| 1/4/2012 7:00:00 AM

En 2011 creció 16,3% la producción de crudo en Colombia

En promedio, se produjeron 913.000 barriles diarios durante todo el año, mientras que en 2010 la producción promedio diaria se ubicó en 785.000 barriles diarios, según cifras oficiales.

El 2011 se caracterizó por numerosas protestas de trabajadores y contratistas petroleros, en especial en los Llanos Orientales, que implicó en varias ocasiones la suspensión de las operaciones en los campos.

Esto impidió que se cumpliera la meta gubernamental de alcanzar el millón de barriles diarios antes de culminar el año, aunque las cifras siguen siendo bastante alentadoras en aras de convertir a Colombia en un país petrolero.

En diciembre la producción promedio se ubicó en 930.000 barriles diarios, debido a inconvenientes durante los primeros 20 días del mes relacionados con protestas, restricción en transporte de carga y el cierre temporal del Oleoducto Caño Limón - Coveñas. 

Sin embargo, en los últimos cuatro días del mes la extracción de crudo ascendió a 980.000 barriles por día, cada vez más cerca de la meta trazada.

Protesta tras protesta


La producción de crudo venía en ascenso durante todo 2010, pero rompió la tendencia en julio de 2011, cuando se presentaron las primeras protestas en Puerto Gaitán, que frenaron por dos días la producción en el campo más grande del país.

Esto hizo que en el séptimo mes del año la producción de crudo bajara a 926.000 barriles por día, cuando en mayo había ascendido a 939.000 barriles.

En septiembre también hubo manifestaciones, pero al paro en Campo Rubiales se sumó el cese de actividades de los empleados de Petrominerales en los municipios de Cabuyaro y Barranca de Upía, también en el Meta.

Es por eso que en ese mes bajó de nuevo la producción petrolera frente a agosto (de 950.000 barriles cayó a 891.000) y sólo se recuperó en noviembre, cuando promedió 965.000 barriles por día.

En adelante, el Gobierno Nacional confiaba en que la producción siguiera elevándose hasta llegar al millón de barriles diarios, pero no fue posible y en diciembre apenas logró superar los 930.000 barriles en promedio, cifra que no se veía desde julio.

Lo anterior se dio por varias razones: la primera tiene que ver con que ha sido muy difícil retomar la producción que traía el Campo Rubiales antes de suspender operaciones en septiembre.

Este yacimiento concentra el 25% de la producción nacional, por lo que cualquier interrupción de actividades afecta la cifra global. Según los expertos, cuando se suspende la extracción, técnicamente no es posible recuperarla de un día para otro.

Otro de los inconvenientes está relacionado con los constantes ataques guerrilleros a la infraestructura de transporte, a lo que se suma que el Oleoducto Caño Limón – Coveñas dejó de funcionar temporalmente por un derrumbe en Norte de Santander.

El invierno, que ha provocado inundaciones en algunos campos, así como la limitada capacidad de transporte, entre otros aspectos, también ayudaron a que no fuera posible alcanzar el tan esperado millón de barriles diarios.

El ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas Santamaría, ha expresado en varias ocasiones que el reto no es llegar a producir un millón de barriles, sino mantenerse en los próximos años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?