Dinero.com Revista Dinero

César Pastrana, presidente del Independiente Santa Fe.

| 8/3/2012 6:00:00 AM

¿Estrella bursátil?

Independiente Santa Fe no solo volvió a ser campeón del torneo profesional. Ahora se prepara para salir a la Bolsa y conseguir plata.

Hace dos años, Independiente Santa Fe pasaba un amargo momento. Ana Margarita Durán, entonces jefe de la Unidad de Narcóticos de la Fiscalía, confirmó en junio de 2010 que los presuntos narcotraficantes Claudio Silva y Luis Caicedo habrían hecho aportes a Santa Fe a través de testaferros.

Eso llevó al equipo a perder el patrocinio de la marca Águila, de la cervecera Bavaria. Incluso, la multinacional Caterpillar objetó que Casa Caterpillar –que comercializa esa maquinaria en Colombia y es propiedad de César Pastrana, en ese momento recién nombrado presidente del Santa Fe– apoyara al equipo.

Solo la tradicional marca Croydon se la jugó y fue el patrocinador en la época de vacas flacas. Sin embargo, dos años después, la suerte ha cambiado. En lo deportivo, luego de 36 años de ausencia de éxitos, el equipo y su fiel afición volvieron a disfrutar de un título en el torneo profesional.

Y, en lo económico, llegaron nuevos patrocinadores, como el grupo Corbeta con sus marcas AKT y Kalley, Aguardiente Néctar, Assista y hasta un operador de la petrolera Pacific Rubiales. También las asistencias repuntaron: solo la final en Bogotá superó los $2.000 millones y, de 780 abonados, el equipo pasó a 8.000 y espera para el torneo que está empezando llegar a 15.000.

Las ventas de los derechos deportivos de jugadores como Carlos Valdez, Luis Manuel Seijas y Luis Mosquera, entre otros, también le ayudaron a revertir las cifras. Según el informe que entregó a la Superintendencia de Sociedades, a 31 de marzo de 2012 los ingresos superaron los $4.600 millones y tuvo una utilidad neta de cerca de $900 millones, como no se había dado en la historia reciente y que palían el déficit acumulado que trae, de más de $14.000 millones.

Hoy para Santa Fe 40% de sus ingresos corresponde a patrocinadores, cerca de ese mismo porcentaje para la taquilla –en el que se incluyen los derechos de televisión– y 20% por la venta de los derechos deportivos de los jugadores.

Pero, además, el buen momento económico llegó en una etapa de transformación empresarial del equipo. En febrero pasó de ser corporación deportiva a sociedad anónima, acaba de pagar las últimas acreencias de la Ley 550 a la que se acogió hace casi una década y se alista para un proceso de capitalización –a través de la Fiduciaria Alianza– que será el primer paso para democratizar el equipo y listar la acción en Bolsa, y que debe estar listo en unos 60 días.

Cambio extremo


En estos últimos dos años, según Pastrana, el equipo no ha vuelto a recibir ningún requerimiento por parte de la Fiscalía en la investigación sobre la participación de dinero de los presuntos narcotraficantes al Independiente Santa Fe. “Cuando se dio la denuncia de la Fiscalía, yo llevaba pocas semanas al frente del club y he ofrecido toda la colaboración.

Han pasado dos años y no nos han hecho ningún requerimiento. Tenemos las puertas abiertas para atender cualquier exigencia por parte de la Fiscalía”, señala el directivo. Sin embargo, en el ambiente flota la duda sobre quiénes están detrás de Santa Fe. Incluso más, cuando en la final en Bogotá contra el Deportivo Pasto, se vio a Eduardo Méndez, expresidente del club, y quien estuvo preso en Estados Unidos.

“Junto con Eduardo Méndez, en la final estuvieron invitados todos los expresidentes del club. Puede poner bien claro que él hoy no tiene nada que ver con la administración del Santa Fe. En el caso de los socios, de 2.991 que figuraron en la historia del Santa Fe, al convertirse en sociedad anónima quedaron 68, cuya información ha pasado por distintos entes de control, como Coldeportes, la Superintendencia de Sociedades y la Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero (UIAF)”, asegura Pastrana.

La Superintendencia de Sociedades ha venido solicitando información periódica de los clubes para seguir la pista de su comportamiento financiero. En la última solicitud, Santa Fe, al igual que Envigado, Magdalena y Expreso Rojo, entregó en forma extemporánea los resultados financieros del primer trimestre de este año. Dinero conoció que al interior del Gobierno se estudia la posibilidad de aplicarles multas a estos equipos por ese hecho. Además, se han adelantado visitas a varios equipos, entre ellos Santa Fe, revisando y confrontando los estados financieros.

Este es un negocio de pasiones y hoy las rojas están en su punto más alto. Santa Fe debe aprovechar el momento para acelerar la democratización de sus acciones o podría correr la misma suerte de Millonarios, que tras su éxito en la Copa Colombia anunció la salida a Bolsa, pero no se cristalizó y hoy ese proyecto, por cuenta de su presente deportivo, parece aplazado.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×