| 3/9/2011 12:05:00 PM

Exportaciones de café crecen un 33%

La Federación Nacional de Cafeteros reportó que las ventas llegaron a los 4,1 millones de sacos de 60 kilos en comparación con los 3,1 millones de sacos exportados en igual periodo 2009-2010. La producción en febrero aumentó 18%.

Las exportaciones de café de Colombia durante el presente año cafetero también registraron un crecimiento importante, aumentando 33%. En febrero, las ventas externas de café de Colombia crecieron 12% y se ubicaron en 659.000 sacos de 60 kilos, versus 590.000 sacos de café vendidos durante el segundo mes de 2010.

La producción de café durante el segundo mes del presente año fue de 764.000 sacos de 60 kilos, un 18% superior a los 648.000 sacos recogidos durante febrero del 2010. Por su parte, en los dos primeros meses del año, la cosecha de café alcanzó los 1,7 millones de sacos de 60 kilos un 44% más que los 1,2 millones producidos en igual periodo del 2010.

Desde la perspectiva del ciclo productivo de los cafetales colombianos, conocido como “año cafetero” (octubre-septiembre) los indicadores reflejan un cambio significativo frente al acumulado del año cafetero inmediatamente anterior.

Durante los cinco primeros meses del actual año cafetero (octubre 2010-febrero 2011) la cosecha de café creció 41%  ubicándose en 4,6 millones de sacos de 60 kilos de café, en comparación con los 3,3 millones sacos alcanzados en igual periodo del año anterior.

La recuperación de la cosecha cafetera en Colombia durante los últimos meses del 2010 y los primeros del 2011 es consecuencia de las favorables condiciones climáticas registradas en el primer trimestre del año anterior, época clave para la definición de las florescencias de la cosecha principal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?