| 12/4/2009 8:00:00 AM

Extranjeros vuelven a comprar bienes raíces en EEUU


3 de diciembre de 2009, 11:13 AM 
El inversionista canadiense Arthur Wong está adquiriendo condominios en Las Vegas y en Phoenix como un cliente en una tienda de descuentos: en cantidad y a precios rebajados.

Wong, presidente de la firma Optimus U.S. Real Estate Fund, ha comprado 60 condominios con grandes descuentos a firmas inmobiliarias con problemas financieros. Wong pagó 62.500 dólares por cada uno de los 18 condominios que compró en Las Vegas, los cuales antes costaban 250.000 dólares por unidad.

"Esta podría ser una oportunidad de invertir en bienes raíces de esas que se presentan una vez en la vida", señaló Wong, cuya compañía con sede en Calgary, en la provincia canadiense de Alberta, ya ha invertido cinco millones de dólares en efectivo y planea seguir invirtiendo en el sudoeste de Estados Unidos durante los próximos meses.

Aunque las inversiones extranjeras en bienes raíces en los primeros seis meses del 2009 fueron más bajas que las del mismo período el año pasado, los agentes inmobiliarios desde Nueva York a Las Vegas dicen que las compras se han acrecentado rápidamente en los meses recientes.

Desde hace tiempo los inversionistas extranjeros se han sentido atraídos por los bienes raíces residenciales de Estados Unidos debido a la relativa estabilidad del mercado con respecto a otras naciones. Pero el descenso del dólar en los últimos seis meses ha abaratado aún más los precios de las viviendas para los extranjeros, y los precios están mostrando señales de estabilidad.

Los inversionistas internacionales compraron 154.000 casas y condominios en el período de 12 meses que concluyó en mayo, lo que representa un descenso de casi un 10% respecto a las 170.000 del mismo período del año previo, informó la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Pero desde junio el dólar ha caído entre 9% y 11% con respecto a otras monedas, como el yen japonés, el euro y el dólar canadiense. El real brasileño ha ganado 17% con respecto al dólar en los últimos seis meses.

Los compradores de Brasil, Canadá, Francia y Holanda, por ejemplo, han pagado mayormente en efectivo por viviendas con precios que oscilan entre los seis millones de dólares hasta los 15,5 millones, en edificios de condominios como el ubicado en el número 40 de la Calle 66 Este de Nueva York, a un paso del Central Park y en un barrio con muchos negocios, restaurantes y vida nocturna.

"(A los inversionistas extranjeros) Les encanta tener todo a la mano cuando salen de su casa", comentó Barbara Russo, una agente de la firma de bienes raíces The Corcoran Group, en Manhattan.

Cynthia Crowley, una agente inmobiliaria de Manhattan, habló recientemente con tres inversionistas israelíes que se han quejado del alza de los precios de las propiedades en su país.

"Desean comprar", destacó Crowley, que trabaja con Olshan Realty en Nueva York. "No vienen solamente a echar un vistazo".

A los inversionistas extranjeros les encantan los precios bajos y el alicaído dólar, pero también tienen confianza en que habrá una recuperación a largo plazo en la economía estadounidense y en el resurgimiento del mercado de la vivienda. Algunos desean casas de vacaciones, mientras que otros sólo desean alquilarlas.

A los compradores de Canadá, la India, Medio Oriente, México y Venezuela les gustan los vecindarios de Houston y su economía, que se beneficia de la sólida industria petrolera y de los servicios de atención a la salud.

"También se enfocan en sitios donde tienen amigos o familiares", destacó Bill Gottfried, director gerente de la firma Gottfried International Estates.

Los inversionistas extranjeros frecuentemente pagan en efectivo, u ofrecen anticipos de 40% o más, debido a que es difícil obtener financiamiento. Casi la mitad de ellos pagó en efectivo en el período de 12 meses que terminó en mayo, señaló el grupo inmobiliario.

Florida es el estado con más compradores internacionales, representando casi un 25% de las adquisiciones extranjeras. Al estado donde brilla el sol le siguieron otros tres con climas cálidos: California, Texas y Arizona.

Los precios de las casas en Miami están 50% abajo de su pico alcanzado al final del 2006 debido a ventas por ejecución hipotecaria y a un exceso de unidades sin vender. Con el dólar en su nivel más bajo en 15 meses frente al euro, las gangas son seductoras. Los inversionistas están adquiriendo casas o condominios a dos tercios del costo que tenían hace tres años.

Peter Zalewski, un agente inmobiliario que trabaja en Miami, dijo que al menos se han realizado siete negociaciones con precio especial por compra al por mayor tan solo en el centro de esa ciudad, con inversionistas provenientes de Argentina, Canadá, Colombia, Italia, Noruega y Venezuela.

También se han llevado a cabo negociaciones similares en el muy poblado condado de Broward y en el lujoso condado de Palm Beach, en Florida.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?