| 10/4/2007 12:00:00 AM

Foros con candidatos

Dinero.com habló con los candidatos que puntean en las encuestas para suceder a Lucho Garzón en la alcadía de Bogotá. Aquí, William Vinasco. Lea las respuestas a los lectores en la sección "pregúntele a William Vinasco", más una entrevista sobre las finanzas de la ciudad.

William Vinasco es, según la mayoría de las encuestas publicadas, el tercer candidato a la alcaldía de Bogotá. Dinero.com habló con él para conocer su punto de vista sobre cómo sería su manejo de las finanzas de la ciudad si llegarse a ser alcalde de la ciudad.

 

¿Cómo encuentra financieramente a Bogotá?
Está bastante bien, afortunadamente tiene unos recursos importantes. Sin contar Transmilenio y los recursos de la ETB, está manejando recursos por 11 billones de pesos. Si los agregamos, la cifra llega a los 15 billones de pesos. El próximo alcalde, fuera de estos recursos, podrá contar con el recaudo del impuesto de valorización. De los ingresos totales, el 10% corresponde a la deuda de la ciudad, el 15% son gastos de funcionamiento como pago de nómina y maestros y el 75% de los gastos se destinan a inversión. Esto quiere decir que Bogotá es una ciudad cada día más sana y tiene un margen de rentabilidad e inversión importante.


¿Cómo va a generar recursos si es elegido alcalde?
Tenemos que estimular la empresa privada. En época electoral no se puede prometer una gran cantidad de puestos, porque generalmente los que prometen esas falsas ilusiones no las pueden cumplir. Bogotá tiene que estimular la inversión privada a partir de ejercicios como los que hace la Cámara de Comercio en la creación de famiempresas y pymes. A nivel tributario no podemos, porque tenemos una carga importante y ya estamos pagando por anticipado un 15% de esa carga. La economía de Bogotá está arrastrando en gran parte la economía nacional por su dinámica y en la medida que apoyemos a los empresarios habrá más empleo.

 

¿Cómo va a generar empleo?
Trabajando en lo que llamo la segunda parte de “Bogotá sin hambre” que es firmar el programa de desarrollo familiar. Este segundo paso es darles las herramientas a 600 mil personas que están en este programa para que se vuelvan autosuficientes. Trabajaremos en convenio con el SENA, para que reciban la capacitación y para que por el FNA tengan la obligatoria capacitación para que puedan entrar en el escenario comercial. También trabajaremos para que el comercio de los vendedores ambulantes haga su tránsito hacia un modelo formal.


¿Cuál sería su prioridad en el gasto y cuáles serán sus inversiones principales?
Nuestra principal inversión va a ser respaldar el programa de Lucho Garzón de tipo social y educación. Vamos a aprovechar la infraestructura actual en los diferentes colegios para dar cabida a 70 mil bachilleres que no tienen acceso a la educación profesional. Recurriremos a las carreras de tipo técnico y tecnológico. Invertiremos en seguridad para dotar al Transmilenio con cámaras de vigilancia para detectar las bandas de delincuentes y desarrollaremos todo el plan de inversión social al que se comprometió el alcalde Lucho Garzón.


¿Cómo piensa solucionar el problema de la deserción escolar en la ciudad?
A nivel de primaria debemos estimular la permanencia de los niños en el colegio si logramos que el cabeza de familia, padre o madre, reciba un ingreso económico. Si logramos que se firme un pacto donde los papás se comprometen a mantener a los niños en el colegio al mismo tiempo que ellos son autosuficientes ahí cortaremos la deserción escolar. Estimularemos que el niño que va el colegio encuentre en ese espacio un escenario agradable.


¿Cómo ahorrará?
Me parece que el ejemplo de las administraciones anteriores en el tema del ahorro debe ser el que debemos seguir. Las finanzas de las anteriores administraciones en el tema de apropiación de recursos han sido bien manejadas y nosotros tenemos que empezar a capitalizar esa clase de ejemplos.


¿Cuáles serán sus principales obras de infraestructura y cuánto cuestan?
Tenemos que seguir respaldados en el gobierno nacional que ha prometido que facilitará los recursos para terminar el Transmilenio. Pero tenemos que empezar a desarrollar la opción de un transporte masivo distinto a Transmilenio, donde este último sirva de alimentador ya sea a un metro, monorriel, aerobús o como se llame. Un kilómetro de construcción de metro subterráneo vale US$60 millones, elevado vale US$30 millones a US$40 millones, el Transmilenio vale US$22 millones. En ese orden de ideas tenemos que pensar con el paso del tiempo en qué será más conveniente para la ciudad.

 

Otra obra de infraestructura es el cambio del centro de la ciudad sin tocar la parte histórica, para construir edificios como el del sector conocido como nuevo Santafé en la calle 6 con carrera séptima. Otra parte para cambiar es el sector comprendido por las carreras 14 hasta 30 y las calles 72 hasta la 100 donde hay casas viejas que se pueden transformar en edificios para facilitar la vida de muchas personas. Por último, continuaremos la construcción de megacolegios e intentaremos salvar los cuatro hospitales de la ciudad que están en la mira del gobierno para ser liquidados.

 

¿Cómo hará para que Bogotá sea una ciudad competitiva?
Mediante el impulso de las exportaciones y el crecimiento del turismo que es uno de los rubros más importantes en países como España, con Madrid, su capital, a la cabeza de sus tractivos turísticos. Para eso se necesita seguridad, con las cámaras de Transmilenio, como dije anteriormente, y con el incremento de la fuerza pública. De otro lado intentaremos avanzar para que el aeropuerto de Bogotá sea un terminal grande y no uno de juguete. Este es el aeropuerto más importante y es la puerta de acceso a Suramérica.

¿Cómo se gerencia Bogotá?
Creo que debemos verla como una multinacional que tiene que dar resultados a partir del diálogo permanente entre el alcalde y el concejo de Bogotá. La ciudad tiene que manejarse con absoluta autonomía e independencia para asegurar su gobernabilidad. Gobernaré con los mejores y eso nos permitirá mostrar una ciudad cada día mejor.

 

A la gente del común convénzala de por qué y en qué invertir en la ciudad
Bogotá es una de las compañías más rentables del país. Actualmente en el exterior hay inversiones a 20 años que se han hecho de tasa de interés de la capital. La banca está comprando los títulos de la ciudad que se van a pagar a 20 años. Eso genera la confianza en que Bogotá es rentable. La dinámica del turismo, de nuevos hoteles, de restaurantes, demuestra que Bogotá es una ciudad donde se debe invertir, y donde vale la pena tener un negocio. La confianza que genera Bogotá a partir del desarrollo humano y urbano nos muestra que apenas comienza a surgir económicamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?