| 1/30/2012 3:00:00 PM

Facebook "está a punto de cotizar en bolsa"

La red social Facebook puede comenzar esta misma semana el esperado proceso para cotizar en el mercado bursátil donde tendrá un valor que, según algunos informes, estaría entre los US$75.000 millones y US$100.000 millones.

Según informaciones recogidas por los diarios Financial Times y el Wall Street Journal, este miércoles la compañía tiene planificado introducir los documentos para conseguir el aval de la comisión de valores de EE.UU.

Su posterior flotación en el mercado puede generar cerca de US$10.000 millones, lo cual representaría una de las mayores ventas de acciones en la historia de Wall Street.

En términos de empresas de internet, los diarios indican que el monto puede superar con creces los US$1.900 millones recaudados por el gigante informático Google cuando comenzó a cotizar en la bolsa en 2004.

Sin embargo, la cantidad dista mucho de los US$20.000 millones conseguidos por el fabricante de autos General Motores en noviembre de 2010.

Los informes sugieren que el banco Morgan Stanley será el mayor colocador de la oferta pública de venta de acciones (OPV) con Goldman Sachs también como gran protagonista del proceso.

Los rumores sobre el lanzamiento de la red social en la bolsa han estado circulando desde hace muchos meses y durante todo ese tiempo la compañía ha mantenido su silencio al respecto.

¿Vale tanto?
Su valoración estimada la convertiría en una de las mayores empresas del mundo en capitalización bursátil. "Facebook, un gran logro, pero ¿entre US$75.000 y US$100.000 millones? Haría a Apple parecer barata", comentó el magnate australiano de los medios de comunicación Rupert Murdoch en Twitter.

El especialista de la BBC, Charles Miller, considera que sí puede valer tanto al establecer una comparación con Google, cuyo valor actual se calcula en $US200.000 millones.

Ante el potencial comercial de Facebook, Miller destaca que es un sitio donde los usuarios pasan más tiempo en cada sesión- una media de alrededor de 30 minutos- que en Google, lo que se traduce en más tiempo para ver y responder a anuncios.

Justamente la mayoría de los ingresos de la red social provienen de la publicidad.

La compañía fue fundada por Mark Zuckerberg y otros compañeros estudiantes de la Universidad de Harvard en 2004 y rápidamente creció para convertirse en una de las páginas de internet más populares del mundo.

Como empresa privada, Facebook no tiene que publicar su contabilidad, pero informes aparecidos en enero del mes pasado, haciendo referencia a un documento enviado por Goldman Sachs a sus clientes, indicaron que la firma puede haber conseguido una ganancia neta de US$355 millones sobre sus ingresos de US$1.200 millones en los primeros nueve meses de 2010.

Temores privados
Siguiendo con la comparación de Miller, otra ventaja clave es que mientras Google a menudo no conoce demasiado sobre sus usuarios, Facebook es un botín de información personal.

Sin embargo, justo cuando Facebook contempla su lanzamiento de oferta pública, a muchos de sus usuarios le preocupa más mantener su privacidad en la red social.

Un sondeo de la firma de seguridad Sophos reveló los temores que existen sobre la llegada de la nueva configuración de Facebook que, según alertan, podría revelar demasiados detalles personales.
La nueva configuración permitirá mostrar todo lo que una persona ha hecho en la red social desde que se hizo miembro, a través de un menú que se puede desplegar cronológicamente.

Pero según Sophos, lo más grave es que el nuevo sistema podría facilitar la labor de potenciales ladrones o acosadores.

De acuerdo con el informe de Sophos, a medida que Facebook se acerca a los 1.000 millones de usuarios, aumenta también su atractivo para los cibercriminales, que suelen bombardear la red social con programas maliciosos (malawares), aplicaciones falsas o trucos para robar identidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?