| 7/2/1999 12:00:00 AM

Entre lo más granado

La revista especializada Institutional Investor destacó la labor que realiza el equipo de análisis económico de Santander Investment Colombia, dirigido por la economista Rue Swabey, quien en 1998 se anticipó al cambio de dirección del mercado de valores que ocurriría tras la elección de Andrés Pastrana. Entre las razones para resaltar sus trabajos se encuentran las apreciaciones anticipadas sobre una caída en la cotización de las acciones de Valores Bavaria y BanColombia, concepto emitido por Stephen Edkins, otro miembro del equipo. La selección de Institutional Investor reseña la labor desarrollada por los mejores 80 analistas.



Salvavidas de la Bolsa



Ni los comisionistas de bolsa se salvaron de quedar enredados con las liquidaciones del Banco del Pacífico y Corfipacífico. A Consorcio Bursátil, Arturo Uribe y Cía., y Sarmiento Lozano se les embolataron en esas entidades más de $3.180 millones correspondientes a sus fondos de valores. Pero la Bolsa de Valores de Bogotá respondió a quienes habían confiado sus recursos a esos fondos, con su Fondo de Garantías.



A Consorcio Bursátil le prestó $600 millones, de los cuales ya devolvió $250 millones. Arturo Uribe y Cía. recibió $1.180 millones, recursos que serán reembolsados en la medida en que se liquiden los activos de esta entidad, pues su nivel de patrimonio resultó insuficiente para mantenerse en el mercado. Sarmiento Lozano protegió los $1.400 millones de su fondo con recursos propios. En conjunto, los fondos de valores que manejan las firmas comisionistas de bolsa adscritas a la Bolsa de Bogotá alcanzan los $600.000 millones.



Fusión sin excusas



La Reforma Financiera acaba de superar el último escollo legal que le quedaba al proyecto de fusión de las 3 bolsas de valores del país. La norma, que permite la colocación de acciones de las bolsas de valores en el mercado de inversionistas, permite que las bolsas con menor capital se hagan socias sin necesidad de cumplir el tope mínimo establecido hasta ahora.



De acuerdo con la norma vigente, sólo las firmas comisionistas podrán ser accionistas de la bolsa con un porcentaje igual de participación y sin derecho a dividendos, lo que impedía el reparto de utilidades de los ejercicios anteriores. El año pasado, la Bolsa de Bogotá reportó utilidades por $1.200 millones, pero ni un solo peso fue entregado a los 32 socios-accionistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?