| 4/13/2009 12:00:00 AM

Exportadores ven oportunidad en mercado local

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, ve el panorama del comercio exterior en Colombia como el clima que azota al país por estos días: gris.

Pero a pesar del sombrío panorama, también ve una luz al final del túnel y se acoge entre resignación y esperanza al adagio popular de que "mal de muchos, consuelo de tontos".

Díaz, quien preside la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, pronosticó una caída de entre 17,5% y 25,4% en las exportaciones colombianas este año, a entre US$30.000 millones y US$32.000 millones.

"Tenemos que aguantar este chaparrón del 2009. Consuelo de tontos, pues estamos cayendo menos que los otros, mientras la caída en las exportaciones mundiales estarían en el orden del 45%", dijo Díaz a Reuters en entrevista telefónica.

El descenso en las ventas externas implicaría un déficit en la balanza comercial de unos US$450 millones, frente al superávit de similar monto que reportó este país andino en el 2008.

Precisamente, el desplome en el comercio internacional a nivel global se ha convertido en una oportunidad para algunos exportadores colombianos, que están viendo su tabla de salvación en el mercado interno, apoderándose de una porción que estaba siendo atendida por las importaciones y que ahora no son tan atractivas debido a la depreciación del peso.

"Lo que nos están reportando algunas empresas es que han logrado ganar participación en el mercado (nacional), porque tienen mejor precio frente al (producto) importado y manejo de volúmenes más pequeños; entonces, eso ha sido atractivo", explico Díaz.

Doble efecto
"No es lo mismo importar a $1.600 (por dólar) que a $2.400", dijo Díaz, al referirse a la depreciación del peso frente al dólar, que acumula un 33% en los últimos 12 meses.

El directivo explicó que el beneficio de la tasa de cambio es doble, porque además de restar atractivo a las importaciones, contrarresta parte del efecto de la caída de las exportaciones a los principales socios comerciales del país, Estados Unidos, Venezuela y Ecuador, debido a la menor demanda en algunos casos y a la imposición de cupos y de aranceles en otros.

"Como ejemplo, frente a competidores como China estamos teniendo mejor precio por efecto de tasa de cambio y el tema de volúmenes, porque en mercados como Estados Unidos uno tiene alguna ventaja de poder manejar volúmenes mucho más pequeños que los que se manejan desde China", indicó.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?