| 7/23/2009 12:00:00 AM

Ford logra utilidades de US$2.300 millones

Gracias a una reducción de su deuda, Ford Motor Co. logró en el segundo trimestre un sorprendente superávit de US$2.300 millones, frente a una pérdida histórica en el mismo lapso de hace un año. Sus acciones subieron más de un 6% en la contratación de la mañana.

DEARBORN, Michigan, EE.UU.  — La realización de un beneficio neto puso fin a una racha de cuatro trimestres consecutivos de pérdidas en la segunda empresa automotriz de Estados Unidos, que ha ganado mercado a expensas de Chrysler Group LLC y General Motors Co., ambas en bancarrota al amparo de acreedores durante algún tiempo.

La vez más reciente que Ford logró números negros fue en el primer trimestre de 2008, con un beneficio neto de US$70 millones.

Empero, con la exclusión de la reducción de su deuda y otras partidas, la empresa con sede en Dearborn, Michigan, habría sufrido una pérdida trimestral, aunque menor a la pronosticada por Wall Street.

"Creo que nos quedan 18 meses", dijo el jueves a los periodistas y añadió que un año entero de números negros depende de la mejora de las ventas automovilísticas en Estados Unidos y Europa.

Al contrario que GM y Chrysler, Ford evitó la bancarrota y los créditos gubernamentales, debido principalmente a los préstamos o líneas de crédito por un total de US$23.500 millones en 2006 y 2007 en preparación a la contracción económica.

Desde entonces, la empresa ha reducido costos y lanzado nuevos modelos, mitigando su merma en las ventas en la peor recesión automovilística en más de un cuarto de siglo.

Ford tuvo un ganancia neta en el segundo trimestre de US$0,69 por acción, frente a una pérdida de US$8.700 millones, US$3,89 por acción, en el mismo periodo hace un año.

El beneficio se debió a una reducción de US$3.400 millones en su deuda acumulada.

 

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?