| 4/17/2007 12:00:00 AM

¿En el lugar equivocado?

La palabra coaching se ha puesto de moda para referirse a cualquier proceso personal de acompañamiento para buscar empleo. Sin embargo, no todo lo que se llama coaching lo es y algunas veces, lo que no se llama como tal sí lo es.

Uno de los aspectos más difíciles para un ejecutivo a la hora de buscar un nuevo empleo o de pasar de empleado a independiente es definir realmente qué quiere hacer, cómo y en qué puede invertir el dinero que le entregaron como liquidación.


Cuando un alguien pierde su empleo, quienes primero se resienten son esposa e hijos, no necesariamente por el aspecto económico, porque suele tener dinero como se explicó, sino porque quien trabajaba comienza a estar en la casa, sin saber qué hacer, pierde su rutina y no sabe cómo enfrentar este cambio.

Quien vive este proceso suele tratar de comenzar una nueva vida muy rápido sin darse el tiempo necesario para asimilar el cambio y vivir el proceso propio de un duelo, porque tal y como explica Juan Carlos Linares, de la consultora en Recursos Humanos, DBM, la pérdida de un empleo o el cambio después de muchos años es un duelo y la persona atraviesa etapas que van desde la negación, la rabia y el dolor, hasta la aceptación. Cuando esto último se produce, es posible entonces iniciar el cambio.

Ahora bien, este proceso es único en cada ser humano. Cada quien tiene su propio tiempo, su propia forma de vivir el cambio y su propio ritmo. Y como dice Linares, “las soluciones de cinco minutos no existen”.

Así, para acompañar verdaderamente este proceso existe el coaching para buscar empleo, con el cual expertos en recursos humanos, conocedores de las empresas y de los procesos del ser humano, acompañan a estos ejecutivos y ejecutivas para que el resultado final sea asertivo.

Una ejecutiva por ejemplo, después de trabajar durante muchos años en una empresa y darse cuenta que ya no la tenían en cuenta como antes, decidió reorganizar su vida y consideró, inicialmente, que debería cambiar radicalmente de actividad. Pero a medida que fue ahondando dentro de sí misma descubrió que sí le gustaba su trabajo, que estaba desmotivada en su empleo anterior y que estaba lista para ser independiente.

El coaching es en esencia conversar, es tener la posibilidad de encontrar un interlocutor válido para entender qué esta pasando consigo mismo y con el entorno en un momento determinado. Recurren a él desde ejecutivos que necesitan guías en su día a día, hasta personas que necesitan saber si de verdad pueden ser independientes o se desempeñan mejor como empleados.

Felipe Andrade, consultor independiente de recursos humanos, dueño de la firma Estrategia Humana, explica que él ha acompañado a ejecutivos que le han solicitado el servicio. No lo ofrece con la palabra coaching, pero tiene claro cómo es el proceso y cual debe ser el resultado final.

En otros casos, las grandes empresas contratan firmas consultoras en recursos humanos para que ayuden a sus empleados cuando hacen retiros masivos. Una de estas firmas es DBM, Drake Beam Morin, la cual recibe el pago por parte de la empresa y se encarga de ofrecerles a los empleados desde una oficina a dónde ir todos los días para comenzar a organizar su nueva vida, hasta el acompañamiento en el proceso y el poder compartir su situación con otras personas que están atravesando momentos difíciles.

Los riesgos
Por ser una conversación en donde la persona se muestra tal cual es y expone sus dudas e incertidumbres sin barreras, es fundamental que quien haga el coaching sea profesional y tenga claro que su trabajo no es hacer de siquiatra o de psicólogo, trazar este límite es fundamental para lograr el objetivo.

En el mundo existen entidades que expiden certificados de coaching para personas que se han entrenado en ello, sin embargo, en opinión de Andrade, no siempre quienes las obtienen son buenos en su trabajo. Pero sí es muy importante que a la hora de buscar ayuda, las personas busquen profesionales serios y calificados.

Jaime Trujillo García, de la firma consultora en recursos humanos y coaching, Jaime Trujillo Asesores, explica que su negocio, entre otros objetivos, busca crear en el mercado la conciencia sobre la necesidad de realizar el coaching con personas profesionales y responsables.

Explica que la certificación que expide la Federación Internacional de Coaching, de la cual es representante en el país, es producto de un proceso exigente en conocimientos, práctica y competencias de cada individuo. Y recomienda que las personas se entrenen con entidades serias y que quienes soliciten un buen “coach” verifiquen que sean responsables.

Otras personas, como Isabel Londoño, por ejemplo, ayuda desde hace poco a las personas a encontrar dentro de sí mismas las respuestas a lo que realmente anhelan hacer. Ella explica que a la hora de buscar empleo, a veces la gente no se atreve a desear, por miedo a fracasar.

Así, en varias sesiones de reuniones en grupo cuestiona a las personas hasta que encuentran las respuestas dentro de ellas mismas y entonces sí definen el plan de acción que van a seguir.

Buscar empleo entonces, puede ir mucho más allá de redactar una hoja de vida y presentar una buena entrevista. Sin lugar a dudas tiene que ver con saber realmente qué se quiere y cómo se puede lograr, y para encontrar estas respuestas existen personas profesionales que pueden ayudar. En últimas, las respuestas siempre están en el interior de cada cual.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?