| 10/20/2006 12:00:00 AM

Fin de semana de lectores

Cada 15 días, Dinero.com responde las inquietudes de sus lectores sobre economía, administración, impuestos, mercado de capitales, etc. Encuentre aquí respuestas sobre las acciones, el IGBC y la rentabilidad de los Fondos de Pensiones.

Si desea enviar su pregunta, escriba a cgallo@dinero.com y nosotros buscaremos a los expertos para que les respondan sus dudas. También crearemos, a partir de noviembre, foros sobre temas específicos con conocedores de los temas.
 
Pregunta de Manuel Belalcazar: ¿qué es la balanza de pagos y qué representa para el país esta balanza?
La Balanza de Pagos es un documento contable que registra las transacciones económicas llevadas a cabo entre los residentes de un país y los del resto del mundo, durante un período de tiempo determinado, que normalmente es un año. Todas las transacciones económicas provocan dos asientos en la Balanza de Pagos (método de partida doble), uno en la columna de ingresos y otro en la de pagos, uno por el valor de la mercancía, servicio o título de crédito que se haya entregado, otro por su contrapartida en dinero, en créditos o en bienes o servicios. Por tanto, el resultado de la suma de las dos columnas de la Balanza es siempre el mismo, y por ende, su saldo es nulo, pues la Balanza siempre debe estar en equilibrio.

La balanza de pagos, que representa el comercio exterior de un país, comprende dos grandes partidas: la cuenta corriente y la cuenta de capitales.

La cuenta corriente resume todas las transacciones por concepto de exportaciones e importaciones de bienes y servicios, o, en otras palabras, todo el comercio visible e invisible. La cuenta de capitales recoge todas las transacciones que no se incluyen en la cuenta corriente, siendo las más importantes las transferencias de capital y las compras y ventas de oro y divisas.

No hay razón para que la cuenta corriente se equilibre siempre automáticamente; sin embargo, todo déficit o superávit en la cuenta corriente se debe compensar con un superávit o un déficit de la cuenta de capital. Por ejemplo, si las importaciones exceden a las exportaciones la diferencia de valor debe ser financiada con préstamos extranjeros, con reservas internacionales o vendiendo oro, y estos movimientos quedan registrados en la cuenta de capitales.

Hay que distinguir entre movimientos de capitales autónomos y movimientos de capitales compensadores. Los primeros corresponden a todos aquellos movimientos de capitales que se realizan en respuesta a incentivos comerciales o financieros o por consideraciones políticas que estén dadas independientemente del estado de la balanza de pagos, es decir, para cubrir las diferencias entre débitos y créditos autónomos, representando las partidas de "ajuste" o "con libramiento" de la balanza de pagos, las cuales reflejan su saldo global, pero con signo opuesto. De manera que cuando se habla de déficit o superávit de la balanza de pagos, no se hace referencia a su saldo contable sino al saldo de una de sus cuentas en particular, cual es la cuenta de capitales compensadores, que no es más que la diferencia entre el saldo en cuenta corriente y el saldo de movimientos de capitales autónomos ajustados por algunos errores y omisiones.

Por lo tanto, un déficit en la balanza de pagos señala que las reservas internacionales del país han disminuido en un monto exactamente igual al correspondiente déficit, en tanto que la existencia de superávit muestra que las reservas se han incrementado en la misma cuantía del superávit.

Pregunta de Gilberto Guío Pérez: El IGBC empezó en el 2001 con mil puntos y ahora está en once mil puntos. ¿en qué consiste este índice, cómo se forma y cuándo es mejor invertir?
El Índice General de la Bolsa de Colombia (IGBC) nació en el año 2001 por la fusión de las bolsas de valores de Cali, Medellín y Bogotá que dio origen a la Bolsa de Valores de Colombia.

Este índice es el indicador bursátil del mercado de valores colombiano, refleja el comportamiento promedio de los precios de las acciones más representativas y líquidas del mercado, ocasionado por la interacción de las fluctuaciones que por efecto de oferta y demanda sufren los precios de las acciones. Por esta razón constituye el instrumento más representativo, ágil y oportuno para evaluar la evolución y tendencia del mercado accionario. Cualquier variación de su nivel es el fiel sinónimo del comportamiento de este segmento del mercado, explicando con su aumento las tendencias alcistas en los precios de las acciones y, en forma contraria, con su reducción, la tendencia hacia la baja de los mismos.

La existencia de un solo índice de acciones permite hacer mejores comparaciones con índices de bolsas de otros países y la centralización en una sola bolsa hace posible que los precios de las acciones sean únicos y que se puedan agregar de manera más sencilla las cantidades y volúmenes transados.

Como usted bien señala, el IGBC se ha valorizado más del 90% desde su creación hasta el día de hoy gracias a un creciente apetito por acciones, un entorno económico interno y externo favorable y un conjunto de fusiones y ventas de varias de las empresas más importantes que cotizan en la bolsa.

Pero también ha tenido fuertes caídas. Durante el segundo semestre de este año, el IGBC alcanzó una desvalorización muy por encima del 25%, momento en el cual muchos inversionistas salieron a vender su posición en acciones lo que situó el promedio de transacción diario por debajo de los $60 mil millones.

A la hora de invertir, debe analizar el riesgo-país del mercado de capitales en el cual desea invertir, el horizonte de tiempo, es decir, cuándo cree que va a requerir el capital invertido para evitar que el cortoplacismo afecte la rentabilidad y definir su propio perfil de riesgo. Recuerde, además, que como instrumento de inversión, la característica principal de las acciones es que son títulos de renta variable, es decir, que su rentabilidad total no se puede predecir con anticipación, dado que ésta depende de dos factores: el cambio del precio de mercado de la acción y el rendimiento que se obtiene cuando se reparten dividendos sobre las utilidades que genera la empresa.

