| 3/29/2011 7:40:00 AM

Empresarios y sindicato de sector bananero firman acuerdo laboral

Los empresarios bananeros colombianos y el sindicato del sector firmaron en Medellín una convención colectiva que cobijará a cerca de 18.000 empleados de 291 fincas de la región del Urabá (noroeste) y que contempla un alza salarial de 5,5 % para el primer año.

El asesor de comunicaciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro), Luis Guillermo Sánchez, señaló que es la primera vez que las partes llegan a un acuerdo en la etapa de arreglo directo.

Según lo acordado entre Sintrainagro y la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), que reúne a los productores de la región, los trabajadores recibirán un incremento salarial del 5,5 % para el primer año y un aumento de acuerdo con el índice de precios al consumidor (IPC) para el segundo.

Adicionalmente, los empleados recibirán dos primas por haber llegado a un arreglo directo, además de mejoras en los montos destinados a vivienda, salud y educación.

Para el presidente de Sintrainagro, Guillermo Rivera, el acuerdo, que tendrá una vigencia de dos años, es un "modelo de negociación para el país".

Mientras tanto, el presidente de Augura, Roberto Hoyos, señaló que quedó demostrado que el diálogo y la concertación son los caminos que llevan a acuerdos que benefician a la partes.

En 2009, las partes no llegaron a un acuerdo directo y el sindicato se fue por 13 días a paro, tras lo cual finalmente se logró la firma de un acuerdo.

Con la parálisis, el país dejó de exportar diariamente unas 350.000 cajas de bananos.

La zona es la primera productora de banano de exportación de Colombia, que lo destina mayoritariamente al mercado europeo y Estados Unidos.

El banano es el tercer renglón de exportaciones colombianas por detrás del café y las flores.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?