| 3/5/2008 12:00:00 AM

Evalúan impacto económico por crisis

Colombia comenzó a evaluar el impacto en su economía luego de la crisis diplomática con Venezuela y Ecuador, países con los que comercializó casi US$9.000 millones.

El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, dijo que el análisis incluye un escenario "extremo," en el que se cierra el comercio con Venezuela por un año y no se puede ubicar la oferta de productos en otros mercados, lo que impactaría el Producto Interno Bruto (PIB) en 1,3 puntos porcentuales.

La crisis fue desatada por la muerte del líder guerrillero Raúl Reyes en un bombardeo de las Fuerzas Militares de Colombia en territorio ecuatoriano, lo que provocó la decisión de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, de expulsar a los embajadores de Bogotá en Caracas y Quito.

"El momento que tiene la economía colombiana es el mejor de los últimos 30 años y debe ser el punto de partida para entender que enfrentar dificultades cuando una economía está bien, obviamente tiene muchas más posibilidades de éxito," dijo Zuluaga a periodistas.

Hasta ahora, la crisis sólo ha acentuado la desvalorización de las acciones de las empresas colombianas, que marca casi un 16 por ciento en lo que va del 2008, y reducido el comercio en uno de los puntos fronterizos con Venezuela en un 60 por ciento.

Medidas de represalia comercial de Venezuela "podrían contribuir a ensanchar el déficit en cuenta corriente de Colombia y, eventualmente, moderar la fortaleza del peso," escribió Goldman Sachs en un análisis.

Venezuela comenzó a movilizar 10 batallones de tropas a su frontera de 2.219 kilómetros con Colombia.


Ficth Ratings informó el martes que es improbable que la turbulencia dañe la calificación de crédito para Colombia en el corto plazo, que se encuentra a muy poco de alcanzar el ansiado grado de inversión que, en teoría, daría a Colombia acceso fácil y barato al mercado internacional.

Escenarios alternativos

Para Goldman Sachs, un cierre comercial "lastimaría a Venezuela con más escasez y más inflación," debido a que su población depende en buena medida de la carne, el pollo y los huevos que le vende Colombia, ante el desabastecimiento en ese país.

El occidente venezolano empezó a beneficiarse en enero del gas que le vende Colombia, extraído del Mar Caribe.

Colombia también es el principal proveedor extranjero de energía a Ecuador, así como de alimentos, confecciones y productos petroquímicos.

El Gobierno colombiano ya había reducido la meta de crecimiento a un conservador 5 por ciento para el 2008, desde un 5,8 por ciento para el 2007, después de que incluyera el impacto de una reducción en la cuota de exportación de automóviles ensamblados en el país a Venezuela.

Una fuente familiarizada con los análisis realizados por el equipo económico del presidente Alvaro Uribe dijo a Reuters que un cierre comercial con Venezuela afectaría entre 80.000 y 100.000 empleos, lo que también impactaría la demanda interna, que impulsó la expansión del 2007, de un 7 por ciento.

"Hoy, los empresarios están mejor preparados para reubicar su producción en otros mercados, frente a la situación del 2002 y el 2003," dijo la fuente, quien pidió mantener su nombre en reserva, al referirse a la crisis de comienzos de la década, desatada tras el intento de golpe de estado a Chávez.

Zuluaga anunció en una reunión con empresarios que estos contarán con amplias líneas de crédito para atender las dificultades que pueda ocasionar un escenario "extremo."

Además, la Inversión Extranjera Directa sigue ingresando de manera abundante, alcanzando unos 2.000 millones de dólares en lo que va del año.

Pero en la reunión, a la que también asistió el gerente del Banco Central, José Darío Uribe, los empresarios expusieron preocupaciones que parecieron lucir más importantes que la tensa coyuntura diplomática, como la expectativa de mayores alzas en las tasas de interés y de un peso más fuerte.

"Hoy contamos con mejores instrumentos de política comercial para sustituir mercados," dijo el presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia (ANDI), Luis Carlos Villegas, al referirse a la anterior crisis generada en el intento de golpe de estado a Chávez en el 2002.

En esa época, los empresarios pudieron sustituir 1.000 millones de exportaciones a Venezuela en seis meses, según Villegas.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?