| 4/1/2011 10:10:00 AM

España trabajará para ayudar a los pequeños productores colombianos de café

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Patronato de la Fundación española Humanismo y Democracia firmaron en Madrid el convenio "Huellas de Paz", destinado al fortalecimiento económico, social y ambiental de las comunidades rurales afectadas por el conflicto armado.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) colabora también con este programa que, con una inversión de 7.367 millones de euros (unos US$10.500 millones), beneficiará a 4.308 familias de campesinos en los 22 municipios de los departamentos de Antioquia, Valle, Cauca y Nariño.

"El 95% de los productores de café en Colombia tienen fincas de menos de 5 hectáreas, y dentro de ellas el tamaño del cultivo de café es de 0,7 hectáreas", explicó a Efe Luis Genaro Muñoz Ortega, presidente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.

Según Muñoz Ortega, cada familia a la que se pretende ayudar tiene unos ingresos anuales por café de unos 2.000 dólares, "y si logramos sacar adelante este programa vamos a multiplicar por cinco esos ingresos. Eso es lo que lo hace sostenible".

"Lo que pretende el convenio es ayudarles a mejorar sus condiciones de vida y de permanencia en el campo, aumentando su productividad, mejorando su tejido social, potenciando el liderazgo y fortaleciendo las condiciones de paz en Colombia", dijo.

La alianza entre la cooperación española y la Federación Nacional de Cafeteros comenzó en 1999, "y desde entonces llevamos invertidos unos 27 millones de euros (unos 38 millones de dólares) en saneamiento básico, agua potable y liderazgo". "Ahora tenemos contenidos adicionales como el fortalecimiento de la democracia, del tejido social y de las instituciones, para que tengan mayores competencias para la administración pública y con ello transparencia, efectividad y buen gobierno", señaló Muñoz Ortega.

A la firma del convenio, que tuvo lugar en la embajada de Colombia en Madrid, asistió también el presidente de la Fundación Humanismo y Democracia, Rafael Rodríguez-Ponga.

En su intervención, destacó que en 14 años su organización ha movilizado recursos hacia ese país por 30 millones de euros (unos 42,5 millones de dólares), "de los que el 90 por ciento se ha canalizado a través de la Federación de Cafeteros".

"Siempre hemos creído y apostado por Colombia y por la búsqueda de la paz y el bienestar de su población, sean mestizos, afrodescendientes o indígenas. Contribuir al bienestar de los colombianos es fortalecer las relaciones de amistad y fraternidad entre ambos países", apuntó.

A esa relación se refirió también el embajador de Colombia en España, Orlando Sardi de Lima, quien recordó que el convenio "Huellas de paz" sigue la línea trazada por el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para lograr "más trabajo, más prosperidad y menos pobreza" para el país.

Por su parte, Guadalupe Rubio, subdirectora adjunta de cooperación multilateral de la Aecid, subrayó que la contribución a los procesos de paz de las poblaciones "es el mayor interés de la cooperación española".

"Huellas de paz" servirá, además, para fortalecer el medio ambiente colombiano, a través del desarrollo de programas destinados a la preservación y recuperación de las cuencas hídricas del río Cauca, entre otras iniciativas, según explicó la representante de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia en Europa, Adriana García.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?