| 5/22/2012 3:00:00 PM

Eurodiputados están divididos sobre tratado con Colombia y Perú

Los eurodiputados españoles se han mostrado divididos sobre la oportunidad de ratificar el tratado de libre comercio (TLC) negociado entre la UE y Perú y Colombia, pues algunos grupos políticos consideran que no se cumple la cláusula de respeto a los derechos humanos.

Tanto el Partido Popular (PP) como los socialistas del PSOE y también los liberales del grupo ALDE han pedido la ratificación del acuerdo "pese a no ser perfecto", como han destacado varios eurodiputados y también el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht.

Por contra, los eurodiputados españoles de Los Verdes y la Alianza Verde Europea y de la izquierda unitaria del GUE han pedido no dar su visto bueno a un tratado comercial que todavía necesita la ratificación de la Eurocámara para entrar en vigor.

Ignacio Salafranca, del PP, ha pedido que se ponga el acento en el debate a cómo afectará el TLC "a las inversiones" en Colombia y Perú y ha señalado que los que critican la falta de derechos en esos Estados como argumento para no concluir un acuerdo "no dicen nada de la situación en países como Guatemala o Honduras", con los que la UE tiene tratados de la misma naturaleza.

Según el eurodiputado del PP, los que están en contra "adolecen de paternalismo", pues Colombia y Perú "son adultos y saben lo que quieren".

Por su parte, la nacionalista vasca del PNV (grupo ALDE) Izaskun Bilbao ha defendido la ratificación del texto con el argumento que "combatirá la pobreza y ayudará a aumentar la riqueza".

Bilbao ha alertado del "riesgo de victimización" de la población si no llega el acuerdo.

Crítico se ha mostrado, sin embargo, el eurodiputado de Izquierda Unida (GUE/NGL) Willy Meyer, quien ha apuntado que "Colombia es uno de los países más asimétricos del mundo" en cuestión de derechos fundamentales.

Más allá, la eurodiputada gallega del BNG Ana Miranda (grupo Verdes/ALE) ha dicho que no puede ratificarse un acuerdo que no cumple con condiciones como "el regreso de agricultores a sus tierras o que no garantiza la protección del pueblo indígena", entre otros.

El comisario De Gucth ha defendido que sendos países "han fomentado los derechos humanos" en los últimos tiempos y, a modo de ejemplo, ha citado la aceptación por Colombia de la normativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"Es indiscutible que la violencia contra sindicalistas en Colombia se está reduciendo y se han instaurado programas para proteger a las personas amenazadas", ha explicado el comisario.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?