela. Aún así, debe resaltarse el importante crecimiento obtenido por las exportaciones regionales en los mercados de China (242%) y en Brasil (18%) en sectores como los plásticos, los productos químicos, así como la fundición de hierro y acero y sus manufacturas.

 

“El departamento de Bolívar se ha caracterizado en los últimos años, por una notable diversificación en sus mercados de destino y en su oferta exportable. Su condición costera y la creciente relocalización de importantes firmas del país hacia esa región, ha consolidado esta tendencia”, afirmó Saúl Pineda, director del Cepec.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?