Pregunta de Fabián Muñoz: ¿qué es y cómo funciona una bolsa de valores?
La Bolsa de Valores es un mercado de capitales organizado, institucionalizado, oficialmente regulado, con unos intermediarios y formas de contratación específicas. Es un mercado financiero, pues en él se realizan transacciones financieras de compra y venta de acciones u obligaciones y es el lugar de encuentro de demandantes, oferentes e intermediarios de valores quienes negocian a través de corredores de Bolsa. Las Bolsas de Valores propician la negociación de acciones, obligaciones, bonos, certificados de inversión y demás títulos-valores inscritos en bolsa, proporcionando a los tenedores de títulos e inversionistas, el marco legal, operativo y tecnológico para efectuar el intercambio entre la oferta y la demanda.

En la Bolsa de Valores se realizan una serie de transacciones de carácter bursátil, cuya principal función es proporcionar un entorno seguro en el que los operadores puedan realizar sus operaciones. Los mercados tienen miembros autorizados, procedimiento operativos y regulaciones que gobiernan la forma en que se realizan las operaciones y se resuelven las disputas.
 
Además, las bolsas realizan las siguientes funciones:
· Regulan el listado de títulos.
· Promueve un mercado de capitales, propiciando la participación del mayor numero de personas, a través de la compra y venta de toda clase de títulos valores de transacción. · Celebra sesiones de negociación diariamente, proporcionando la infraestructura tecnológica necesaria y facilitando la comunicación entre los agentes representantes de las Casas Corredoras de Bolsa y los emisores de títulos valores e inversionistas.
· Tiene entre sus principales objetivos la eficiente canalización del ahorro interno hacia las necesidades de inversión que requieren recursos financieros adicionales, sean estas entendidas publicas o privadas.
· Ofrece al inversionista las necesarias y suficientes condiciones de seguridad de legalidad y seguridad en las transacciones que se realicen por medio de ella, con base a su reglamente interno.
· Adoptan las medidas adecuadas para fomentar el ahorro y la inversión, permitiendo una mayor participación accionaria, y vela porque se cumplan las normas para mantener la seriedad y confianza en los títulos valores, ajustando las operaciones a las leyes, reglamentos y a las más estrictas normas de ética.
· Lleva el registro de cotizaciones y precios efectivos de los títulos valores, y tiene a la disposición del publico la información sobre todo lo que acontece en el mercado bursátil.
· Proporciona facilidades para la liquidación de operaciones.

Pregunta de Jairo Rodríguez: estoy decepcionado del mercado de capitales colombiano porque no tiene control ni castigo. ¿Adónde me recomiendan “redireccionar” mi dinero invertido en la bolsa?
La caída de la bolsa durante el segundo trimestre de este año le generó malestar a muchos de sus inversionistas y ahorradores. Sin embargo, y aunque es cierto que históricamente las acciones y los TES han presentado una volatilidad mayor a la de otros papeles (como los de renta fija), este mayor riesgo ha sido compensado con un retorno superior sobre la inversión. En los últimos cinco años, el rendimiento anual de las acciones ha estado en promedio en un 88%, mientras que el de los TES ha sido de 15%.

Según Santiago García, Vicepresidente Comercial de Skandia Colombia, lo que debe importarle a los inversionistas del mercado de capitales y a los ahorradores de los fondos de pensiones, es la tendencia a largo plazo del mercado y no las coyunturas, porque esas hacen parte de ciclos en los cuales necesariamente deben existir ajustes y caídas. Para él, el ejemplo más diciente de esta situación es la rentabilidad de la renta variable comparada frente a la de renta fija en los últimos años. De hecho, mientras una inversión de $10 millones en los fondos de pensiones obligatorias en 1998 equivaldría hoy día a $43 millones, esa misma inversión, pero en un CDT, equivaldría en la actualidad a $24.3 millones.

Pregunta de José Luis López: Una familiar está afiliada a Protección y en el último extracto de su cuenta le reportaron rendimientos negativos por $3.146.194. Le dijeron que esa situación es normal, porque se presentaron problemas en la economía colombiana y que infortunadamente el cliente es el perjudicado en esos casos. Creo haber leído en uno de los números de esta revista, que eso no era del todo cierto, los Fondos de Pensiones deben proteger los aportes de los trabajadores que les confían sus ahorros. Estos Fondos deben tener el personal idóneo que evite precisamente estos rendimientos negativos de sus clientes. ¿El ahorrador sí puede perder esta rentabilidad, cuando no es él quien escoge los portafolios de inversión?

La rentabilidad reportada por los fondos de pensiones obligatorios durante el segundo trimestre de este año fue del orden del -30%. Es decir, fue negativa. Por tal motivo, todos los ahorradores de estos fondos vieron mermados los saldos de sus cuentas, como le sucedió a su familiar. Las AFP sí deben proteger los ahorros de sus afiliados y por ello la Superintendencia Financiera establece una rentabilidad mínima para un período de 36 meses, de suerte tal que todos los fondos deben generarles a sus ahorradores por lo menos esa rentabilidad. En el caso contrario, las AFP deben responderle a los afiliados con su patrimonio. En el período en cuestión, la pérdida la tuvieron que asumir los ahorradores y no las AFP, porque si bien es cierto que durante esos tres meses la rentabilidad fue negativa, en los últimos 36 meses fue superior a la rentabilidad mínima establecida por el gobierno.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?